Farmanews.com

Notas de Prensa  

Enfermedades Infecciosas. 01 de octubre de 2013
El 2 de octubre, día mundial de la infección por staphylococcus aureus resistente a meticilina (sarm)

La resistencia a los antibióticos en España se sitúa por encima de la media europea

  • Cada año 150.000 europeos padecen una infección por SARM1,2 
  • La incidencia de SARM en España se sitúa en torno al 26,6% de las infecciones por estafilococos3   
  • La mayoría de la infecciones de la piel y tejidos blandos están producidas por Staphylococcus aureus y estreptococos  β-hemolíticos4

Madrid, 1 de Octubre de 2013.-  Las enfermedades infecciosas son la segunda causa de muerte en todo el mundo, siendo responsables de más muertes anualmente que el cáncer5. Los antibióticos han reducido espectacularmente la morbilidad y mortalidad por enfermedades infecciosas, pero el crecimiento de la resistencia a los antibióticos se está acelerando a una velocidad alarmante, siendo actualmente muchas bacterias resistentes a varios antibióticos al mismo tiempo6,7. La aparición de resistencias es una consecuencia inevitable del uso continuo de antibióticos, ya que las bacterias evolucionan y mutan de manera natural, adquiriendo resistencia a los antibióticos destinados a combatirlas8. Dentro de éstas, las infecciones de piel y tejidos blandos por Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM), que pueden convertirse en infecciones graves, han incrementado su frecuencia en el hospital. 

En la mayoría de los estados de la Unión Europea, la resistencia a los antimicrobianos es alta o está aumentando, en particular para bacterias habituales como Staphylococcus aureus, entre otras6,9. La mayor parte de las infecciones de piel y tejidos blandos están producidas por Staphylococcus aureus y estreptococos β-hemolíticos4. El uso de antibióticos, fundamentalmente betalactámicos, es la base para el tratamiento de estas infecciones, pero la resistencia de Staphylococcus aureus a meticilina se ha convertido en una epidemia hoy en día10

El Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM) es una causa importante de infecciones resistentes a los antimicrobianos asociadas a la asistencia sanitaria en todo el mundo, ya que la infección se puede producir durante procesos de cirugía invasiva o de ventilación asistida, entre otros7. Ha aumentado rápidamente en las últimas cuatro décadas y es un problema creciente, que ya afecta a 150.000 pacientes al año en Europa y conlleva un coste adicional de la hospitalización asociado al tratamiento de estos pacientes de 380 millones de euros1,2. En el caso de España, la resistencia de SARM no ha variado mucho a lo largo de los últimos 12 años, pero se sitúa por encima de la media europea, con valores de resistencia del 23,3% al 26,6% según la Red Europea de Vigilancia de Resistencia a Antimicrobianos (EARS-net)3

Ante la situación actual, hay una necesidad crucial de nuevos antibióticos para combatir la propagación de la resistencia antimicrobiana. Pero los retos del descubrimiento de fármacos, el alto coste y las dificultades para llevar a cabo ensayos clínicos han hecho que algunas compañías farmacéuticas  reduzcan su inversión en el desarrollo de nuevos antibacterianos. En respuesta a la creciente demanda mundial de nuevos antibióticos, AstraZeneca es una de las pocas compañías farmacéuticas que siguen invirtiendo en la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos para bacterias resistentes a medicamentos, incluidos los posibles nuevos antibióticos, y está trabajando en asociación con otras compañías para desarrollarlos. 

 

La infección por Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM) 

SARM es una bacteria Gram positiva de la familia de los estafilococos que se ha hecho resistente a los antibióticos de primera línea frente a estos microorganismos, principalmente, los betalactámicos. La mayoría de las bacterias estafilocócicas se propagan por contacto de piel a piel. 

Una vez que el estafilococo entra en el cuerpo, puede propagarse a los huesos, las articulaciones, la sangre o cualquier órgano, como los pulmones, el corazón o el cerebro. Las infecciones graves por estafilococos son más comunes en personas con un sistema inmunitario debilitado: pacientes hospitalizados durante mucho tiempo, en hemodiálisis, en tratamiento para el cáncer, o que se hayan sometido a cirugía el año anterior. 

Las infecciones por SARM también se pueden producir en personas sanas que no hayan estado recientemente en el hospital. La mayoría de estas infecciones por SARM son en la piel o menos comúnmente infecciones pulmonares. 

Un signo de una infección cutánea por estafilococos es un área de piel roja, hinchada y dolorida, que además puede presentar secreción de pus u otros líquidos. Las infecciones por SARM en los pacientes que se encuentran en centros médicos tienden a ser graves. Estas infecciones por estafilococos pueden darse en el torrente sanguíneo, el corazón, los pulmones u otros órganos, la orina o en el área de una cirugía reciente. El pronóstico de una persona depende de la gravedad de la infección y de su estado general de salud. La neumonía y las infecciones de la sangre relacionadas con SARM están asociadas con tasas de mortalidad altas11.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.