Farmanews.com

Notas de Prensa  

Biotecnología. 22 de noviembre de 2011

Ensayan con pacientes del Hospital Donostia una nueva técnica para evaluar enfermedades intestinales

El trabajo conjunto entre investigadores de varias disciplinas permite la incorporación a la práctica sanitaria de los últimos avances tecnológicos en el ámbito del diagnóstico rápido
• Los buenos resultados obtenidos de la colaboración entre ambas entidades permitirán patentar una técnica que podría emplearse en la detección de otras enfermedades

San Sebastián. (noviembre, 2011). La colaboración entre el centro vasco de investigación en Microtecnologías, CIC microGUNE, y el Instituto Biodonostia en el desarrollo de una técnica para evaluar la severidad de las enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn, ha alcanzado la fase de pruebas con muestras de pacientes del Hospital Donostia.

Este proyecto se enmarca dentro la apuesta de CIC microGUNE y Biodonostia por el trabajo conjunto en el ámbito del diagnóstico rápido. El impulso de ambas entidades a la cooperación entre investigadores de varias disciplinas, plasmado en un acuerdo de colaboración suscrito hace dos años, permite una rápida incorporación de los últimos avances tecnológicos a la práctica sanitaria.

El desarrollo de la nueva tecnología alumbrada por esta colaboración, que consiste en la detección de la proteína TNF-Alfa por su implicación como marcador de muchas enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide o la espondilitis, ha avanzado muy rápidamente. Tras superar exitosamente la fase de pruebas con muestras de esta proteína disueltas, los investigadores han comenzado ya a probar la nueva técnica con muestras reales de pacientes que se tratan de su afección en el Hospital Donostia. Los buenos resultados obtenidos hasta ahora podrían llevar a CIC microGUNE y Biodonostia a patentar la tecnología desarrollada, ya que adaptando ciertos aspectos, podría emplearse en la detección de marcadores implicados en otras enfermedades.

La colaboración entre los investigadores de CIC microGUNE y Biodonostia comenzó en 2009 con la firma de un acuerdo para desarrollar nuevos métodos de diagnóstico. En virtud de este convenio, el centro de investigación aporta su experiencia en el ámbito de las microtecnologías y el instituto sanitario dota a las investigaciones de una orientación práctica para cubrir las necesidades de los profesionales médicos. El resultado de este trabajo conjunto es el traslado a la práctica diaria de la medicina de los últimos avances tecnológicos. Biodonostia ingresó recientemente en la élite de la investigación médica en España después de que el Ministerio de Ciencia e Innovación acreditara a la entidad guipuzcoana como instituto de investigación sanitaria, un reconocimiento del que gozan sólo 15 centros de todo el Estado, entre ellos, el Clínic de Barcelona o el Ramón y Cajal de Madrid.

A diferencia de los métodos actuales para el diagnóstico de la enfermedad de Crohn, como la endoscopia, la técnica de detección de TNF-Alfa de CIC microGUNE y Biodonostia es muy poco invasiva, ya que sólo necesita de una cantidad mínima de sangre. La muestra se depositaría en un microdispositivo integrado en un soporte del tamaño de una tarjeta de crédito. El soporte se introduciría en una máquina lectora en la que a los pocos minutos podría obtenerse el diagnóstico. Además, tiene la ventaja de medir con mucha precisión la severidad de la enfermedad en el paciente. Los medicamentos para luchar contra las patologías en las que está implicado el TNF-Alfa tienen un coste muy alto, por lo que éste método permitirá una dosificación más exacta de los fármacos, con la consiguiente mejora en el tratamiento del paciente y un ahorro para el sistema sanitario.

La detección de TNF-Alfa no se realiza hoy en día de forma rutinaria en ninguno de los hospitales del mundo y únicamente se practica dentro de estudios de investigación, ya que no existen técnicas viables para ello en la práctica clínica diaria. Por eso, la búsqueda de un nuevo método que permita determinar el TNF-alfa para su aplicación en la práctica clínica habitual resulta de un gran interés científico y económico. Dicho dispositivo aportará al facultativo la información necesaria para la personalización del tratamiento del paciente y servirá también para aportar al médico especialista datos objetivos que permitan decidir sobre si a un paciente se le debe tratar con medicamentos anti-TNF-alfa o no, y una vez empezado a tratar, decidir las dosis periódicas a administrar y la eficiencia de este medicamento en la reducción de la inflamación.

Diagnóstico rápido, la apuesta de CIC microGUNE

El proyecto de detección de TNF-Alfa se enmarca dentro de la apuesta principal de CIC microGUNE por las ciencias de la salud. Y, dentro de este ámbito, uno de los nichos donde se concentra buena parte de sus proyectos es en el de diagnóstico rápido: el desarrollo de dispositivos que permiten detectar patologías en el momento. Por ello, CIC microGUNE se centra en el desarrollo de dispositivos capaces de realizar diagnósticos por análisis biomolecular de una forma rápida, debido a que serán dispositivos de tamaño muy reducido, bajo coste y desechables.

Además de este proyecto, CIC microGUNE también desarrolla otros proyectos en el ámbito de la salud, como microagujas para mejorar el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, un dispositivo para detectar la salmonella en los alimentos, un dispositivo que controla el estado óptimo de un órgano antes de su trasplante o ingeniería de tejidos para fabricar parches vivos que reparen lesiones en órganos vitales.

 

CIC microGUNE

CIC microGUNE nace de una alianza estratégica entre los centros de investigación Ceit-IK4, Ikerlan-IK4 y Tekniker-IK4, las universidades Mondragon Unibertsitatea y Tecnun, con la colaboración del centro de investigación belga IMEC y el respaldo del grupo empresarial Mondragón, para la investigación y desarrollo tecnológico en micro y nanotecnologías.

Con tres laboratorios o salas blancas situados en varios puntos de la geografía vasca, pretende la generación de conocimiento y tecnología en el ámbito de las microtecnologías, así como la transferencia de tecnología hacia el sector empresarial para la realización de productos y aplicaciones a diferentes sectores. CIC microGUNE cuenta desde hace dos años con una nueva sede central en el Polo de Innovación Garaia, en Arrasate. Actualmente, CIC microGUNE dispone de un equipo de 70 investigadores y tecnólogos. En 2010, el centro cerró el ejercicio con ingresos de más de 4,5 millones de euros.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.