Farmanews.com

Notas de Prensa  

Reumatología. 21 de julio de 2009

La subida de las temperaturas afecta especialmente a los enfermos reumáticos

El uso del aire acondicionado ha de ser muy limitado en pacientes con síndrome de Sjögren debido a su escasa producción de lágrimas. Por el contrario, es beneficiosa la utilización de humidificadores.

Las dificultades respiratorias, la fatiga e incluso problemas de hipertensión pulmonar son algunos de los problemas asociados a la esclerodermia, que aumentan en las épocas en las que las temperaturas son más altas

Verano, sol, calor, playa? cuando se acercan estas fechas parece que todo es positivo, sin embargo, el incremento de las temperaturas puede perjudicar el normal funcionamiento de algunos de los órganos del cuerpo humano y, en especial, puede hacer que los enfermos reumáticos sufran aún más las consecuencias de sus patologías.

La esclerodermia y el Síndrome de Sjögren, por ejemplo, que se caracterizan por la rigidez y el endurecimiento de la piel en el primer caso y, en el segundo, por la destrucción de las glándulas de secreción externa, como la saliva o el sudor, son dos de las patologías reumáticas cuyos enfermos sufren en mayor medida el aumento de las temperaturas. Aunque con unas sencillas recomendaciones estos pacientes pueden superar fácilmente los inconvenientes de la época estival.

El síndrome de Sjögren: la imposibilidad de sudar

Esta enfermedad se caracteriza principalmente por sequedad de mucosa ocular y sensación de boca seca, debido a la disminución del funcionamiento de las glándulas lagrimales y salivales respectivamente, lo que convierte el verano en una de las peores épocas del año para los pacientes. La escasez de lágrima incrementa la sensación de arenilla en los ojos, su enrojecimiento y la producción de legañas matutinas y este hecho hace que sea conveniente limitar el uso de aires acondicionados en las épocas de mayor calor y sustituirlos por humidificadores.

Además, y debido a la sequedad en la boca, los pacientes sufren mayor dificultad para masticar y tragar los alimentos sólidos, lo que hace imprescindible incrementar la hidratación general, así como beber mucha agua durante las comidas, para facilitar la deglución. Asimismo, otras recomendaciones son ingerir alimentos ácidos no azucarados que incrementen la secreción de saliva, aumentar la higiene oral, el tratamiento tópico con lágrimas artificiales, las pomadas nocturnas, evitar infecciones o los fármacos sialogogos ( que secretan saliva ) para la afectación glandular importante.

De forma progresiva, el Síndrome de Sjögren provoca también que se destruyan otras glándulas de secreción externa, situadas en la vagina, la piel, el intestino o los bronquios, lo que hace, por ejemplo, que se reduzca la producción de sudor y aumente el malestar de los pacientes en verano. Con el objetivo de paliar estos efectos, los pacientes con esta enfermedad pueden recurrir a lociones hidratantes o lubricantes vaginales.

El Síndrome de Sjögren se engloba dentro del grupo de enfermedades raras, puesto que por sí sola esta enfermedad afecta a 3 de cada 10.000 personas en nuestro país. Sin embargo, se asocia con gran frecuencia a la aparición de otras dolencias reumáticas autoinmunes, como son la artritis reumatoide, el lupus eritomatoso sistémico (LES), la esclerodermia o la cirrosis biliar primaria, lo que aumenta el porcentaje de personas que lo padecen hasta el 3 por ciento de la población.

Endurecimiento paulatino de la piel

Por su parte, la esclerodermia, o esclerosis sistémica, provoca que la piel se inflame y se endurezca de forma paulatina ?se esclerose-, debido a una acumulación excesiva de fibras de colágeno.

En este caso, los pacientes deberán recurrir muy frecuentemente a la hidratación de la piel. Asimismo, los pacientes con esclerosis sistémica deben prestar una atención especial a la higiene de las manos, ya que la sequedad de la piel puede llegar a provocar pequeñas fisuras en la dermis de los dedos, las cuales pueden llegar a infectarse.

Un subtipo de esta enfermedad puede afectar también a otra serie de órganos como son los pulmones, los riñones, el tubo digestivo y el corazón, lo que hace que éstos no puedan tener un funcionamiento correcto.

Las dificultades respiratorias, el cansancio e incluso problemas de hipertensión pulmonar son algunos de los problemas asociados a este subtipo, que pueden verse aumentados en las épocas en las que las temperaturas son más altas. Con el fin de evitarlos, los pacientes deben evitar los sobreesfuerzos, realizar un ejercicio moderado, descansar suficiente, controlar el peso y mantener, en general, una vida tranquila. Asimismo, por la noche, pueden recurrir a dormir ligeramente incorporados, para evitar que la presión del cuerpo dificulte la respiración.

Sociedad Española de Reumatología (SER) - www.ser.es

La Sociedad Española de Reumatología (SER) es una asociación científica que tiene por objeto fomentar el estudio de las enfermedades reumáticas ?enfermedades del sistema músculo-esquelético y del tejido conjuntivo- en beneficio de los pacientes y atender los problemas relacionados con la especialidad. Actualmente, la SER representa a cerca de 1.200 profesionales en España y mantiene contacto con las sociedades autonómicas de reumatología de todo el país. La SER desarrolla trabajos, estudios y proyectos de investigación en reumatología a través de la Fundación Española de Reumatología (FER) y brinda apoyo a los pacientes de enfermedades reumáticas a través de su relación con asociaciones que integran fundamentalmente a pacientes como la LIRE (Liga Reumatológica Española), CONFEPAR (Confederación de Pacientes Reumáticos) o el Foro Español de Pacientes.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.