Farmanews.com

Notas de Prensa  

Enfermedades Infecciosas. 07 de mayo de 2009

Prepárate para el verano y evita las molestas infecciones urinarias

Demostrado: los arándanos rojos ayudan a prevenir la cistits

Con la llegada del verano, la aparición de infecciones urinarias en la mujer se hace más habitual, de modo que vale la pena prepararse para evitarlas y pasar así un verano sin molestias. Hasta hace poco no se conocía en nuestro país ningún medio de prevención de la cistitis, pero hoy en día muchos profesionales de la medicina recomiendan ya el consumo de arándanos rojos americanos o cranberries , un fruto con propiedades demostradas para prevenir las infecciones urinarias.

?El arándano rojo americano y sus principios activos, las proantocianidinas, constituyen una alternativa natural, eficaz y segura para prevenir las infecciones urinarias?, asegura el Dr. Javier Haya, Jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital General de Ciudad Real y del Hospital General de Tomelloso y Presidente de la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica (SEGIF). Tal como diferentes estudios científicos han demostrado, las proantocianidinas (PAC) son unas substancias vegetales del cranberry que evitan que las bacterias se fijen a las paredes del tracto urinario, haciendo que éstas fluyan y sean eliminadas por la orina, e impidiendo, pues, que causen infecciones.

Por su parte, el Dr. Juan Carlos Ruiz de la Roja, director del Instituto Urológico Madrileño y pionero en España en la prescripción de cranberries a mujeres afectadas por cistitis, afirma que ?por mi experiencia clínica puedo ratificar lo que dicen la gran mayoría de los estudios, ya que durante diez años han sido muchas las mujeres a las que he recomendado consumir todo tipo de derivados de arándano rojo .?

Según estudios publicados por la Harvard Medical School de Boston, beber cada día 300 ml de zumo de cranberry o consumir su equivalente en otros productos de cranberry puede reducir de forma significativa los riesgos de repetición de infecciones urinarias.

Tanto Javier Haya como Juan Carlos Ruiz de la Roja han participado en el documento de consenso publicado en 2008 por la Sociedad Española de Ginecología Fitoterápica en el cual se recomienda el uso del arándano rojo americano contra la cistitis recurrente. Este consenso se desarrolló en colaboración con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la European Pharmaceutical Law Group (Eupharlaw).

La cistitis es una infección del tracto urinario inferior que afecta a una de cada cinco personas, la mayoría de ellas mujeres, y que en el 90% de los casos es ocasionada por la bacteria E. coli. Aunque esta enfermedad se manifiesta durante todo el año, el contacto de la zona vaginal con tejidos húmedos y el cloro, más frecuente en esta época, favorece su aparición.

¿Dónde comprarlos?

Los arándanos rojos desecados pueden encontrarse en mercados y tiendas especializadas en frutos secos, mientras que el zumo puede encontrarse también en muchos supermercados. En farmacias pueden adquirirse también diferentes complementos nutricionales a base de arándanos rojos , mientras que en tiendas de dietética se pueden encontrar en diferentes formatos: zumo, complemento nutricional e incluso desecados.

Nota importante

Es importante no confundir los arándanos rojos con otras bayas, puesto que tanto su peculiar sabor como sus propiedades saludables son exclusivos de este fruto (para más información, consultar también archivo adjunto ?Cranberries, diferencias con otras bayas?).

- Los arándanos rojos (Vaccinium macrocarpon) no deben ser confundidos con los arándanos azules (Vaccinium cyanococcus). Aunque su aspecto físico es muy diferente ?los primeros son rojos y los segundos son azules-, el hecho de que ambos compartan la denominación española ?arándanos? da lugar a muchas confusiones que es importante evitar con el fin de informar adecuadamente al consumidor.

- Otro error habitual es confundir los arándanos rojos con las grosellas (Ribes rubrum). Se trata de frutas pertenecientes a distintas especies botánicas y, por tanto, con cualidades nutritivas y organolépticas muy diferentes. A nivel de aspecto físico, las grosellas crecen en racimos, son redondas con un diámetro aproximado de 7-10 mm y de color rojo claro, mientras que los cranberries son ovalados, con una longitud de 1 a 2 cm y presentan un color rojo oscuro intenso.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.