Farmanews.com

Notas de Prensa  

Trasplante. 05 de julio de 2011

El citomegalovirus es la infección más frecuente en la población trasplantada

El curso CIVITAS es una iniciativa de formación continuada de la Cátedra UAM-Roche, que cuenta con la participación de destacados expertos nacionales e internacionales, con el objetivo de actualizar conocimientos en el campo de la Inmunología y de la Virología.

La infección por citomegalovirus (CMV) es la más común en el paciente portador de un órgano trasplantado, pudiendo afectar seriamente tanto a la morbilidad como a la mortalidad. La máxima incidencia de riesgo está entre el segundo y tercer mes.

En el caso de los pacientes trasplantados de médula ósea la inmunosupresión es mucho más fuerte y, por tanto, están expuestos a un mayor riesgo infecciones.

Casi un centenar de expertos nacionales e internacionales entre los que se encuentran infectólogos, inmunólogos, especialistas en trasplantes de órganos sólidos y hematólogos especializados en el trasplante de progenitores hematopoyéticos, se reúnen en el VIII Curso CIVITAS sobre Inmunología y Virología en Trasplantes, organizado por la Cátedra de Trasplantes UAM-Roche, con el objetivo de abordar las últimas novedades en el diagnóstico y el manejo de las infecciones oportunistas, tanto en el trasplante de órgano sólido como en el de médula ósea o de precursores hematopoyéticos.

 

Según explica el profesor Josep María Grinyó, Jefe del Servicio de Nefrología del Hospital del Bellvitge de Barcelona, y co-coordinador de CIVITAS, “la virología y su relación con la inmunología constituyen una parcela compleja en la práctica diaria en el trasplante, y que provoca una preocupación creciente por parte de los profesionales. Por lo tanto requiere de un abordaje claro, sencillo y actualizable por parte de los profesionales dedicados al cuidado de los pacientes trasplantados. Como en ediciones anteriores, revisaremos tópicos concretos y nuevos mecanismos de acción de los inmunosupresores”.

 

Para el profesor José María Aguado, Jefe del Servicio de Infecciosas del Hospital 12 de Octubre de Madrid, y también coordinador de la reunión, “cada año aumenta el número de asistentes que se dan cita en esta reunión, de ámbito universitario, y que es la única a nivel internacional en nuestro país que reúne a expertos en enfermedades infecciosas en pacientes trasplantados. Por primera vez vamos a hablar de la importancia de la emigración en el trasplante y además nos centraremos en la infección viral respiratoria que ilustramos con un caso clínico de un paciente trasplantado de pulmón, así como en la infección del virus de la hepatitis E, poco  conocido en nuestro país, pero que puede ser causa de la disfunción crónica del injerto en trasplantados hepáticos, especialmente”.

 

Citomegalovirus, el más común

El paciente trasplantado puede ser receptor de órganos sólidos (riñón, hígado, corazón, páncreas, pulmón, intestino) o de médula ósea, pero todos ellos se caracterizan por un estado de inmunodepresión celular, que es el gran defecto inmunológico que ocasiona la terapia inmunosupresora. Según explica el doctor Grinyó, “el citomegalovirus (CMV) es un virus que la mayoría de la población tenemos de forma latente; tanto es así que en un 80 por ciento de los casos se ha tenido contacto con el virus. Éste brota cuando se aplica el tratamiento inmunosupresor aproximadamente en un 15-20 por ciento de los casos de trasplantes de órganos sólidos, por lo que estamos ante la infección más frecuente en el paciente trasplantado”.

 

El control de la enfermedad por CMV tiene un impacto tanto en el desarrollo de rechazo agudo, como de nefropatía crónica del trasplante en el caso del trasplante renal. “No todos los pacientes tienen el mismo riesgo de desarrollar el virus. La incidencia de la enfermedad por CMV es especialmente elevada de un donante seropositivo a un receptor seronegativo; además el tiempo es fundamental en el caso del trasplante renal. Durante un año después del trasplante, y especialmente, los tres o seis primeros meses hay que tener muy bien controlado a este microorganismo, puesto que puede marcar el pronóstico del paciente”, asegura este experto.

 

Durante la profilaxis se administra el fármaco antiviral de forma continua durante el período de mayor riesgo tras el trasplante. Nuestra experiencia nos dice que en trasplante renal de alto riesgo la profilaxis durante 100 días no es suficiente, porque en ocasiones existe reinfección en el paciente. La profilaxis de 200 días proporciona a los pacientes superior protección contra la enfermedad por CMV, sobre todo en el primer año después del trasplante renal”, apunta el doctor Aguado. Y añade: “Pero en algunos casos todavía el paciente puede desarrollar el virus de forma tardía una vez acabada la profilaxis, aunque en estos casos siempre será en una forma más leve.”

 

Trasplante de médula ósea

Las infecciones en trasplante de médula ósea son igual de frecuentes y graves que en el caso de órganos sólidos. “En este grupo de pacientes la inmunosupresión es mucho más fuerte y, por tanto, están expuestos a un mayor riesgo infecciones. La infección por citomegalovirus en el caso de los pacientes trasplantados de médula ósea ha sido parcialmente controlada gracias la profilaxis precoz”,  explica el doctor Aguado.

En su opinión, “no tenemos el mismo grado de conocimiento del citomegalovirus que de otros microorganismos, por lo que en este sentido esta reunión es muy importante para poner en común y compartir conocimientos”.

 

Sobre CIVITAS

El Curso de Inmunología y Virología en Trasplantes (CIVITAS) es una actividad educativa y formativa, que anualmente reúne a expertos en los campos de trasplante de órganos sólidos y de progenitores hematopoyéticos, con objeto de actualizar sus conocimientos en aspectos fundamentales dentro del trasplante como son la Inmunología y la Virología.

 

Sobre la Cátedra UAM-Roche

Constituida el 28 de Mayo de 2003 a través de un Convenio Marco de colaboración entre la Universidad Autónoma de Madrid y la compañía farmacéutica Roche Farma S.A para promover y potenciar las relaciones entre ambas entidades. Los objetivos fundamentales son fomentar la docencia, la investigación y la difusión de los conocimientos en el trasplante de órganos y tejidos, particularmente en lo referente al trasplante de órgano sólido Objetivo específico, así como mejorar la práctica clínica y la atención al paciente trasplantado.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.