Farmanews.com

Notas de Prensa  

12 de agosto de 2013
Especialistas del centro de investigación en economía y gestión de la salud calculan que un centro como el hospital la ribera puede ahorrar 2,3 millones de euros anuales con esta política

Un estudio de la Universidad Politécnica demuestra que la derivación de pacientes a residencias para rehabilitación funcional reduce la estancia de los usuarios y los costes sanitarios

Tras dos años de implantación de los programas de colaboración socio-sanitaria de la Red pública concertada de atención a la dependencia se prevé extender este servicio pionero a otras áreas

Valencia, 12 de agosto de 2013

 

Un estudio de especialistas de ingeniería económica y asistencia técnica en el sector socio-sanitario de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) demuestra que la derivación de pacientes hospitalarios a residencias para recibir terapias de rehabilitación funcional reduce la estancia media de los usuarios y genera un importante ahorro del gasto público sanitario. 

Este informe, titulado Propuesta para la Colaboración Público Privada en la coordinación socio-sanitaria, indica que experiencias piloto implantadas por la Red pública concertada de atención a la dependencia – Aecas con centros como el Hospital de La Ribera han permitido un ahorro de los costes de atención de 2,3 M€/año, al tiempo que han mejorado la satisfacción de los pacientes y reducido la estancia media de estos. 

El estudio, desarrollado por el Centro de Investigación en Economía y Gestión de la Salud (CIEGS) y el Instituto de Ingeniería Económica (INECO), defiende la extensión de este modelo de colaboración socio-sanitaria para paliar las necesidades de atención de los enfermos crónicos de la Comunidad Valenciana. 

Este programa tiene su origen en una experiencia piloto de los centros del Grupo Novaire con el Hospital Cardiovascular de San Vicente del Raspeig (Alicante), que ha permitido disponer de un amplio espectro de casos y un seguimiento de la evolución de los pacientes y la circulación de camas en el citado centro hospitalario, al tiempo que ha permitido agilizar la disponibilidad de camas para los Hospitales de Agudos, proporcionándoles así más movilidad en sus estancias. 

El citado informe incide en que, al igual que la experiencia previa en Novaire, colaboración analizada entre el citado hospital y la Residencia Solimar de Alzira ha conseguido mejorar los estándares de calidad del funcionamiento de una Unidad de Rehabilitación Funcional (URF), e incluso reducir de 25 a 20 días el periodo de estancia media para los pacientes derivados, en su mayoría personas que han sufrido un ataque cerebrovascular o padecen inmovilidad, con edades comprendidas entre los 62 y los 94 años.

 

Recuperación de la movilidad 

De hecho, está experiencia ha tenido resultados muy positivos en los grupos de pacientes que requieren rehabilitación funcional precoz tras un Ictus -Accidentes Cerebro Vascular-, con terapias orientadas a facilitar la autonomía mínima del paciente -alimentarse por si mismo y transferencias-, y también los usuarios intervenidos de fractura de cadera. Estos grupos, junto con los pacientes encamados en el Hospital durante mucho tiempo, han participado en programas de rehabilitación específicos para recuperar movilidad, obteniendo una adecuada ganancia funcional y paliación.  

Además, la rapidez en la derivación desde el hospital a los centros de la Red pública concertada de atención a la dependencia – Aecas, como el citado de Solimar Alzira, garantiza que el  paciente no pierda movilidad -en caso contrario se estima una perdida media del 7% de la movilidad diaria- circunstancia que favorece que se reduzca el periodo de estancia media en la URF y que baje tanto la institucionalización, como la mortalidad. 

El funcionamiento de este modelo de colaboración socio-sanitaria, donde el paciente crónico hospitalario es transferido a la unidad geriátrica de recuperación funcional en las instalaciones de Solimar, se concreta en la derivación del paciente a la consulta externa geriátrica, la Unidad Hospitalaria a Domicilio (UHD), la de Rehabilitación (RHD) o a la Unidad Geriátrica de Recuperación Funcional en la Residencia Solimar, en función de las necesidades del usuario. 

De esta forma, se establece un programa específico para su proceso de rehabilitación funcional que favorece su adecuada recuperación, la disminución de la tasa de reingreso respecto a la media hospitalaria, al tiempo que facilita la permanencia de los vínculos familiares y sociales, ya que se presta la asistencia en un área próxima a la residencia del usuario, mientras que antes de implantar esta modelo de colaboración socio-sanitaria, se trasladaba a los pacientes al Hospital Doctor Moliner, a 80 Km de Alzira, con todos los inconvenientes que esto acarrea tanto para pacientes como para familiares.

 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


  • Día Mundial del Ictus
  • Fecha: 27 de noviembre de 2017
  • Lugar: Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades C/ Condesa de Venadito, 34. Madrid

Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.