Farmanews.com

Notas de Prensa  

Reumatología. 16 de junio de 2017
Congreso europeo anual de reumatología (eular) 2017

Nuevos tratamientos efectivos para pacientes con artritis psoriásica

Prometedores datos para dos nuevas clases de fármacos

Madrid, España, 16 de junio de 2017: Los resultados de dos estudios presentados hoy en la conferencia de prensa del Congreso Europeo Anual de Reumatología (EULAR) 2017 revelan prometedores datos para dos nuevas clases de fármacos en el tratamiento de la artritis psoriásica (AP).[i],[ii]

 

Se necesitan nuevos agentes que actúen sobre los distintos aspectos inflamatorios de la AP para el tratamiento de los pacientes que padecen AP y que viven con esta enfermedad inmunomediada crónica, que se caracteriza por síntomas tanto en las articulaciones como en la piel.[iii],[iv] 

 

En el primer estudio, en los pacientes con AP activa a los que no se había prescrito anteriormente un tratamiento anti-TNF, tofacitinib (un inhibidor de la quinasa Janus oral que se está investigando para el tratamiento de la AP), arrojó mejores resultados que el placebo en la respuesta ACR20[1] y el cambio desde el punto de partida en la puntuación HAQ-DI[2] a los tres meses. Tofacitinib demostró ser mejor que el placebo ya en la semana 2, un resultado que se mantuvo durante 12 meses. No se identificaron nuevos riesgos de seguridad frente a otros estudios en otras indicaciones.1

 

En el segundo estudio, en los pacientes con AP activa y un 3% o más de su superficie corporal afectada por la psoriasis en placas pese al tratamiento actual o anterior con terapias estándar, incluidos los tratamientos anti-TNF, guselkumab demostró una mejora significativa de los síntomas articulares, la función física, psoriasis, entesitis[3], dactilitis[4] y calidad de vida. Guselkumab, un anticuerpo monoclonal humano anti-IL-23, en este estudio de Fase 2 para el tratamiento de la AP, fue bien tolerado, sin problemas de seguridad imprevistos en esta población de pacientes. 2 Guselkumab está siendo estudiado en un programa de desarrollo en Fase 3 para la artritis psoriásica.

 

Los resultados de tofacitinib en Fase 3 son positivos para el tratamiento de la AP

En el mes 3, tofacitinib 5 y 10 mg, administrado dos veces al día, arrojó una mejora considerable frente al placebo, según la respuesta en ACR20 (p?0,05 y p<0,0001, respectivamente) y un cambio desde el punto de partida en la puntuación HAQ-DI (p?0,05 y p<0,001).

 

“Pese a las diferencias que surgen en la patofisiología de la AP y la artritis reumatoide, tofacitinib, que actúa en muchas citoquinas diferentes, demuestra ser eficaz para el tratamiento de ambas enfermedades”, comenta el autor principal, el profesor Philip J. Mease de Swedish-Providence St. Joseph Health Systems y la University of Washington School of Medicine, Seattle, Estados Unidos. “Como tofacitinib se presenta en comprimidos y no en inyectables, cuando obtenga la autorización reglamentaria, será probablemente muy bien acogido por pacientes y médicos”, añade.

 

Tofacitinib 5 y 10 mg, administrado dos veces al día, tuvo un efecto superior al placebo en las respuestas de ACR20 en la semana 2 (p<0,001 y p<0,0001, respectivamente) con respuestas que se mantuvieron durante 12 meses. Esta mayor eficacia también se apreció en adalimumab frente a placebo.

 

Más del 91% de los pacientes no tuvieron progresión radiográfica a los 12 meses. Las conclusiones en materia de seguridad fueron similares entre los grupos de tratamientos a los 12 meses. Los efectos secundarios más frecuentes fueron infección respiratoria alta (7,5–10,6%), nasofaringitis (7,5–11,5%) y cefalea (3,8–10,6%).

