Farmanews.com

Notas de Prensa  

Reumatología. 17 de diciembre de 2008

Inhibición de la IL-6: una nueva diana terapéutica en el tratamiento de la Artritis Reumatoide

- La interleuquina-6 (IL-6) es una citoquina multifuncional que está implicada en el inicio y en el mantenimiento de la respuesta inmune e inflamatoria del organismo
- Entre el 30 y el 40% de los pacientes con AR no responde adecuadamente a las terapias disponibles, lo que hace necesaria la incorporación de nuevas dianas terapéuticas capaces de incrementar las tasas de remisión y mejorar la calidad de vida del paciente.
- La anemia, el incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis son algunos de los efectos extra-articulares de los altos niveles de IL-6 que presentan los enfermos de AR
- Tocilizumab se ha convertido en el primero de un nuevo tipo de fármacos que, supone una nueva opción de tratamiento para los pacientes.
Tocilizumab es el primer anticuerpo monoclonal que bloquea la acción de esta citoquina

Madrid, 16 de diciembre de 2008.- La inhibición de la interleuquina-6 (IL-6) es una nueva diana terapéutica que ha demostrado mejorar significativamente los signos y síntomas de la enfermedad e incrementar las tasas de remisión en un amplio perfil de pacientes.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, sistémica y progresiva caracterizada por la inflamación de la sinovial, la membrana que recubre las articulaciones. Esta inflamación produce dolor, rigidez e hinchazón y deriva en una destrucción irreversible de la articulación que conduce al paciente a una incapacidad progresiva.

La inflamación crónica que produce la enfermedad puede afectar a otros sistemas orgánicos así como incrementar el riesgo de sufrir anemia, osteoporosis o enfermedades cardiovasculares.

Según apunta el doctor José María Álvaro-Gracia, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de la Princesa, en Madrid, ?aunque en los últimos 10 años se ha avanzado mucho, aún entre el 30 y el 40 por ciento de los pacientes con AR -que actualmente ascienden a 200.000 en nuestro país- no alcanza un adecuado control de la enfermedad con las terapias actualmente disponibles?. Esto hace necesario que se incorporen nuevas opciones terapéuticas.

La interleuquina 6 (IL-6) es una de las varias citoquinas (proteínas) que actúan como mensajeras bioquímicas entre las células e intervienen en el mantenimiento de una buena salud. La IL-6 desempeña un papel clave en la regulación de la inflamación aguda y crónica. Sin embargo, la sobreproducción de IL-6 e IL-6R desencadena una respuesta autoinmune y deriva en una inflamación articular y de otras partes del cuerpo.

?En comparación con las personas sanas, los niveles de IL-6 en pacientes con AR se encuentran elevados. Esta elevación se correlaciona con daño articular irreversible además de contribuir a manifestaciones sistémicas de la AR como la fatiga o la anemia?, explica el doctor Alvaro-Gracia.

Efectos más allá de las articulaciones
Se ha demostrado que el aumento de la IL-6 no sólo es responsable de la destrucción articular, sino que su ámbito de actuación va mucho más allá, afectando también a distintas partes del organismo. ?El 30 por ciento de los pacientes con AR sufren también anemia, ya que los niveles excesivos de esta citoquina disminuyen la absorción dietética del hierro así como su correcta utilización?, apunta el Doctor Ricardo Blanco, adjunto del Servicio de Reumatología del Hospital Marqués de Valdecilla, en Santander. Por lo tanto, se produce anemia y aumenta la sensación de cansancio.

Por otro lado, se incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares debido al proceso inflamatorio sistémico, como la estimulación de la proteína c-reactiva (PCR) por parte de la IL-6, que también se encarga de favorecer la activación de osteoclastos, lo que está directamente relacionado con la osteoporosis.

Índices de remisión en amplios perfiles de pacientes
?La inhibición de la actividad de la IL-6 es, por tanto, un enfoque útil para mejorar los signos y síntomas de la AR e incrementar las tasas de remisión?. Así lo explica el doctor Blanco. Actualmente tocilizumab es el único anticuerpo monoclonal humanizado que inhibe la acción de esta citoquina multifuncional implicada en el inicio y mantenimiento de la respuesta inmune e inflamatoria. El mecanismo de acción de tocilizumab interfiere las vías de señalización de la IL-6 dirigiéndose de forma selectiva a los receptores de la IL-6 solubles y a los receptores ligados a la membrana.

Mediante esta inhibición, se reduce la acción de esta sustancia en la inflamación y se minimiza la progresión de la AR en las articulaciones y en todo el organismo.

El doctor Ricardo Blanco es el segundo mayor reclutador a nivel mundial de pacientes del estudio LITHE, el quinto de los cinco estudios que componen el mayor programa de ensayos en fase III sobre AR y en el que han participado más de 4.000 pacientes.

