Farmanews.com

Notas de Prensa  

Dermatología. 10 de abril de 2012

1 de cada 3 personas con psoriasis moderada-grave padece depresión

Son conclusiones que ponen de manifiesto la afectación emocional de la enfermedad.
Madrid, 10 de abril de 2012 — Un estudio clínico[1] , realizado en pacientes con psoriasis moderada-grave, revela que entre un 32% y un 60% de estos pacientes padecen depresión. En esta misma línea, otro estudio llevado a cabo en pacientes afectados por distintas enfermedades de la piel (entre ellas, la psoriasis), revela que un 10% de los afectados ha expresado que en alguna ocasión tuvo la intención de quitarse la vida[2].

Son conclusiones que ponen de manifiesto la afectación emocional de la enfermedad. De hecho, el impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes con psoriasis es similar al de otras enfermedades que ponen en peligro la vida. Por esta razón, la psoriasis puede tener un impacto físico y emocional debilitante y no puede considerarse una simple molestia superficial[3].

"En los pacientes con psoriasis moderada o grave existen, principalmente, sentimientos de desesperanza, síntomas de depresión y cuadros de ansiedad" destaca Sandra Ros, psicóloga del Servicio de Dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Juana María del Molino, como paciente con psoriasis y presidenta de la asociación nacional de pacientes con psoriasis y familiares Acción Psoriasis, añade que la psoriasis "es una enfermedad que hace que no nos sintamos bien con nosotros mismos porque no nos vemos bien, y a veces experimentamos rechazo por parte de los demás cuando ven nuestras placas. Por esto, muchos pacientes se aíslan, no quieren salir de casa y cancelan encuentros con amigos y familiares por vergüenza. Es importante que los pacientes acudan a su dermatólogo para conseguir el mejor tratamiento para su psoriasis y prevenir así lo que conlleva, y que acudan a la asociación para resolver dudas, recibir información o para ayudarles en todo lo que podamos".

Según la doctora Marta García-Bustinduy, profesora titular de Dermatología, Facultad de Medicina de la Universidad de la Laguna y médico adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Canarias en Tenerife, la depresión es una de las enfermedades que actualmente se asocia a la psoriasis, aunque los estudios disponibles hasta la actualidad no definen todavía si la depresión aparece bien porque el TNF (una proteína que está implicada en el desarrollo de la psoriasis) se halla aumentado en las lesiones de psoriasis, o por otros signos propios de esta enfermedad como la visibilidad de las lesiones o la parte del cuerpo en la que afloren.

Los fármacos biológicos se han convertido en la principal alternativa terapéutica para conseguir un blanqueamiento duradero de las lesiones de psoriasis[4]. Estos medicamentos, algunos de los cuales son anti-TNF, consiguen normalizar la piel del paciente porque actúan directamente en las moléculas que provocan la inflamación y sobre los mecanismos que producen la enfermedad, lo que llevaría también a controlar la depresión.

Concretamente, los datos procedentes de un ensayo clínico que evalúa los efectos del anti-TNF adalimumab en los síntomas de depresión y efectos en la calidad de vida de pacientes con psoriasis moderada-grave, indican que al tratar satisfactoriamente la psoriasis con adalimumab puede reducir sustancialmente los síntomas depresivos en estos pacientes, si bien el análisis no puede probar si el efecto de adalimumab es directo o indirecto5.

Para consultar más información sobre psoriasis visita www.psoriasissalud.es y www.accionpsoriasis.org

Acerca de la psoriasis

La psoriasis es un trastorno crónico del sistema inmunitario que aparece sobre la piel. Se calcula que afecta a unos 125 millones de personas en todo el mundo (unas 650.000 en España). Es un trastorno no contagioso que acelera el ciclo de crecimiento de las células de la piel y produce zonas descamativas gruesas sobre la misma. La forma más frecuente, la llamada psoriasis en placas que padecen el 80% de los pacientes con psoriasis, aparece en forma de parches rojos y elevados cubiertos de escamas blancas que a menudo son pruriginosos y dolorosos, y que pueden resquebrajarse y sangrar. En la actualidad no tiene cura pero el tratamiento puede ayudar a controlar el proceso. El tratamiento puede consistir en tópicos, fototerapia o medicamentos sistémicos por vía oral o en inyección o infusión.

[1] Schmitt JM, Ford DE. Role of depression in quality of life for patients with psoriasis. Dermatology 2007;215(1) 17-27.
[2] Gupta MA, Gupta AK. Depression and suicidal ideation in dermatology patients with acne, alopecia areata, atopic dermatitis and psoriasis. Br J Dermatol 1998;139:846-50.
[3] Rapp SR, et al. Psoriasis causes as much disability as other major medical diseases. J Am Acad Dermatol 1999; 41: 401.
[4] Ribera Pibernat, Miquel. Psoriasis. Guía de Tratamientos. 2009
5 Alan Menter, MD, et al. The effect of adalimumab on reducing depression symptoms in patients with moderate to severe psoriasis: A Randomized clinical trial. J Am Acad Dermatol 2010, 62(5): 812-8.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.