Farmanews.com

Notas de Prensa  

VIH/Sida. 26 de octubre de 2007

La aparición de una nueva clase de fármacos, usados en combinación con otros agentes antirretrovirales, podría ayudar a mejorar el control de la infección por VIH-1

Los pacientes españoles ya tienen acceso a raltegravir, el primer representante de los inhibidores de la integrasa, a través del Programa de Acceso Expandido (PAE) de MSD
· Raltegravir acaba de obtener la aprobación acelerada por parte de la FDA norteamericana para el tratamiento del VIH en pacientes que ya se han sometido a tratamiento

Madrid, 26 de octubre de 2007. La 11ª Conferencia Europea sobre Sida, que se celebra estos días en Madrid, es el marco en el que se presenta una actualización de los datos de ISENTRESS? (raltegravir), fármaco en investigación de Merck Sharp & Dohme (MSD). Raltegravir es el primer exponente de una nueva familia de fármacos antirretrovirales conocidos como inhibidores de la integrasa que pueden ayudar a mejorar el control de la infección por VIH/sida.

"Raltegravir, administrado junto a la terapia de base optimizada (TBO), supone una nueva oportunidad para ayudar a controlar la infección en miles de pacientes seropositivos que son resistentes a los tratamientos actuales. Los datos que se van a presentar en Madrid sobre la eficacia, seguridad y tolerabilidad de raltegravir refuerzan el potencial del medicamento como el primero de una nueva clase prometedora de agentes antirretrovirales", señala el doctor José María Gatell, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Barcelona.

La Food and Drug Administration (FDA), Agencia Reguladora de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos, acaba de otorgarle a raltegravir la aprobación acelerada en el país norteamericano para su uso combinado con otros agentes antirretrovirales en el tratamiento de la infección por VIH-1 en pacientes adultos previamente tratados que tengan evidencia de replicación viral y hayan desarrollado resistencias a múltiples agentes antirretrovirales.1 En otros países, ya se está facilitando a los pacientes que lo necesitan, entre ellos España, a través de lo que se conoce como Programas de Acceso Expandido (PAE). En estos momentos, alrededor de una treintena de centros hospitalarios de toda España están administrando este nuevo tratamiento. Próximamente, este número de hospitales irá incrementándose. Además, aquellos hospitales que no están dentro del PAE pueden solicitar el fármaco a través de los que se conoce como uso compasivo.

Raltegravir es el primer representante de una nueva familia de fármacos antirretrovirales, los inhibidores de la integrasa, que bloquean una de las tres enzimas que el VIH utiliza para replicarse. Los fármacos existentes hasta el momento actúan sobre otras dos enzimas, la transcriptasa y la proteasa.

Sin embargo, muchos pacientes son resistentes a una o ambas familias de fármacos, por lo que la infección continúa progresando.

?La aparición de un fármaco inhibidor de la integrasa es uno de los avances más importantes en el tratamiento del VIH de los últimos años, ya que impide que el ADN del virus del VIH se inserte en el ADN humano, evitando la replicación del virus. De este modo cerramos otro camino al VIH, lo que nos ayudará a controlar la infección, algo especialmente destacable cuando hablamos de pacientes resistentes a otros tratamientos?, explica el doctor Gatell.

En los diferentes estudios realizados que se presentan en el congreso de Madrid, se ha observado que raltegravir, administrado junto a lo que conoce como la terapia de base optimizada (TBO), redujo la carga viral en pacientes seropositivos a niveles indetectables y aumentó las células CD4, del sistema inmune.

?Uno de cada diez pacientes que nunca han sido tratados presenta resistencias a algún fármaco antirretroviral y algunos de ellos son resistentes a dos o más. Este porcentaje aumenta en pacientes que ya han sido tratados. Por eso es imprescindible contar con tratamientos con mecanismos de acción diferentes, como los inhibidores de la integrasa, que permitan mantener controlada la enfermedad?, comenta el doctor Santiago Moreno, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

En los resultados de dos estudios de fase II que se presentan en el congreso2y3, se mostró que al añadir raltegravir a un régimen terapéutico estándar más del 75 % de los pacientes resistentes a otros fármacos alcanzaron cargas virales indetectables e incrementaron las células CD4 en 16 semanas (frente a un 40 % de la combinación con placebo). En todos los estudios, el fármaco ha sido bien tolerado y los efectos secundarios han sido similares al placebo.

