Farmanews.com

Notas de Prensa  

Artritis reumatoide. 24 de octubre de 2013
Según un estudio español que se presentará en el congreso del american college of rheumatology (acr), en san diego (ee.uu.)

El exceso de grasa en pacientes con artritis reumatoide puede influir sobre el daño radiológico y la actividad de la enfermedad

  • Se ha visto la alteración de los índices de masa grasa en pacientes con artritis reumatoide sobre todo en brazos y piernas con respecto al tronco
  • Un total de 43 trabajos españoles han sido becados por la Sociedad Española de Reumatología para asistir al Congreso ACR, parte de ellos con la ayuda de MSD
  • Se estima que más de 200.000 personas sufren artritis reumatoide en España

Madrid, 24 de octubre de 2013.- El exceso de grasa en pacientes con artritis reumatoide, en concreto, la alteración de los índices de masa magra en brazos y piernas con respecto al tronco y de miembros con respecto a la masa magra total puede influir sobre la actividad de la enfermedad, el daño radiológico y daño endotelial vascular precoz, según concluye un estudio español que se presentará en el próximo Congreso del Colegio Americano de Reumatología (ACR, en sus siglas en inglés) que se celebrará del 25 al 30 de octubre en San Diego (EE.UU.). 

Según el autor principal de este estudio, el Dr. Iván Ferraz, médico adjunto del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Canarias (Tenerife) el objetivo de este trabajo era “estudiar la relación existente entre la composición corporal alterada en estos pacientes con determinadas características de la enfermedad como la actividad clínica, el riesgo cardiovascular o el daño radiológico”. Anteriores estudios ya habían puesto de manifiesto que dicha composición corporal está alterada en pacientes con artritis reumatoide pero “en este caso hemos visto en qué zonas se encuentran esos índices de masa alterados y, además, hemos detectado una alta frecuencia de adiposidad abdominal y porcentaje de grasa en pacientes”. 

Para el reumatólogo, la masa corporal alterada en pacientes con artritis reumatoide “es consecuencia de la presencia, duración y actividad de la enfermedad” y asegura que “dado que esta composición alterada parece influir sobre determinadas comorbilidades, su medición y control puede ser de interés para el control de la enfermedad”.

 

Actividad física en pacientes con AR sí, pero siempre bajo control

Otro de los trabajos becados para asistir a este encuentro internacional se ha centrado en estudiar otro rasgo de los pacientes con artritis reumatoide, en este caso, se ha analizado la actividad física de estas personas frente a un grupo de población sana. Según detalla la investigadora principal del estudio, la Dra. Vanesa Hernández, médico adjunto del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Canarias (Tenerife), “al considerar la actividad física de forma global, no encontramos diferencias entre la población con artritis reumatoide y los participantes del grupo control. Pero al hacer un análisis del número de minutos diarios que empleaban en actividades de distinta intensidad, medido con el acelerómetro triaxial, evidenciamos que los sujetos con artritis reumatoide empleaban menos minutos en realizar actividad física de intensidad moderada y vigorosa que los sanos”. 

La especialista insiste en la importancia de mantener un nivel adecuado de actividad física puesto que “según evidencias científicas, los pacientes con artritis reumatoide tienen mayor riesgo cardiovascular que la población general debido a distintos factores conocidos: la inflamación mantenida, el uso de determinados fármacos y la aterogénesis acelerada; por lo que puede disminuirse el riesgo cardiovascular si los niveles de actividad física son los adecuados”. 

Sin embargo, el estudio ha evidenciado que en los pacientes con artritis reumatoide –se estima que actualmente hay más de 200.000 afectados en España- las variaciones en la actividad de la enfermedad suponían variaciones también en su actividad física, de tal manera que si presentaban un brote articular, disminuía la actividad física. “Es fundamental potenciar el ejercicio físico en los pacientes con artritis reumatoide, pero siempre adaptándolo al estado articular”, asegura la especialista. Por ejemplo, en una persona con artritis reumatoide sin grandes deformidades articulares y con un grado de actividad baja o en remisión clínica, las recomendaciones serían las mismas que para la población general, realizar actividad física de intensidad moderada al menos 20 minutos tres días a la semana. Mientras que en pacientes con peor clase funcional se indicarían ejercicios de poco impacto al trabajar sobre las articulaciones más afectadas y principalmente enfocado a aumentar la fuerza y el tono muscular de forma global.


43 becas ACR concedidas

Este año, la Sociedad Española de Reumatología ha otorgado un total de 43 becas para asistir al Congreso ACR, parte de las mismas en colaboración con la compañía farmacéutica MSD. De esta manera se han concedido todas las solicitudes que cumplían con los requisitos recogidos en la convocatoria, alcanzándose un récord histórico en este tipo de becas. Así, la SER, consciente de  la complicada coyuntura actual que dificulta el acceso a la financiación y a ayudas para asistir y presentar trabajos en este tipo de congresos, ha decidido hacer un año más un esfuerzo por aumentar el número de becas con el objetivo de potenciar y dar relevancia a la producción científica que se está llevando a cabo en la actualidad en los Servicios de Reumatología de los hospitales españoles, facilitándoles su presencia en este encuentro internacional de gran impacto e importancia en la especialidad. 

Los trabajos becados abarcan una gran variedad de enfermedades reumáticas, patologías que afectan a uno de cada cuatro españoles mayor de 20 años y que, en la actualidad, se sitúan entre las dolencias crónicas más prevalentes entre la población española adulta, por delante del colesterol, las alergias o la migraña, según la última Encuesta Nacional de Salud del Instituto Nacional de Estadística.

 

Sociedad Española de Reumatología (SER) - www.ser.es

La Sociedad Española de Reumatología (SER) tiene como misión trabajar y relacionarse activa y positivamente con todos los agentes de interés en el campo de la Reumatología. Para ello, entre otras actividades, fomenta el estudio de las enfermedades reumáticas –enfermedades del sistema musculoesquelético y del tejido conjuntivo-, desarrolla trabajos, estudios y proyectos de investigación en Reumatología y atiende los problemas relacionados con la especialidad. Asimismo, brinda apoyo a los pacientes de enfermedades reumáticas a través de su relación con asociaciones que integran fundamentalmente a pacientes. En el área de docencia, la SER lleva a cabo un amplio número de cursos sobre todas las áreas de la Reumatología y celebra dos simposios monográficos y un congreso cada año. Actualmente, la SER representa a cerca de 1.500 profesionales en España y mantiene contacto con las sociedades autonómicas de Reumatología de todo el país. 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.