Farmanews.com

Notas de Prensa  

Cardiología. 26 de noviembre de 2007

Un estudio aporta prometedores resultados del primer fármaco de una nueva clase terapéutica en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca

Aliskiren, el primer fármaco inhibidor directo de la renina, ha demostrado su seguridad y tolerabilidad en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca, tercera causa de muerte y el principal motivo de hospitalización a partir de los 65 años en España
· En la actualidad se está concluyendo un estudio que evalúa los beneficios de aliskiren en la protección renal en pacientes con diabetes
· La primera innovación importante en el tratamiento de la hipertensión en más de una década deriva de la investigación en el campo de la inhibición de la renina.

Sitges (Barcelona), 23 de noviembre de 2007. La enfermedad cardiovascular es la principal causa de mortalidad y morbilidad tanto en Europa como en España y la hipertensión arterial (HTA) es uno de los principales factores de riesgo para padecerla. Una cuarta parte de la población europea padece HTA, lo que hace de esta patología un importante problema de salud pública. Por ello, el tratamiento y control de esta patología es uno de los pilares fundamentales en la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad cardiovascular.

El sistema renina-angiotensina (SRA) juega un papel relevante en el inicio y desarrollo de la enfermedad cardiovascular y renal, de tal modo que de su supresión se derivan importantes beneficios tanto en términos de morbilidad como de mortalidad. De hecho, los recientes hallazgos en el campo de la inhibición del sistema renina-angiotensina confirman que se trata de una de las áreas más prometedoras en la hipertensión.

Ante la importancia de este campo de investigación, en el marco del XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna y el XII Congreso Catalano-Balear de Medicina Interna se presentarán las estrategias y últimos avances en la inhibición del sistema renina.

Primer fármaco inhibidor directo de la renina

Según explica el Dr. Alex de la Sierra, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, aliskiren es el primer inhibidor de la renina aprobado en Europa y EE.UU. para el tratamiento de la hipertensión y la prevención de la enfermedad cardiovascular.

"Los principales resultados clínicos de los estudios realizados con aliskiren muestran un efecto antihipertensivo que como mínimo es igual al de los principales grupos existentes, pero en el que destaca una excelente tolerabilidad (elemento muy importante para el tratamiento de una enfermedad asintomática como es la hipertensión) y un perfil de protección orgánica aparentemente superior al de los fármacos existentes, probablemente debido a su especial mecanismo de acción", afirma este experto.

"Además -añade el Dr. de la Sierra-, el desarrollo clínico ha permitido observar que aliskiren puede coadministrarse en combinación con otros fármacos antihipertensivos con lo que se suman los efectos tanto de reducción de la presión como los efectos de protección cardiovascular".

Seguridad y tolerabilidad en insuficiencia cardiaca

Los resultados del estudio ALOFT han demostrado que aliskiren obtiene resultados positivos en la actividad neurohormonal de la insuficiencia cardiaca, factor determinante de la progresión y el pronóstico de la enfermedad. Para el Dr. de la Sierra, "aunque este resultado deberá ser corroborado en un estudio posterior de mortalidad, el ALOFT apunta a que la reducción de los niveles de estos marcadores pronósticos podría traducirse en un beneficio clínico en los pacientes con esta patología, en los que, a pesar de los tratamientos actuales, la mortalidad sigue siendo inaceptablemente elevada".

Asimismo, el ALOFT confirma la seguridad de aliskiren cuando se combina con el tratamiento convencional de la insuficiencia cardiaca, principal preocupación a la hora de establecer nuevas combinaciones farmacológicas. Tal y como especifica el Dr. Alex de la Sierra, los resultados del ALOFT demuestran que aliskiren puede administrarse de forma segura en pacientes con insuficiencia cardiaca que ya reciben otros fármacos que reducen la presión y que bloquean el mismo sistema enzimático.

La insuficiencia cardiaca constituye la tercera causa de muerte y el principal motivo de hospitalización a partir de los 65 años en España. Asimismo, aproximadamente, el 50% de los pacientes deben reingresar en los tres meses desde el alta hospitalaria. Por ello, en España, al igual que en resto de los países occidentales, la insuficiencia cardiaca constituye el principal motivo de gasto sanitario.

El estudio ALOFT, doble ciego, aleatorizado y de 12 semanas de duración, se llevó a cabo con el objetivo de evaluar la seguridad y tolerabilidad de aliskiren cuando se administra en combinación con la terapia antihipertensiva estándar en pacientes con insuficiencia cardiaca. Los resultados abren un nuevo horizonte en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca y configuran a aliskiren como la novedad más prometedora para el tratamiento de esta enfermedad.

El estudio ALOFT es el primero de una serie de ensayos que estudia los beneficios de aliskiren más allá de la reducción de la presión arterial debido a su inhibición directa de la renina. Entre estos, destaca el estudio AVOID, que evalúa el tratamiento con aliskiren en pacientes con insuficiencia renal.

Protección renal

Tal y como explica el Dr. Alex de la Sierra, "el sistema de la renina es el principal responsable de los procesos que producen la lesión renal en los pacientes con diabetes. Mediante el tratamiento actual con fármacos que actúan sobre el mismo sistema de regulación se consiguen beneficios clínicos, pero en la mayoría de casos sólo se logra reducir la progresión de la enfermedad, pero no frenarla completamente". En este sentido, se cree que esta protección renal limitada se debe a que estos agentes no proporcionan un control completo del sistema renina.

"El estudio AVOID examina el efecto de aliskiren sobre el principal marcador de lesión renal, la perdida de albúmina por la orina. Una mayor reducción de dicha pérdida supondría un paso adelante en ese objetivo de no sólo reducir la progresión, sino conseguir frenar totalmente la evolución de la enfermedad", explica el Dr. de la Sierra.

En Europa alrededor de 45.000 pacientes por año son diagnosticados de enfermedad renal. La causa más común de enfermedad renal es la diabetes (44%) y la hipertensión (28%), que aumenta el riesgo de desarrollar nefropatía y acelera su progresión.

La enfermedad renal crónica constituye una de las principales causas de muerte en los países desarrollados. Su importancia deriva no sólo por los pacientes que requieren ser tratados con diálisis o trasplante, sino también por aquellos que -aunque no llegan a diálisis- presentan proteinuria o una disminución del filtrado glomerular, lo que se asocia a una gran prevalencia de complicaciones cardiovasculares.

En el año 2005 más de 40.000 personas en España estaban en tratamiento renal sustitutito, cifra que se estima aumentará en los próximos 10 años debido al envejecimiento progresivo de la población y al aumento en la prevalencia de otros procesos crónicos como la diabetes mellitus, hipertensión y obesidad.

AVOID (Aliskiren in the eValuation of prOteinuria In Diabetes) es un estudio doble ciego, aleatorizado y de 24 semanas de duración en el que participan 496 pacientes con hipertensión media o moderada, proteinuria y diabetes tipo 2.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.