Farmanews.com

Notas de Prensa  

Inmunología. 21 de septiembre de 2016
Datos presentados en el asbmr que se acaba de celebrar en atlanta (eeuu)

Romosozumab reduce significativamente las nuevas fracturas vertebrales y las fracturas clínicas en mujeres con osteoporosis posmenopaúsicas, según los resultados del estudio FRAME

  • Estos datos del estudio FRAME han sido publicados en la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine (NEJM) al tiempo que han sido presentado en el congreso de la American Society for Bone Mineral Research (ASBMR), celebrado recientemente

 

  • Los resultados también demostraron que romosozumab aumentó la densidad ósea de la columna lumbar, la cadera y el cuello femoral de las mujeres tratadas, a los seis y a los 12 meses de terapia

 

  • Romosozumab es un fármaco monoclonal formador de hueso que está en investigación y aún no ha sido aprobado por ninguna autoridad reguladora para el tratamiento de la osteoporosis

La biofarmacéutica UCB y Amgen acaban de presentar los resultados del estudio FRAME, que demuestran que romosozumab reduce significativamente la incidencia de nuevas fracturas vertebrales en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis a lo largo de 12 y 24 meses, cumpliendo así las variables  co-principales del estudio. Este medicamento actúa a través de la unión e inhibición de la actividad de la proteína esclerostina y como resultado ejerce un doble efecto protector en el hueso: por un lado aumenta la formación ósea y por otro reduce su degradación.

 

Los resultados del estudio en fase III, el primero en evaluar la reducción del riesgo de fractura en el primer año de tratamiento, han sido publicados en la prestigiosa revista científica New England Journal of Medicine (NEJM). Asimismo, han sido presentados a la comunidad científica en una sesión oral en el congreso anual de la American Society for Bone Mineral Research (ASBMR), que se acaba de celebrar en Atlanta (Georgia, EE.UU.).

 

Solo una de cada cinco mujeres que han sufrido una fractura osteoporótica inician un tratamiento para la osteoporosis1, a pesar de que las pacientes que sufren una fractura por esta enfermedad tienen dos veces más probabilidades de sufrir otra fractura2, subraya la autora principal del estudio la doctora Felicia Cosman, directora médica del Centro de Investigación Clínica en el Helen Hayes Hospital y profesora de medicina en la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Columbia en Nueva York.

 

“Los resultados del estudio FRAME demuestran que romosozumab, con su doble efecto de aumento de la formación de hueso y reducción de la reabsorción ósea, puede reducir el riesgo de nuevas fracturas vertebrales y clínicas en el plazo de 12 meses, además de mostrar mejoras en la masa ósea. Los beneficios, incluso, se mantienen tras cambiar el tratamiento a denosumab, con lo que da respuesta a una necesidad de tratamiento crucial para pacientes con un mayor riesgo de fractura”, ha añadido la experta.

 

Por su parte la doctora Pascale Richetta, jefa del departamento óseo y vicepresidente ejecutivo de UCB ha señalado que: “Las fracturas por osteoporosis son frecuentes y tienen consecuencias de alcance para las afectadas y sus familias, así como para la sociedad en su conjunto. “Para reducir el creciente problema que supone en todo el mundo esta enfermedad crónica prevalente, es necesario dar pasos más decisivos ahora a fin de identificar, diagnosticar y tratar adecuadamente a los pacientes con osteoporosis y un mayor riesgo de fractura”.

 

“Tras casi 15 años de investigación con este anticuerpo antiesclerostina, nos complace constatar que se ven reforzados con los datos de este estudio en fase III. Romosozumab, con su doble efecto de formación de hueso y antirreabsorción ósea, puede desempeñar un papel concreto e importante en el tratamiento de mujeres con osteoporosis posmenopáusica y con un mayor riesgo de fractura”, declaró el doctor Sean E. Harper, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Amgen. “Estos resultados positivos del estudio FRAME son la base de nuestro Acuerdo de Licencia Biológica que presentamos, en julio, a la Food and Drug Administration (FDA). Esperamos trabajar con las autoridades reguladoras para poder poner a disposición de las pacientes esta opción de tratamiento”.

