Farmanews.com

Notas de Prensa  

Oncología. 16 de febrero de 2009

La sobrecarga de hierro y la dependencia transfusional condicionan la supervivencia de los pacientes con síndromes mielodisplásicos

Ésta es una de las principales conclusiones del estudio español SURVIRON que ha demostrado, por primera vez, que cuando el paciente con Síndrome mielodisplásico desarrolla una sobrecarga de hierro tiene un mayor riesgo de muerte y de evolución a leucemia mieloide aguda.

El Estudio, en el que se han incluido 2.994 pacientes, es el más amplio realizado en pacientes con Síndrome Mielodisplásico (SMD) primario.

Más del 90% de los pacientes con SMD requiere transfusiones sanguíneas. Dichas transfusiones originan sobrecarga de hierro, la cual de no ser tratada puede provocar fibrosis, cirrosis hepática, diabetes o miocardiopatía, complicaciones que empeoran enormemente la calidad de vida y que pueden conllevar incluso la muerte.

La sobrecarga de hierro y la dependencia transfusional condicionan la supervivencia de los pacientes con síndromes mielodisplásicos primarios. Así lo han puesto de manifiesto los datos del Estudio español SURVIRON. ?Sin duda, el hierro es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los pacientes con síndromes mielodisplásicos, cuyo tratamiento requiere transfusiones de sangre con frecuencia, y en las que es importante tratar la sobrecarga de hierro como un posible riesgo asociado, ya que si el hierro no se elimina del organismo se acumula en diferentes tejidos como el hígado, produciendo fibrosis y cirrosis hepática, el páncreas, causando diabetes, o el corazón, dando lugar a miocardiopatías. Por tanto, se pone en riesgo la vida del paciente?, explica el doctor Guillermo Sanz, Jefe de Sección de Hematología Clínica del Servicio de Hematología del Hospital La Fe de Valencia y principal investigador del estudio.
En los últimos años, el avance en el conocimiento de los síndromes mielodisplásicos ha repercutido en la mejora de los tratamientos frente a los mismos y está abriendo, en la actualidad, nuevos horizontes en su manejo. Por ello, y para analizar los últimos progresos terapéuticos y resultados presentados durante el 50th Congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH) celebrado en San Francisco, hematólogos de toda España se dieron cita la semana pasada vía videoconferencia desde Barcelona, Bilbao, Las Palmas, Madrid, Málaga, Santiago de Compostela, Sevilla, Valencia y Zaragoza en la Reunión ?Síndromes Mielodisplásicos y Hemoglobinopatías ASH?, coordinada por la doctora Ana Villegas y el doctor Guillermo Sanz y organizada por Novartis. ?Durante la misma?, según explica la doctora Villegas, Jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico San Carlos, ?hemos abordado y hemos hecho una puesta al día de los principales trabajos sobre síndromes mielodisplásicos, eritropatología y quelación presentados en San Francisco, así como analizado los resultados del estudio SURVIRON?.
El Estudio se ha realizado con el objetivo de comprobar si la aparición tanto de dependencia transfusional como de sobrecarga de hierro tienen un efecto pronóstico independiente frente a otras variables en la supervivencia de los pacientes con síndromes mielodisplásicos, así como en su evolución hacia la leucemia mieloide aguda. En este trabajo, el más amplio realizado en pacientes con síndromes mielodisplásicos primarios, han participado 2.994 españoles con una mediana de edad de 74 años.
La mediana de supervivencia de los pacientes dependientes de transfusión en el diagnóstico, así como de los pacientes dependientes de transfusión durante la evolución de la enfermedad y los no dependientes de transfusión fue de 19, 60 y 96 meses respectivamente, tanto según el Índice Pronóstico Internacional (IPSS) como el Índice Pronóstico Mundial (WPSS). ?Esta diferencia en supervivencia demuestra, por tanto, la relación de la dependencia transfusional y la sobrecarga de hierro. En consecuencia, se pone de manifiesto la necesidad no sólo de tratar esa sobrecarga, sino de establecer un nuevo Índice Pronóstico que incluya también la aparición de dependencia transfusional y de sobrecarga de hierro como parámetros a la hora de ajustar mejor el tratamiento de los pacientes con síndrome mielodisplásico en función de su riesgo de evolución a leucemia y de supervivencia?, añade el doctor Sanz. A día de hoy, el Índice Pronóstico Internacional (IPSS) sólo incluye la presencia de determinadas anomalías genéticas, la cantidad de blastos en la médula ósea y el número y gravedad de la reducción de células sanguíneas que se produce como consecuencia de la enfermedad.
En este sentido, otros estudios han mostrado que las consecuencias clínicas de la sobrecarga de hierro en adultos con dependencia transfusional regular pueden aparecer antes de los 4 años. Además, en cuanto a los beneficios de tratar este problema, el Estudio Rose, cuyos resultados se presentaron como comunicación oral en el ASH 2007, ha puesto de manifiesto que la supervivencia de los pacientes con Síndromes Mielodisplásicos que reciben tratamiento quelante para evitar la sobrecarga férrica es mayor que la de aquellos que no lo reciben.


