Farmanews.com

Notas de Prensa  

Otras. 11 de mayo de 2012
según un estudio presentado en el xvii congreso nacional de la sociedad española de neurocirugía por especialistas del grupo imo

La radiocirugía es el tratamiento más eficaz para pacientes con malformaciones arteriovenosas del tronco cerebral

Entre los cinco y diez años después del tratamiento la supervivencia de los pacientes tratados de las malformaciones arteriovenosas de tronco cerebral con radiocirugía tratados supera el 88%
Madrid, 11 de mayo 2012

La Radiocirugía estereotáxica realizada con el protocolo de dosis moderadas que aplican. los especialistas del Grupo IMO, constituye un tratamiento eficaz y una modalidad terapéutica de elección para los pacientes que presentan malformaciones arteriovenosas de tronco cerebral. Asimismo, destaca la alta supervivencia obtenida que es del 88% a cinco y diez años desde que se inició el tratamiento. Estas han sido las conclusiones principales de un estudio que ha presentado el Dr. Luis Lorenzana, especialista en Neurocirugía de la Unidad de Oncología Radioterápica del Grupo IMO en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid, con motivo del XVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neurocirugía que se celebra da en Las Palmas de Gran Canaria.

En este estudio han participado 41 pacientes con una media de seguimiento evolutivo de 61 meses y los resultados son muy satisfactorios ya que la cifra de supervivencia es del 88% a los cinco y diez años. El protocolo del Grupo IMO en este tipo de patologías se basa en tres criterios: lograr un máximo índice de oclusión (cerramiento) de la lesión para evitar que los pacientes vuelvan a sangrar. "Procuramos obtener una mínima morbilidad dada la localización crítica de la lesión. Por último, es fundamental realizar el proceso terapéutico con la mayor precisión posible. Nuestra experiencia nos permite asegurar que la Radiocirugía, debidamente protocolizada y realizada por un equipo de especialistas con experiencia contrastada, en una técnica de elección para estos pacientes", asegura el Dr. Lorenzana.

Por su parte, el Dr. Kita Sallabanda, neurocirujano del Grupo IMO y especialista en Neurocirugía de la Unidad de Oncología Radioterápica del Grupo IMO en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid, presentó en este Congreso una comunicación sobre la aplicación de radiocirugía en pacientes con metástasis cerebrales radio resistentes que suelen darse en pacientes cuyo tumor primario son el melanoma de piel y el cáncer renal. En conclusión, gracias al radiocirugía se consiguen resultados positivos en el 80% del casos, a diferencia de la aplicación de radioterapia convencional cuyas cifras son sensiblemente inferiores

¿Qué son las malformaciones arteriovenosas?

La malformación vascular cerebral, también llamada malformación arteriovenosa o angioma es un conjunto de vasos sanguíneos de crecimiento anormal que se han formado en el cerebro, en este caso, en el tronco cerebral. El mayor riesgo que tienen es que produzcan una hemorragia cerebral que puede provocar secuelas neurológicas importantes para los pacientes, e incluso la muerte de los mismos. La hemorragia es el síntoma principal de estas lesiones, aunque también suelen aparecer otros signos de alerta como visión doble, torcer la boca de manera involuntaria, parálisis del brazo, etc. "Las malformaciones arteriovenosas de tronco cerebral –recalca el dr. Lorenzana- son inoperables dada su ubicación que hace prácticamente inviable su acceso quirúrgico. Por lo que la Radiocirugía es el procedimiento más eficaz ya que con ella sin necesidad de cirugía logramos la oclusión (cerramiento) de los vasos sanguíneos que han provocado la lesión en un plazo de entre uno y tres años. Además, esta técnica no daña otros vasos de mayor calibre que puedan encontrarse próximos a la zona tratada".

¿Cuáles son los pasos de la Radiocirugía?

El primer paso consiste en la localización exacta de la lesión, para lo que son precisos la realización de estudios radiológicos con TAC, Resonancia Magnética y Angiografía digital principalmente. Asimismo, se coloca en la cabeza del paciente un marco o guía estereotáxica que permite establecer la posición exacta de la lesión. "A continuación –recalca el especialista del Grupo IMO- se aplican mediante el acelerador lineal haces finos de radiación desde infinitas puertas de entrada para que la energía, aunque baja en cada haz, sea lo suficientemente alta en la zona a tratar. La técnica se realiza en una sesión, tan solo precisa anestesia local y en 24 horas el paciente es dado de alta reincorporándose de inmediato a su actividad normal

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   



Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.