Acerca de raltegravir

Raltegravir actúa inhibiendo la inserción del ADN del VIH en el ADN humano mediante la enzima integrasa viral. Al impedir que la integrasa realice su función primordial, bloquea la capacidad del virus de replicarse e infectar a otras células. En la actualidad se utilizan fármacos que inhiben otras dos enzimas fundamentales para el proceso de replicación del VIH ? la proteasa y la transcriptasa inversa ? pero por el momento no se han aprobado medicamentos que inhiban la integrasa4 . Raltegravir se toma dos veces al día en un solo comprimido que se administra por vía oral sin relación con las comidas y no requiere refuerzo con ritonavir1,5.

Programa de Acceso Expandido

En la actualidad, los programas de acceso expandido con raltegravir están abiertos a pacientes infectados por el VIH o con sida cuyas opciones de tratamiento sean escasas o nulas. El acceso expandido es un mecanismo respaldado por muchas agencias reguladoras para ofrecer tratamientos experimentales a pacientes con enfermedades potencialmente mortales y que no pueden tratarse satisfactoriamente con un tratamiento alternativo ni con los fármacos disponibles. En la actualidad, más de 6000 pacientes de todo el mundo están participando en el programa de acceso expandido con raltegravir. Se puede encontrar información sobre el programa en www.benchmrk.com.

Las agencias reguladoras no exigen la creación de programas de acceso expandido. Se trata de programas facilitados y financiados por las empresas farmacéuticas para hacer realidad la esperanza que puede brindar un medicamento no aprobado a los pacientes acuciados por una enfermedad potencialmente mortal.

La pandemia de la infección por el VIH-SIDA

Según los cálculos, 40 millones de personas están infectadas por el VIH o padecen sida en el mundo, y se produjeron más de cuatro millones de nuevas infecciones en todo el mundo en 20066 . El sida

es una de las causas principales de la mortalidad relacionada con las enfermedades infecciosas en el mundo y responsable en solitario de casi tres millones de muertes el año pasado6,7.

Historia de MSD en la investigación del VIH

MSD se ha comprometido a desarrollar medicamentos innovadores que ofrezcan avances en el tratamiento de las enfermedades infecciosas, como la causada por el VIH. Los esfuerzos de MSD por desarrollar tratamientos experimentales y una vacuna contra la infección por el VIH y el sida comenzaron hace casi 20 años y todavía siguen adelante. MSD inició la investigación sobre su inhibidor de la integrasa del VIH en 1993 y fue el primero en demostrar la inhibición de la integrasa del VIH in vitro e in vivo.

Raltegravir forma parte de la historia de MSD en la investigación del VIH, que incluye el desarrollo de CRIXIVANÒ (sulfato de indinavir), un inhibidor de la proteasa; STOCRINTM, un inhibidor de la transcriptasa inversa no nucleosídico (ITINN); y la investigación actualmente en curso sobre otras opciones de tratamiento y la vacuna contra el VIH.

Acerca de MSD

Merck Sharp & Dohme (MSD) es una compañía de investigación farmacéutica para la que el paciente es lo primero. Establecida hace más de 100 años a nivel mundial y casi 50 en España, MSD descubre, desarrolla, produce y comercializa vacunas y medicamentos para responder a necesidades de salud no cubiertas en áreas como enfermedades cardiovasculares, enfermedades reumáticas, enfermedades infecciosas, asma, osteoporosis, VIH/sida, cáncer, alzheimer, diabetes o dolor, entre otros.

MSD dedica grandes esfuerzos a mejorar el acceso a sus medicamentos especialmente en países en desarrollo, no sólo donando los medicamentos, sino desarrollando programas que permitan que éstos lleguen a quienes los necesitan. MSD publica información de salud de calidad, equilibrada y no sesgada como un servicio sin ánimo de lucro para los pacientes y los profesionales sanitarios.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.