 

Reducción del riesgo de fracturas

 

El estudio FRAME (FRActure study in postmenopausal woMen with ostEoporosis), en el que han participado 7.180 mujeres, ha demostrado que las pacientes que recibieron aleatoriamente una dosis subcutánea mensual de 210mg de romosozumab experimentaron una reducción significativa del 73% en el riesgo relativo de sufrir una nueva fractura vertebral a lo largo de 12 meses en comparación con las que recibieron placebo (incidencia de fracturas del 0,5% frente al 1,8 %,respectivamente [p<0,001]).

 

Cabe destacar que los datos mostraron que a los seis meses de tratamiento se produjeron fracturas vertebrales en 14 pacientes tratadas con romosozumab y en 26 que recibieron placebo, y entre los seis y los 12 meses solo se produjeron fracturas en dos pacientes más de las tratadas con romosozumab en comparación con 33 pacientes más en el grupo de las que recibieron placebo.

 

Al cabo de un año, la disminución del riesgo de fractura en las pacientes que recibieron romosozumab persistió hasta el mes 24, después de que ambos grupos cambiaran al tratamiento con denosumab en el segundo año del estudio. Hubo también una disminución estadísticamente significativa del 75% en el riesgo de fractura vertebral al mes 24 (el otro criterio co-principal de valoración) en las pacientes que recibieron romosozumab seguido de denosumab versus placebo seguido de denosumab (incidencia de fracturas del 0,6% frente al 2,5%, respectivamente [p<0,001]). En el segundo año del estudio, se produjeron nuevas fracturas vertebrales en cinco pacientes que cambiaron de romosozumab a denosumab y en 25 pacientes que cambiaron de placebo a denosumab.

 

Si atendemos a las fracturas clínicas, que engloban todas las fracturas sintomáticas (fracturas no vertebrales y fracturas vertebrales dolorosas), las pacientes que recibieron romosozumab mostraron una reducción estadísticamente significativa del 36% en el riesgo relativo de sufrir una fractura clínica (un criterio secundario de valoración) a lo largo de 12 meses, en comparación con las que recibieron placebo (incidencia de fracturas del 1,6% frente al 2,5%, respectivamente [p=0,008]). Se observó una disminución del 33% en el riesgo relativo de sufrir fracturas clínicas a lo largo de 24 meses después de que las pacientes cambiaran de romosozumab a denosumab en comparación con las pacientes que cambiaron de placebo a denosumab (p nominal=0,002, p ajustada=0,096).

 

Romosozumab redujo en un 25% el riesgo relativo de fracturas no vertebrales hasta el mes 12 en comparación con el placebo (otro criterio secundario de valoración), pero la reducción del riesgo no era estadísticamente significativa (incidencia de fracturas del 1,6 % frente al 2,1 %, respectivamente, [p=0,096]. En cuanto al criterio de valoración de fracturas no vertebrales, la incidencia global de fracturas en el estudio fue inferior a la esperada (2,1% en el grupo de placebo en el año 1 frente a una tasa esperada del 3,5%).

 

Incremento de densidad ósea

 

En un subestudio de 126 pacientes, romosozumab incrementó la densidad mineral ósea con aumentos del 9,7% y el 4,7% con respecto al inicio a los seis meses en la columna lumbar y la cadera completa, respectivamente, y aumentos del 13,3% y del 6,8% a los 12 meses (todas las comparaciones con respecto al placebo, p<0,001). La densidad mineral ósea continuó aumentando en el grupo de romosozumab después de cambiar a denosumab, alcanzando un aumento del 17,6% y el 8,8% con respecto al inicio en la columna lumbar y la cadera completa, respectivamente, a los 24 meses (p<0,001 en comparación con el grupo que cambió de placebo a denosumab en todas las comparaciones).

