Farmanews.com

Notas de Prensa  

02 de mayo de 2007

Más de cien geriatras demandan mejorar los servicios asistenciales para mayores por ser inadecuados e insuficientes

Es una de las conclusiones del estudio presentado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), con la colaboración de Novartis Farmacéutica
§ Las diferencias existentes entre los recursos asistenciales geriátricos de unas comunidades autónomas y otras, así como los que ofrece España en relación con los demás países de la Unión Europea, constituyen el punto de partida de este estudio
§ El sondeo de opinión a expertos ha contado con la participación de 111 reconocidos geriatras de diferentes comunidades autónomas
§ La metodología seguida en este proyecto combina el método Delphi con un documento previo de revisión de la literatura nacional e internacional como base de la selección de los indicadores a puntuar, 375 en total

(Madrid, 26 de abril de 2007). A pesar de que, según los datos del último padrón municipal, un 16,8% de la población española es mayor de 65 años (siendo un 1,9% mayor de 85 años) -con un incremento de 1.281.262 personas en los últimos 10 años, nuestro país está por detrás de la mayoría de los países de la Unión Europea en cuanto a lo que a recursos geriátricos se refiere.

Por otro lado, existen marcadas diferencias entre unas comunidades autónomas y otras respecto al manejo clínico de los pacientes y a la utilización de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos más adecuados. El desacuerdo en torno a las medidas que se deben adoptar es palpable incluso entre unos centros de salud y otros.

Precisamente con el objetivo de disminuir esta variabilidad en la práctica clínica y unificar criterios, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), en colaboración con Novartis, ha presentado el estudio Estándares de Calidad en Geriatría con el propósito de evitar las discriminaciones en el acceso a los procedimientos clínicos y contribuya a mejorar la calidad asistencial de la geriatría en España.

En vista de los resultados obtenidos en el estudio, y según confirma el doctor Isidoro Ruipérez Cantera, presidente de la SEGG y co-coordinador del estudio, "los estándares de calidad ponen en evidencia que, en gran parte del territorio español, no se tiene garantizada una adecuada atención geriátrica especializada cuando se necesita".

Por su parte, el doctor José Antonio Serra Rexach , jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid y co-coordinador del estudio, comenta que "el sondeo de opinión entre expertos acerca de cuáles deberían ser los mínimos estándares de calidad no es una moda sino una práctica que ya se venía haciendo en otras especialidades y en otros países, y que, por tanto, constituía una carencia en la disciplina geriátrica". "La solidez y rigurosidad con la que se ha realizado el estudio ofrece garantías de los resultados obtenidos", añade.

Principales conclusiones

A la vista de los resultados obtenidos, y según confirma el doctor Serra, "no existe una adecuada distribución de los dispositivos asistenciales necesarios para atender a un grupo determinado de personas ancianas."

El estudio no se trata de una guía para el correcto manejo de problemas concretos de salud sino de un referente que incluye una serie de puntos esenciales e irrenunciables en asistencia geriátrica.

Dentro de la atención geriátrica, los estándares deberían enfocarse desde 5 ámbitos: ámbito general para la geriatría, consultas externas, interconsultas, Unidades Geriátricas de Agudos y Unidades Geriátricas de Media Estancia.

- Aspectos generales en Geriatría: la estructura de todo Hospital y toda Área de Salud debería contar con recursos geriátricos suficientes para cubrir las necesidades y demandas de los pacientes. Debería existir, al menos, un Servicio de Geriatría con capacidad docente en cada comunidad autónoma; el médico de cabecera debe poder solicitar la valoración de un anciano por parte de un geriatra y este informe de valoración integral deberá ser incluido en el historial clínico del paciente.

- Prevención y exámenes de salud: el factor considerado como más importante es la prevención de la osteoporosis y las fracturas en las mujeres mayores de 65 años. Para ello se deben promocionar estilos de vida saludables: dieta y ejercicio. Por otro lado, a todos los ancianos se les debe aconsejar una actividad física regular.

