Farmanews.com

Notas de Prensa  

10 de julio de 2013

Las gafas de sol ayudan a prevenir enfermedades como conjuntivitis, cataratas, queratitis o cánceres de córnea

  • Bausch+Lomb alerta de que utilizar gafas no homologadas perjudica nuestra la salud ocular 
  • El doctor Benítez del Castillo recomienda que desde jóvenes hemos de utilizar gafas de sol homologadas para prevenir enfermedades que pueden aparecer en la vejez

10 de Julio de 2013 

Madrid, 10 de julio de 2013. Con la llegada del verano, comienzan ciertas actividades lúdicas en las que las personas se exponen durante largas horas a los rayos ultravioletas del sol, como por ejemplo, el tumbarse en la playa o los paseos por la montaña. En esta estación es importante protegernos para cuidar nuestra salud ocular porque los rayos solares pueden derivar en enfermedades como la conjuntivitis, la queratitis e, incluso, cataratas, cánceres de córnea o degeneración  macular. 

Bausch+Lomb, empresa líder en oftalmología, recomienda que las gafas de sol sean utilizadas en todas las franjas de edad, incluso, entre los ancianos y los niños, y que estén debidamente homologadas, ya que unos lentes de mala calidad pueden perjudicar también nuestra vista. Dependiendo del cristal, dejan pasar menor o mayor cantidad de rayos ultravioletas y, por eso, es recomendable utilizar gafas que liberen lo máximo posible nuestros ojos de la exposición del sol. En este sentido, es aconsejable que los lentes tengan un índice de absorción de rayos ultravioletas del 15% al 35%. 

Existen cuatro estándares de gafas, según el color y la protección del lente. El nivel 1 es una lente clara que se debe utilizar en ámbito urbano y con tiempo nublado. Cabe destacar que éstas apenas protegen, por lo que algunos expertos ni las catalogan como gafas de sol. El número 2, que también es insuficiente para protegernos del sol, tiene los cristales ligeramente tintados y se suele emplear con tiempos inestables. Las número 3 sí que nos protegen de los rayos ultravioletas, y se pueden utilizar tanto en la playa como en la montaña. Las lentes número 4 son muy oscuras y se usan en situaciones de sol intenso, y en todos los escenarios, incluso, en la nieve, pero con ellas está prohibido conducir. 

El doctor José Manuel Benítez del Castillo, catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense de Madrid, destacó que sólo el 75% de los jóvenes utilizan gafas de sol y que, en la mayoría de los casos, no son homologadas. 

“Los rayos del sol ultravioletas han demostrado que tienen un efecto acumulativo respecto a enfermedades que van aparecer de mayor, en la vejez, y hay que protegerse desde niño y desde joven”, señaló el especialista. Añadió que estas posibles enfermedades podrían ser: el cáncer de superficie ocular, tumores conjuntivales, las cataratas o la degeneración macular. Así pues, resaltó la importancia de proteger los ojos desde joven, y de concienciar a las personas de que “utilicen gafas de sol y no gafas de mercadillo, sino de óptica”. 

En este sentido, Benítez del Castillo reiteró la importancia de usar gafas de sol homologadas. El especialista explicó que unas lentes inadecuadas “van a quitar la luminosidad y van hacer que estemos más cómodos en el sol, pero al no llevar protección ultravioleta, esos rayos ultravioletas, tanto A como B, van a penetrar en el interior del ojo y van a causar enfermedad. Es casi mejor no llevar gafas de sol, que llevar unas gafas de sol de mala calidad”. 

Otro de los problemas que se da en verano es la irritación de los ojos por la exposición al cloro de las piscinas o de la sal del agua del mar, por eso Benítez del Castillo aconseja utilizar gafas de bucear. En el caso de irritación, ya sea por el cloro o los rayos del sol, se deben emplear lágrimas artificiales para aliviar el dolor. 

Por otro lado, Benítez del Castillo apuntó que las personas que llevan lentillas deben de abstenerse de bañarse con ellas, porque corren “el riesgo de tener infecciones oculares graves, como queratitis por amebas, y éstas pueden terminar en ceguera”.

Profesor Benítez del Castillo

J.M. Benítez del Castillo es Catedrático y Profesor de Oftalmología en la Universidad Complutense de Madrid. Completó su Licenciatura y Doctorado en Medicina y Cirugía (Apto cum laude y Premio Extraordinario del Doctorado) en la Universidad Complutense de Madrid. 

En la actualidad es Jefe de la Unidad de Superficie e Inflamación Ocular en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Es Secretario General de la Sociedad Española de Oftalmología y miembro de numerosas sociedades científicas que incluyen entre otras la Academia Americana de Oftalmología (AAO), Association for Research in Vision and Ophthalmology (ARVO), American Society of Uveitis, International Ocular Surface Society, Tear Film and Ocular Surface Society (TFOS), o la International Ocular Inflammation Society (IOIS). 

Ha recibido numerosos premios y menciones honorables de diversas sociedades científicas por sus trabajos de investigación. Ha publicado alrededor de 180 artículos en revistas, además de ser autor o co-autor de más de 43 libros y monografías.

 

Sobre Bausch + Lomb 

Bausch+Lomb es la compañía líder en salud ocular global, centrada en la protección y mejora de la visión. Nuestros principales negocios incluyen productos farmacéuticos oftálmicos, lentes de contacto, productos para el cuidado de lentes y dispositivos, e instrumentos quirúrgicos oftálmicos. Nos ocupamos a nivel global del desarrollo, fabricación y distribución de la cartera de productos más completa de la industria, disponibles en más de 100 países. Fundada en 1853, nuestra empresa tiene su sede en Rochester, NY, y emplea a más de 11.000 personas en todo el mundo.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.