Farmanews.com

Notas de Prensa  

Neurología. 16 de noviembre de 2007

En la actualidad, todavía existen muchos pacientes epilépticos en España que no están diagnosticados

Solamente en España, entre 400.000 y 450.000 personas sufren epilepsia. Además, 20.000 personas son diagnosticadas cada año.
· La primera crisis se puede producir en cualquier momento y a cualquier edad, siendo sus causas muy numerosas.
· El diagnóstico sindrómico de la epilepsia es relevante pues la selección del tratamiento farmacológico y el pronóstico están relacionados con ést.e.

Madrid, 14 de noviembre de 2007 - La epilepsia es una enfermedad neurológica que se presenta a través de crisis recurrentes, producidas como consecuencia de una reacción excesiva de las neuronas. Afecta al 1% de la población española, y se puede iniciar a cualquier edad pero sigue siendo una enfermedad desconocida para la mayoría de la población y genera, precisamente por ello, un estigma social de los enfermos. Muchos de sus problemas, tales como las repercusiones en aprendizaje, futuro profesional, autoestima, o la pérdida de independencia, podrían evitarse con un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Aproximadamente, 400.000 españoles sufren epilepsia y el 30% siguen teniendo crisis - 120.000 personas-, lo que determina diversas consecuencias en su calidad de vida. "El problema principal es que muchas epilepsias se diagnostican cuando han pasado varios años desde la primera crisis, por lo que existen numerosos pacientes que están todavía sin diagnosticar", explica uno de los organizadores del Curso, el Dr. Antonio Gil-Nagel Rein, director del Programa de Epilepsia del Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional en Madrid.

Por ello, se ha organizado el II Curso sobre Epilepsia. "Desafíos en el diagnóstico de la epilepsia", organizado por la Universidad Complutense y el Hospital Ruber Internacional, con la colaboración del Instituto de Formación Novartis. El curso está dirigido a neurólogos que ya han finalizado su periodo de especialización y desean actualizarse en epilepsia.

Diagnóstico clínico de la enfermedad

El diagnóstico de la epilepsia representa con frecuencia un desafío, ya que requiere un abordaje clínico, neurofisiológico y de imagen cerebral. Las dificultades se presentan en el inicio de la enfermedad, cuando han aparecido crisis leves o infrecuentes y es difícil determinar si se trata de una epilepsia y cuál es el síndrome y su etiología.

Además, el diagnóstico sindrómico es relevante pues la selección del tratamiento farmacológico y el pronóstico están relacionados con éste. Con frecuencia la epilepsia se asocia con lesiones estructurales, hallazgo que también influye en el pronóstico y la posibilidad de tratamiento quirúrgico. Además, los pacientes candidatos a cirugía pueden requerir valoración con estudios neurofisiológicos específicos.

En palabras del Dr. Antonio Gil-Nagel Rein, "el objetivo de este curso era exponer los diferentes aspectos clínicos, fisiológicos y anatómicos relevantes en el diagnóstico de la epilepsia, considerando con atención las dificultades para su aplicación y los métodos que permiten mejorar el rendimiento diagnóstico".

En el transcurso del Curso se han celebrado diferentes conferencias en las que se hacía especial mención a la problemática del diagnóstico en las diferentes situaciones clínicas, en los diversos síndromes y en la determinación de la zona epileptógena.

El motivo por el cuál se ha elegido el diagnóstico de la epilepsia como tema central del curso es "porque a veces no es fácil y puede confundirse con otros problemas en los que se produce una alteración transitoria de la función cerebral, por ejemplo arritmias cardiacas, trastornos del sueño, alteraciones metabólicas, etc.", apunta el Dr. Gil-Nagel. Además, el tipo de epilepsia debe identificarse de forma correcta, pues algunos fármacos antiepilépticos son eficaces en algunos tipos de epilepsia y no en otros.

Uno de los primeros temas que se trataron fue el de la aparición de la primera crisis, que se puede producir en cualquier momento y a cualquier edad, siendo sus causas muy numerosas. Todas las enfermedades que afectan a la corteza cerebral pueden causar epilepsia, además hay muchas alteraciones funcionales de canales iónicos, neurotransmisores, o de conexiones neuronales que producen crisis epilépticas como única manifestación clínica.