 

Los pacientes elegibles para este ensayo aleatorizado, controlado por placebo y activo de Fase 3 durante 12 meses habían recibido un diagnóstico de AP 6 meses antes, como mínimo, cumplían los criterios CASPAR[5], tenían artritis activa (al menos 3 articulaciones sensibles/doloridas y 3 articulaciones inflamadas) y psoriasis activa en placas en el momento de la preselección, una respuesta inadecuada a al menos 1  csDMARD[6] y no habían recibido tratamiento con inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNFi).

 

Un total de 422 pacientes fueron designados al azar 2:2:2:1:1 al tratamiento con tofacitinib 5 o 10 mg dos veces diarias, adalimumab 40 mg por inyección subcutánea cada 2 semanas o placebo (pasando a tofacitinib 5 o 10 mg dos veces diarias a los 3 meses). Se requirió el tratamiento estable con 1 csDMARD. El 96,9% de los pacientes eran blancos y el 53,3%, mujeres; la edad media fue de 47,9 años. El 96,2% y el 88,4% de los pacientes completaron el tratamiento en 3 y 12 meses, respectivamente.

 

Guselkumab mejoró los síntomas de la AP, la función física y la calidad de vida

En este estudio de Fase 2a, bastantes más pacientes tratados con guselkumab alcanzaron respuestas ACR de 20/50/70[7] y respuestas en el Psoriasis Area Severity Index[8] (PASI) de 75/90/100 en la semana 24. Casi el 40% de los pacientes del grupo activo, frente al 6,3% del grupo con placebo, alcanzaron una puntuación de 100 en el PASI (piel totalmente limpia) en la semana 24.

 

“Guselkumab, de acción anti-IL-23, parece ser un prometedor nuevo tratamiento de la AP”, ha afirmado el autor principal, el profesor Atul Deodhar de la Oregon Health & Science University, Portland, Estados Unidos. “Aunque los tratamientos anti-TNF han revolucionado el manejo de la artritis psoriásica, se necesitan terapias de última generación para el tratamiento de esta enfermedad”, añadió.

 

Apenas transcurridas 4 semanas del tratamiento, el 21% del grupo con guselkumab registró un efecto positivo del tratamiento en la respuesta de ACR20, frente a cero en el grupo con placebo (p<0,001). La respuesta ACR del grupo activo se incrementó con el tiempo: un 58% de los participantes alcanzaron una mejora del 20% de los síntomas en la semana 24, frente al 18,4% de aquellos con placebo (p<0,001). El 14% de los pacientes con guselkumab alcanzaron un ACR70, frente al 2% con placebo, en la semana 24 (p=0,023).

 

La entesitis se resolvió en un 29,0% de los pacientes con entesitis de partida en el grupo con placebo en la semana 24, frente al 56,6% con guselkumab (p=0,012). El porcentaje de resolución desde el inicio hasta la semana 24 para la dactilitis (en pacientes con dactilitis de partida) fue del 17,4% en los pacientes con placebo, frente al 55,2% con guselkumab (p<0,001). Además, el porcentaje de pacientes que registró un actividad mínima de la enfermedad en la semana 24 fue del 2% con placebo frente al 23% en el grupo con guselkumab (p=0,001).

Los pacientes del grupo activo también parecieron obtener beneficios en cuanto a la salud mental, con puntuaciones bastante más altas en el resumen del componente mental SF-36[9] (p=0,002), además de puntuaciones notablemente más altas en el componente físico (p<0,001).

 

Guselkumab se toleró bien; a lo largo de la semana 24, la proporción de pacientes con al menos 1 efecto secundario fue similar entre ambos grupos (36,0% con guselkumab frente a 32,7% con placebo). Las infecciones fueron los efectos secundarios más comunes (17,0% con guselkumab frente a 20,4% con placebo). Los investigadores no reportaron ninguna infección grave, cáncer o fallecimiento durante las 24 semanas del estudio.

