Farmanews.com

Notas de Prensa  

Ginecología. 11 de abril de 2011

El embarazo a partir de los 50 años incrementa la morbilidad y mortalidad fetal y materna

Hipertensión arterial, diabetes gestacional, desprendimiento de placenta o retraso del crecimiento intrauterino, son algunas de las complicaciones que conlleva el ser madre a edades avanzadas e implican riesgos en el parto

La edad fértil de la mujer termina con la menopausia, aunque es a partir de los 35 años cuando la tasa de fertilidad espontánea desciende progresivamente, acentuándose a partir de los 40 años

Los factores socioeconómicos han condicionado el que sean los 32 años la edad media en que la mujer se queda embarazada por primera vez

Las técnicas de reproducción asistida han hecho que cada vez sean más frecuentes los casos de madres añosas. El último, una mujer holandesa de 63 años que ha dado a luz a una niña. Un hecho que reabre el interrogante de si debe establecerse un límite de edad de la mujer para quedarse embarazada, ya que a partir de los 50 años aumentan el riesgo de mortalidad, tanto del feto como de la madre, y la prevalencia e incidencia de patologías que pueden empeorar con la gestación y suponer riesgos en el parto. Patologías como la hipertensión o la diabetes son más comunes conforme se cumplen años y como explica el doctor Nicolás Mendoza, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), “dichas complicaciones, cuyo riesgo de sufrirlas se acentúa con la llegada de la menopausia, empeoran la salud de la madre y del feto, lo que unido a otras complicaciones también más frecuentes a esta edad, como el desprendimiento de placenta o el crecimiento fetal restringido, hacen que el embarazo sea considerado de alto riesgo”.

 

Se estima que la edad fértil de la mujer termina alrededor de los 47-50 años, aunque desde los 35 años la tasa de fertilidad espontánea desciende de forma rápida hasta valores del 5% a los 40 años. El descenso de fertilidad espontánea provoca que a los 40 años la esterilidad en la mujer sea de alrededor del 65-70%. “Aunque, como cualquier otra variable médica, estos datos fluctúan de unas mujeres a otras y así, habrá mujeres que tengan grandes dificultades a los 38 años, mientras que otras necesitarán anticonceptivos hasta la edad de la menopausia”, afirma el doctor Mendoza.

 

La mujer nace con un número fijo de óvulos, pero conforme van pasando los años disminuye tanto la cantidad de los ovocitos como su calidad, lo que se traduce en que los embarazos sean menos frecuentes y los abortos precoces más comunes. “No obstante, a partir de los 40 si la mujer después de tres o seis meses buscando el embarazo no lo consigue, es el momento de iniciar un estudio y posiblemente plantearse técnicas de reproducción asistida. Y en este sentido, a partir de esta edad la técnica más recomendada es la fecundación in vitro, ya que la efectividad de la inseminación artificial a estas edades es muy baja”, explica la doctora Ana Polo, directora asistencial de Gravida, Centro Internacional de Reproducción Humana Asistida de Barcelona.

 

Madres añosas

En los últimos años se ha producido un importante retraso en la maternidad, pasando de los de 22-23 años a los 32-33 años la edad en la que la mujer tiene su primer hijo, lo que conlleva que la mujer pueda desear quedarse embarazada en la década de los 40 años. De tal manera que, como comenta la doctora Polo, “cada vez es más frecuente que esta situación se produzca en los países industrializados, donde factores socioeconómicos como la incorporación de la mujer al mercado laboral, la ampliación del periodo de formación mas allá del universitario o el simple hecho de que cada vez se decide más tarde formar una pareja y formalizar una relación, implica que cada vez más mujeres sean madres a edades más tardías”.

 

En cualquier caso, el doctor Mendoza indica que la mujer debe estar siempre informada de los riesgos que conlleva un embarazo en la menopausia, tanto para la salud de la mujer como para la del niño y “cada caso debe analizarse de forma individualizada desde los puntos de vista biológico y psicológico, así como del impacto sobre la salud”, añade este experto.

 

Por su parte, la doctora Ana Polo, señala que, “desde el punto de vista médico, a partir de los 45 años es una edad muy delicada para quedarse embarazada, pero siempre y cuando la mujer esté informada de las posibilidades de quedarse embarazada que tiene y los riesgos que implica puede llevarse a cabo la fecundación, aunque en general la mayoría de los centros de reproducción asistida no aplican estas técnicas a mujeres mayores de 50 años y el médico debe individualizar cada caso y valorar la historia clínica de la paciente para no aplicar dicha técnica si hay un riesgo grave para la vida de la mujer y del feto”.

 

Asociación Española para el Estudio de la Menopausia

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) es una organización de profesionales, sin ánimo de lucro, destinada al Estudio del Climaterio. En la actualidad, la AEEM está formada por unos 1.000 socios de distintas especialidades como Ginecología, Reumatología, Endocrinología, Atención Primaria, Enfermería, etc. y surgió hace casi 20 años de la inquietud de una serie de médicos por el estudio de la menopausia.

 

El hecho de que el estudio del climaterio sea multidisciplinar conlleva que la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia siga planteando la potenciación de sus grupos de trabajo, así como la creación de otros nuevos, y la colaboración con sociedades científicas de otras especialidades.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.