 

El porcentaje de pacientes con acontecimientos adversos y acontecimientos graves en el período de 12 meses con doble ciego y el período del estudio de 24 meses estuvo equilibrado entre los grupos de tratamiento. Se notificaron reacciones en el punto de inyección, en su mayoría de intensidad leve, en el 5,2% de las pacientes del grupo de tratamiento con romosozumab y en el 2,9% de las pacientes del grupo de placebo, durante el período de 12 meses. Hubo dos acontecimientos validados positivamente de osteonecrosis mandibular en el grupo de tratamiento con romosozumab, uno después de completar la administración del fármaco y el otro después de completar el tratamiento con romosozumab y recibir la dosis inicial de denosumab. Hubo un acontecimiento validado positivamente de fractura femoral atípica después de tres meses de tratamiento con romosozumab. Los acontecimientos cardiovasculares graves validados y las muertes por causas cardiovasculares estaban equilibrados entre los grupos de tratamiento.

 

Sobre Romosozumab


Romosozumab es un fármaco monoclonal formador de hueso que aún está en investigación y no ha sido aprobado por ninguna autoridad reguladora para el tratamiento de la osteoporosis. Está diseñado para actuar mediante la inhibición de la actividad de la proteína esclerostina, y ejerce un doble efecto en el hueso: por un lado aumenta la formación de hueso y por otro reduce su degradación. Romosozumab está siendo estudiado por su potencial para reducir el riesgo de fracturas en un amplio programa global de fase III. Este programa incluye dos grandes ensayos de fracturas que comparan romosozumab con placebo o con un comparador activo en más de 10.000 mujeres posmenopáusicas con osteoporosis. Amgen y UCB están desarrollando conjuntamente este medicamentos.

 

Sobre el estudio FRAME

 

El FRAME es un estudio aleatorizado, internacional, multicéntrico, doble ciego, controlado con placebo y de grupos paralelos en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis, lo que se define como una densidad mineral ósea baja en la cadera completa o el cuello femoral. El estudio evaluaba la eficacia del tratamiento con romosozumab, en comparación con el placebo, para reducir el riesgo de nuevas fracturas vertebrales a lo largo de 12 meses. También evaluaba si el tratamiento con romosozumab durante 12 meses seguido del tratamiento con denosumab durante 12 meses, en comparación con placebo seguido de tratamiento con denosumab, era eficaz para reducir el riesgo de nuevas fracturas vertebrales a lo largo de 24 meses.

 

Además, se evaluó la reducción del riesgo de fracturas clínicas (un criterio de valoración compuesto que engloba todas las fracturas sintomáticas, tanto fracturas no vertebrales como fracturas vertebrales dolorosas, la reducción del riesgo de fracturas no vertebrales (fracturas que se producen fuera de la columna, excluyendo localizaciones que no se consideran osteoporóticas, fracturas por traumatismos graves o fracturas patológicas) y otros criterios de valoración a los 12 y los 24 meses.

 

7.180 pacientes han sido aleatorizadas en una proporción de 1:1 a recibir bien 210 mg de romosozumab por vía subcutánea (s.c.) una vez al mes (u.v.m.) o placebo s.c. u.v.m. durante el período del estudio doble ciego de 12 meses de duración. Después del período controlado con placebo, las pacientes entraron en una fase sin enmascaramiento en la que todas las pacientes recibieron 60 mg de denosumab s.c. cada seis meses (c.s.m.) durante 12 meses, mientras se mantenía el enmascaramiento del tratamiento inicial. En la actualidad está en curso un período de ampliación de 12 meses adicional de tratamiento sin enmascaramiento con denosumab s.c. cada seis meses.

 

Sobre la colaboración entre Amgen y UCB

 

Desde 2004, Amgen y UCB han estado trabajando de forma conjunta en virtud de un acuerdo de colaboración y licencia para investigar, desarrollar y comercializar productos de anticuerpos dirigidos contra la proteína esclerostina. Como parte de este acuerdo, las dos compañías continúan colaborando en el desarrollo de romosozumab para el tratamiento de la osteoporosis. Este proyecto de gen a fármaco pone de manifiesto la unión de fuerzas de Amgen y UCB para transformar descubrimientos genéticos en nuevos medicamentos, haciendo realidad la ciencia conceptual.

 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.