 

Este estudio multicéntrico controlado con placebo aleatorio, doble ciego de Fase 2a incluyó a 149 pacientes con AP activa. Los pacientes tenían placas de psoriasis que cubrían un tres por ciento o más de su superficie física, pese al tratamiento estándar, que, en algunos pacientes, incluía agentes anti-TNF. En una relación de 2:1, los pacientes recibieron 100 mg de guselkumab subcutáneo o placebo al comienzo y a la semana cuatro; luego, cada ocho semanas hasta la semana 44.

 

Los pacientes de ambos grupos que registraron una mejora inferior al 5% desde el inicio en los recuentos de articulaciones inflamadas y sensibles en la semana 16 podían optar a abandonar el estudio de forma anticipada y cambiar a la terapia abierta con ustekinumab. Los demás pacientes con placebo pasaron al grupo con guselkumab en la semana 24.

 

La demografía de partida y los valores del componente ACR fueron, por norma general, similares entre los dos grupos. Cuatro (8,2%) de los pacientes del grupo con placebo y 9 (9,0%) de los pacientes del grupo con guselkumab habían estado expuestos previamente a un agente anti-TNF.

 

Información sobre la psoriasis artrítica

La psoriasis artrítica, un tipo de artritis inflamatoria asociada a la psoriasis, provoca dolor e inflamación de las articulaciones y ocasiona daños articulares y discapacidad a largo plazo. La psoriasis se da en un 1-3% de la población;[v] la prevalencia estimada de la AP entre los pacientes con psoriasis varía mucho del 6–42%, debido a la heterogeneidad de los métodos de estudio y a la falta de criterios de diagnóstico o clasificación ampliamente aceptados.[vi] Debido a su doble efecto en la piel y las articulaciones, los pacientes con AP padecen un mayor deterioro y, en consecuencia, una menor calidad de vida frente a los pacientes que únicamente tienen psoriasis. 6

 

Número de abstract: OP0216 y OP0218

 

 

Acerca de las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas

Las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas (ERM) son un grupo diverso de enfermedades que suelen afectar a las articulaciones, pero también a los músculos, a otros tejidos y a los órganos internos. Existen más de 200 ERM distintas que afectan tanto a niños como a adultos. Suelen estar causadas por problemas del sistema inmunológico, inflamación, infecciones o deterioro gradual de las articulaciones, músculos y huesos. Muchas de las enfermedades son crónicas y se agravan con el paso del tiempo. Suelen provocar dolor y limitan la función física y psicológica. En los casos graves, las ERM pueden ocasionar una discapacidad severa, lo cual tiene una repercusión importante en la calidad y la esperanza de vida.

 

Acerca de la campaña "Don't Delay, Connect Today!"

"Don’t Delay, Connect Today!" es una iniciativa de EULAR que suma las voces de sus tres pilares: organizaciones de pacientes (PARE), sociedades científicas y asociaciones de profesionales sanitarios —además de su red internacional— con el objetivo de poner de relevancia el diagnóstico precoz y el acceso al tratamiento. Solo en Europa, más de 120 millones de personas viven con algún tipo de enfermedad reumática (ERM), en muchos casos no diagnosticada. La campaña "Don’t Delay, Connect Today" pretende incidir en que el diagnóstico precoz de las ERM y el acceso al tratamiento pueden impedir mayores daños y también reducir la carga en la vida del paciente y en la sociedad en su conjunto.

 

Acerca de EULAR

La Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR) es una organización marco que representa a sociedades científicas, asociaciones de profesionales sanitarios y organizaciones de pacientes con enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas en Europa. EULAR aspira a reducir la carga de las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas sobre las personas y la sociedad y a mejorar el tratamiento, la prevención y la rehabilitación de las enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas. Con este propósito, EULAR fomenta la excelencia en la educación y la investigación en el campo de la reumatología. Aboga por que los avances en investigación se trasladen al cuidado diario y al esfuerzo para el reconocimiento de las necesidades de las personas con enfermedades musculoesqueléticas por parte de los órganos rectores en Europa a través de las iniciativas de promoción.

 

Si desea más información sobre las iniciativas de EULAR, visite: www.eular.org

 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.