Epilepsias generalizadas idiopáticas y sintomáticas
Resultaba relevante para el desarrollo de estas jornadas, el poder diferenciar las epilepsias generalizadas idiopáticas de la sintomáticas. Las primeras son epilepsias en las que se producen crisis de ausencia (breve desconexión del medio y recuperación en pocos segundos), mioclónicas (sacudidas musculares súbitas e involuntarias en brazos o piernas) y generalizadas tónico clónicas. Se presentan en personas que tienen una función neurológica normal, excepto por sus crisis. Este tipo de epilepsias responden bien al tratamiento y no suelen suponer un problema médico importante, siempre y cuando los pacientes se tomen la medicación.

En el caso de las epilepsias generalizadas sintomáticas, aparecen en personas con daño cerebral severo, de múltiples causas: asfixia perinatal, traumatismos craneales, secuelas de encefalitis, entre otras causas; además en muchas ocasiones no se identifica el origen de la enfermedad. Tienen crisis muy severas, que provocan caídas violentas, otras veces tienen episodios de desconexión de varios minutos e incluso horas de duración. Se asocian con discapacidad intelectual, que en gran medida está causada por la enfermedad de base, pero también por las crisis repetidas. Algunas de ellas se denominan "epilepsias catastróficas de la infancia" debido a que aparecen en el niño, no suele ser posible el control completo de la crisis y causan retraso en el desarrollo.

Además, también existe una clasificación de los tipos de epilepsias según su localización: frontal, temporal, y parietal y occipital, ya que estos son los lóbulos en los que se divide el cerebro, cada uno de ellos sustenta funciones diferentes y las crisis de estas regiones muestran síntomas relacionados con esta función.

Por otro lado, "es necesario destacar del temario del Curso las epilepsias focales en el niño, ya que son un grupo muy amplio de epilepsias, la mayoría de ellas con buen pronóstico y desaparición en la edad adulta. Algunos casos pueden ser más graves y con peor respuesta al tratamiento", señala el Dr. Gil-Nagel.

Técnicas de diagnóstico

Los efectos producidos por la epilepsia en la corteza cerebral son generalmente los mismos, independientemente de la causa de origen cortical o subcortical. "Podemos diferenciar alteraciones corticales debido a las crisis y otros a trastornos que dependen a las causas que lo originaron; por ejemplo una alteración en el tronco del encéfalo puede generar una crisis epilépticas y también otras alteraciones en el tronco del encéfalo", comenta Dr. Ángel Luis Peña Melián, profesor titular de anatomía y embriología humanas del Departamento de Anatomía Humana I de la Facultad de Medicina de la UCM y otro de los organizadores del Curso.

Cualquier proceso convulsivo, como una crisis epiléptica, trae como consecuencia, en el foco epileptógeno, un aumento del metabolismo de la zona, esto hace que se sinteticen, liberen y transporten neurotransmisores por encima de lo normal, así como se agoten los gradientes iónicos a través de las membranas. Este aumento metabólico se puede medir en forma de variaciones del empleo de glucosa o del flujo sanguíneo cerebral. En el foco epileptógeno se suele apreciar, curiosamente, una disminución de la demanda metabólica en los periodos entre crisis. Cuando ocurre una crisis aislada o varias a lo largo de cierto tiempo el organismo puede compensar las pérdidas y retornar el córtex a sus niveles de reposo, pero en caso de que las crisis sean muy repetitivas o se entre en un status epilepticus (verdadera causa de urgencia médica) el córtex no se recupera y puede desembocar en la muerte neuronal en el foco epileptógeno, lo que trae aparejado mas complicaciones.

Por último, se habló de la neuroimagen estructural como una de las técnicas de diagnóstico más importantes, "y es aquélla que se emplea para localizar y observar las características del foco epileptogeno, es decir las técnicas empleadas para descubrir anatómicamente el foco epileptogeno, estas técnicas pueden ser el TAC o mejor aun y más empleada la RMN", finaliza el Dr. Peña.

"El futuro de la epilepsia en España es similar al de otros países desarrollados, pero con las peculiaridades de nuestro sistema sanitario. En la mayoría de las ocasiones los pacientes en España no pueden elegir el centro en el cual desean ser tratados, sino que deben acudir a su hospital de zona. Esto en ocasiones hace que no se potencie el desarrollo de aquellos centros de epilepsia que podrían reunir mejores recursos humanos y tecnológicos. La investigación en epilepsia en España no ha alcanzado el nivel de países similares al nuestro, como por ejemplo Italia, Irlanda, y está muy lejana a la de las grandes potencias investigadoras (EEUU, Alemania, Francia, Canadá, etc.)", concluye el Dr. Gil-Nagel.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.