Pautas para el control de la sobrecarga férrica
Los Síndromes Mielodisplásicos son un grupo de enfermedades que se caracterizan por la incapacidad de la médula ósea de producir células sanas debido a predisposiciones genéticas, quimioterapia previa, radiación, exposición a sustancias químicas tóxicas o infecciones víricas. ?Se trata de estadíos preleucémicos motivados por una formación defectuosa de los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, así como de las plaquetas?, explica el
doctor Sanz. En palabras de la doctora Ana Villegas, ?la anemia, junto a su principal manifestación, el cansancio, es el síntoma más frecuente, de forma que en el 80% de los casos se presenta esta circunstancia en el momento del diagnóstico. También en la evolución de la enfermedad pueden aparecer hemorragias o infecciones?.
Mediante el tratamiento quelante, un agente se une al hierro del organismo y de los tejidos y
ayuda a eliminarlo a través de la orina y/o de las heces. ?En este sentido?, comenta el doctor
Sanz, ?la duración del tratamiento quelante está en función de los requerimientos transfusionales, de la gravedad de la sobrecarga y de la eficacia del quelante, aunque en general esta terapia tiene que ser a largo plazo?.
Aunque hay pacientes con síndrome mielodisplásico que antes de iniciar las transfusiones ya
presentan unos depósitos altos de hierro debido a anomalías genéticas u otras causas, es tras
20 transfusiones cuando es evidente una concentración alta de hierro. ?Por ello, es necesario
controlar periódicamente en estos pacientes el nivel de sobrecarga férrica. Lo habitual es realizar cada tres meses un análisis en el que se determina la concentración de ferritina sérica
en el organismo, un marcador que aumenta o disminuye de manera similar al almacenamiento de hierro. Así, en pacientes con SMD que reciben transfusiones, si la concentración de ferritina sérica es superior a 1.000 ng/ml y su expectativa de vida no está muy limitada, se debe administrar un tratamiento quelante?, indica la doctora Villegas.
No obstante, existe un procedimiento más preciso para la cuantificación del hierro que consiste en la realización de una biopsia del hígado. Sin embargo, este método esta siendo sustituido por otro que cada vez está adquiriendo más importancia y es la valoración del contenido de hierro en el hígado mediante una resonancia magnética. ?El contenido de hierro en el hígado es la prueba que aporta una medición más directa del contenido de hierro en el organismo. En un futuro su cuantificación mediante resonancia magnética será una prueba cada vez más importante y será concomitante con la medición de la ferritina?, añade este experto.


Nuevas opciones terapéuticas
El objetivo del tratamiento quelante no es ?eliminar? la sobrecarga de hierro, sino mantener
unos niveles que no sean dañinos a nivel visceral. Hasta ahora, el tratamiento quelante
estándar requería infusiones cada noche que se administran mediante una aguja y una
bomba de infusión, y que con frecuencia duran 8-12 horas durante 5-7 noches a la semana
mientras el paciente siga recibiendo transfusiones sanguíneas o tenga un exceso de hierro en
el organismo. ?Sin embargo, a pesar de su eficacia, la incomodidad de su administración
provoca el incumplimiento del tratamiento de muchos pacientes?, afirma la doctora
Villegas.
?En la actualidad?, continúa, ?ya disponemos de un tratamiento quelante, deferasirox,
eficaz, con un perfil de seguridad muy aceptable y de administración por vía oral y una sola
vez al día. Estas características convierten a este último fármaco en el ideal para uso crónico
en pacientes con síndromes mielodisplásicos?, señala. ?Los profesionales que tratamos a
pacientes con síndromes mielodisplásicos creemos que el tratamiento quelante de la
sobrecarga de hierro con deferasirox supondrá un importante beneficio para estos pacientes,
prolongando su supervivencia y mejorando su calidad de vida?, concluye esta experta.
Este comunicado contiene ciertas informaciones anticipadas sobre el futuro, concernientes
al negocio de la Compañía. Hay factores que podrían modificar los resultados actuales.


Acerca de Novartis
Novartis AG proporciona soluciones para el cuidado de la salud con vistas a responder lo
mejor posible a las cambiantes necesidades de pacientes y empresas. Centrándose en
exclusiva en el área de crecimiento de los productos para el cuidado de la salud, Novartis
cuenta con una diversificada cartera para adaptarse al máximo a las necesidades el mercado:
innovadores fármacos con receta médica, medicamentos genéricos que nos permiten un
ahorro de costes, vacunas preventivas y dispositivos de diagnóstico, así como otros
productos de consumo de este ámbito. Novartis es la única compañía que ha logrado
hacerse con una sólida posición de liderazgo en esta área. En 2007, las operaciones que
continúan del Grupo (sin incluir las desinversiones del ejercicio) alcanzaron unas ventas
netas de 38 100 millones USD y un beneficio neto de 6 500 millones USD.
Aproximadamente 6.400 millones de dólares se invirtieron en I+D en todo el Grupo. Con
sede central en Basilea, Suiza, las compañías del Grupo Novartis cuentan con una plantilla
aproximada de 98 200 personas a jornada completa y están presentes en más de 140 países.
Para más información, consultar las webs <http://www.novartis.com> y <http://www.novartis.es>.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.