Farmanews.com

Notas de Prensa  

11 de diciembre de 2012
La deshidratación puede incluso ocasionar serios problemas de salud

La ingesta de bebidas para deportistas puede mejorar el rendimiento físico

  • Un estudio publicado en la revista Archivos de Medicina del Deporte, señala que el estado de hidratación y la provisión de sustratos energéticos son factores determinantes en el rendimiento físico 
  • Según el estudio, una bebida para deportistas ideal es la que sacia la sed, proporciona la energía y electrólitos suficientes, se absorbe rápidamente y tiene una buena palatabilidad 
  • Beber agua también mejora el rendimiento aunque en un menor grado que en el caso de las bebidas con glucosa y electrolitos

Barcelona, 10 de diciembre 2012 -. El estudio “Utilidad en el deporte de las bebidas de reposición con carbohidratos”, en el que ha participado el Dr. Manonelles -presidente de la Federación Española de Medicina en el Deporte- , afirma que no se puede realizar un deporte intenso y prolongado sin una adecuada disponibilidad de hidratos de carbono. En este sentido, la ingestión de bebidas con electrolitos y glucosa -las denominadas bebidas para deportistas- puede mejorar el rendimiento físico, incluso cuando la cantidad de ésta última sea pequeña. 

El documento -publicado recientemente en la revista “Archivos de Medicina del Deporte”- realiza una revisión de toda la literatura disponible para ofrecer una completa radiografía de las consecuencias de la deshidratación, así como la utilidad y forma de empleo de las bebidas con hidratos de carbono en la práctica deportiva. 

 

Consecuencias de la deshidratación en el deporte

Lo que un deportista come y bebe puede afectar a su salud, peso y composición corporal, disponibilidad de sustratos, tiempo de recuperación post-esfuerzo y, en definitiva, a su rendimiento.

En determinadas actividades deportivas el estado de hidratación y la provisión de sustratos energéticos son factores determinantes en el rendimiento e incluso de la aparición de serios problemas de salud. 

“La ingesta adecuada de bebidas para deportistas nos permitirá mantener una presión adecuada, proporcionar agua y electrolitos para el metabolismo y proporcionar elementos energéticos para desarrollar el trabajo muscular a través de los hidratos de carbono”, expone el Dr. Manonelles. 

Para el doctor, una bebida para deportistas ideal es la que sacia la sed, proporciona la energía y electrólitos suficientes, se absorbe rápidamente y tiene una buena palatabilidad. Los objetivos de las bebidas para deportistas son varios: en primer lugar, proporcionar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de glucosa en sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno; en segundo lugar, reponer los electrolitos, y especialmente el sodio; y, finalmente, la reposición hídrica para evitar la deshidratación. 

Cuando la pérdida hidroelectrolítica es importante, se compromete el rendimiento y pueden aparecer problemas médicos como el golpe de calor. De ahí la necesidad y la utilidad de una hidratación y aporte de sustratos adecuados en el deporte. 

En los deportes de resistencia, la mala hidratación tiene una trascendencia enorme porque condiciona el rendimiento. Algunos ejemplos prácticos:

 

  • Ciclismo y ciclismo de montaña: empeoramiento en la capacidad de rendimiento.
  • Fútbol: afectación de la percepción subjetiva de mayor esfuerzo, con empeoramiento del patrón y del ritmo de carrera y algunas tareas técnicas relacionadas con el control del balón, con el sprint y con los desplazamientos laterales.
  • Baloncesto: disminución del número de lanzamientos y de la velocidad del sprint y en el estado de atención en los jugadores deshidratados. 

No se puede realizar un trabajo intenso y prolongado sin una adecuada disponibilidad de hidratos de carbono. La ingestión de bebidas con glucosa y electrolitos puede mejorar el rendimiento físico incluso cuando la cantidad de glucosa sea pequeña, si bien el rendimiento puede mejorar, aunque en un menor grado, por la ingesta de agua. Así, la depleción de glucógeno, causada por el ejercicio o por la combinación de ejercicio y un ingreso escaso de hidratos de carbono, reduce la capacidad de trabajo alrededor del 50% del máximo normal. 

 “En los trabajos en los que se compara la utilidad de las bebidas con hidratos de carbono con otras bebidas, se detecta que las que contienen hidratos de carbono permiten mejores resultados”, añade la revisión. Cuando se aumentan los depósitos musculares y hepáticos de hidratos de carbono, los deportistas son capaces de realizar ejercicio de alta intensidad. De esta manera, la disponibilidad de los hidratos de carbono y la magnitud de los depósitos de glucógeno son imprescindibles y su disminución puede ser un factor limitante en el rendimiento de resistencia. 

 

Recomendaciones de hidratación para la práctica deportiva

Según el Dr. Manonelles, la hidratación para el ejercicio debe ser adecuada, antes, durante y después del ejercicio. “Por lo tanto, en las tres situaciones tiene cabida la utilización de bebidas para deportistas, aunque en el ejercicio y después de él, especialmente si se va a volver a competir, es primordial”. 

Para un adulto medio, se recomienda una ingesta de entre 400 y 500 cc en las cuatro horas previas al ejercicio de larga duración. Durante el ejercicio, entre 150 y 200 cc cada 20 minutos. Y después del ejercicio se es menos estricto, pues bastará con saciar la sed. 

El deportista debe responsabilizarse de efectuar una hidratación adecuada. El rendimiento óptimo sólo es posible cuando la deshidratación es minimizada ingiriendo gran cantidad de líquido durante el ejercicio.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.