?Con tocilizumab hemos conseguido tasas de remisión de un 30 por ciento en perfiles de pacientes variados?, insiste el doctor Blanco. ?Además, un elevado número de pacientes ha conseguido una inhibición significativa del daño estructural tras un año de terapia, Este hecho es de gran importancia en el tratamiento de la AR, dado que el daño articular que causa esta dolencia conduce a la discapacidad de forma progresiva.

El arsenal terapéutico actual para la AR consta de antiinflamatorios no esteroideos (AINES), fármacos modificadores de la enfermedad (FARMES) entre los que destaca el metrotexato, y medicamentos biológicos como los anti-TNF. A pesar de esta amplitud de opciones y de los avances que se van produciendo en los últimos 10 años, todavía existe un elevado porcentaje de pacientes, entre el 30 y el 40%, que no consiguen un adecuado control de su enfermedad.


Por ello, tocilizumab se convierte en una nueva opción terapéutica para los pacientes con AR moderada a severa.


Tocilizumab
Tocilizumab es el resultado de una investigación realizada en colaboración con Chugai.. Es el primer anticuerpo monoclonal humanizado que bloquea los receptores de la interleuquina 6 (IL-6) que ha demostrado un alto porcentaje de remisión (llegando al 30%) en distintos perfiles de pacientes.

La eficacia y seguridad de tocilizumab se ha demostrado en 5 estudios clínicos en los que han participado más de 4.000 pacientes de 41 países. Se trata del mayor programa clínico en Fase III registrado para Artritis Reumatoide. En los cinco estudios se han alcanzado los criterios definidos para las variables principales de eficacia.

En Japón, tocilizumab fue lanzado por Chugai en junio de 2005 para el tratamiento de la enfermedad de Castleman. En abril de 2008 se aprobaron también en Japón nuevas indicaciones: artritis reumatoide, artritis idiopática juvenil de evolución poliarticular y la artritis idiopática juvenil de comienzo sistémico.

En Europa el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Unión Europea acaba de admitir una opinión positiva del tratamiento de tocilizumab en combinación con MTX, en fracaso a anti-tnf y en monoterapia en pacientes intolerantes a MTX.

Tocilizumab presenta un perfil de seguridad comparable al observado en otros tratamientos biológicos. Este perfil de seguridad está bien caracterizado y es manejable en la práctica clínica habitual.

Roche y la Artritis Reumatoide
En los próximos años que uno de los motores del crecimiento de Roche será su amplio portfolio de productos contra enfermedades autoinmunes, siendo la primera de ellas la artritis reumatoide. Tras el lanzamiento de MabThera (rituximab), Roche tiene en desarrollo una serie de proyectos de elevado potencial. MabThera es la primera y única terapia selectiva en AR dirigida a los linfocitos B. Este fármaco constituye una aproximación terapéutica radicalmente diferente al tener como diana de su mecanismo de acción las células (linfocitos) B, las cuales desempeñan una función clave en la patogénesis de la AR.

Tocilizumab, segundo fármaco de Roche, es un anticuerpo monoclonal humanizado que bloquea los receptores de la interleuquina 6 (IL-6) e inhibe así la actividad de esta proteína que desempeña un papel importante en los procesos inflamatorios de la AR. Entre otros proyectos que conforman una amplia cartera de productos, se encuentran varias moléculas en estudios clínicos de fase I, II y III. En particular, ocrelizumab, un anticuerpo monoclonal anti-CD20 humanizado para el tratamiento de la AR, que se encuentra en fase III.

Roche
Roche, cuya sede central se halla en Basilea (Suiza), es una compañía internacional líder del sector de la salud en las áreas farmacéutica y diagnóstica, que prioriza la investigación. Como mayor compañía biotecnológica del mundo y empresa innovadora de productos y servicios para la detección precoz, la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, el Grupo Roche contribuye a mejorar la salud y la calidad de vida de las personas. Roche es el principal proveedor mundial en diagnóstico in vitro y en medicamentos contra el cáncer y para los trasplantes, un líder del mercado en virología y una compañía activa también en otras áreas terapéuticas importantes como son las enfermedades autoinmunes, inflamatorias, metabólicas y del sistema nervioso central. En 2007, las ventas de la División Farma ascendieron a 36.800 millones de francos, y las de la División Diagnostics, a 9.300 millones. Roche, que mantiene con numerosos socios acuerdos de cooperación y alianzas estratégicas, entre las que se cuentan las participaciones mayoritarias en Genentech y Chugai, invirtió en 2007 más de 8.000 millones de francos en I+D. Roche tiene 80.000 empleados, en cifras redondas. Más información en www.roche.com.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.