- Unidades de Agudos: las Unidades de Agudos de Geriatría deben estar coordinadas e interactuar con la Atención Primaria y con las Unidades de Estancia. Además, debe existir coordinación entre las Unidades de Agudos en Geriatría y Urgencias.

- Unidades de Media Distancia: el principal objetivo de estas unidades debe ser la pronta recuperación funcional de los ancianos.

- Consultas en Geriatría: cuando un paciente anciano acude por primera vez a una consulta geriátrica, se le debería dedicar, aproximadamente, una hora y no se debería tener que esperar más de 3 semanas. En las consultas sucesivas, el tiempo recomendado es de media hora.

- Caídas: en los ancianos polimedicados, su médico debe ajustar el tratamiento y revisarlo periódicamente para prevenir futuras caídas. Evaluar la agudeza visual y el oído, además de la seguridad de los desplazamientos al baño y los riesgos del entorno también preverían este tipo de problemas.

- Demencia: todos los ancianos con demencia deben tener un diagnóstico clínico o etiológico que se haga constar en su historia clínica. Además, se debe revisar su medicación y hacerles una valoración integral periódica.

Metodología de un estudio exhaustivo

El desarrollo de los Estándares de Calidad en Geriatría combina dos partes bien diferenciadas. Por un lado, a partir de una exhaustiva revisión de la bibliografía nacional e internacional - que abarcaba MEDLINE (1950-2006), el Índice Médico Español (IME, 1970-2006), revistas de reconocido prestigio en Geriatría y Gerontología y la literatura gris a partir de las páginas web de sociedades científicas o agencias de calidad asistencial- se elaboró un listado de 990 estándares a los que se añadieron 16 más aportados por los miembros del Comité Directivo, lo que significa un total de 1.006 indicadores.

Cada miembro del Comité Directivo hizo una selección de alrededor de 250 y propuso una serie de geriatras que, en su opinión, serían excelentes candidatos para formar parte del panel de expertos que desarrollaran el método Delphi. El cuestionario se envió a 111 panelistas y un 89% -98 expertos en total- contestaron, considerándose todos los cuestionarios válidos.

A la vista de los resultados de la primera ronda, se acordaron los cambios a realizar en la estructura del cuestionario, de cara a la segunda ronda. Esta vez se editó un cuestionario específico para cada panelista en el que se incluyó para cada indicador un estimador de centralización (media), un estimador de dispersión (desviación estándar) y la respuesta dada por ese panelista concreto. Asimismo, también se le pedía que, a la vista de los resultados de la primera ronda, volviese a puntuar los diferentes indicadores.

Como resultado de esta iniciativa se ha obtenido un conjunto amplio de estándares, adaptados al contexto español y agrupados según el área de interés a la que se refieren.

El futuro de la asistencia geriátrica en España

El colectivo de personas mayores de 85 años es el que más ha crecido en los últimos años, y se prevé que la progresión vaya en aumento en el futuro. Sin embargo, según demandan los expertos, la dotación de recursos asistenciales no ha estado en consonancia con esta nueva situación.

Los resultados del estudio Estándares de Calidad en Geriatría constituyen un primer paso para poner sobre la mesa qué es lo que los expertos nacionales e internacionales establecen que deben ser los dispositivos asistenciales para las personas mayores. Una vez conocidos, será materia del próximo trabajo el incidir en los dispositivos más necesarios y más fácilmente implantables.

Para Ramón Portillo, Responsable de la Unidad de Sistema Nervioso Central (SNC) de Novartis en España, este estudio simboliza el compromiso de Novartis en la investigación, avance y desarrollo de nuevos tratamientos que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por enfermedades neurológicas.

"Desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología seguiremos poniendo en evidencia y demandando las carencias en todo nuestro campo de intervención: mundo científico, responsables sanitarios, opinión pública, etc., siempre basándonos en evidencias científicas como lo es este estudio que ahora presentamos", concluye su presidente.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.