Farmanews.com

Notas de Prensa  

Cáncer. 19 de marzo de 2014
El ministerio de sanidad autoriza el uso en el sistema nacional de salud de avastin® (bevacizumab) como tratamiento en primera línea para un tumor sin novedades en más de una década

Disponible en España la primera terapia biológica para el cáncer de ovario avanzado

  • El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO) participó activamente en la investigación que ha avalado su empleo en pacientes sin tratamiento previo. 
  • Bevacizumab, que actúa impidiendo al tumor crear nuevos vasos sanguíneos con los que alimentarse y seguir creciendo, mejora la supervivencia libre de progresión y, en algunos casos, también la supervivencia global. 
  • Se trata del primer fármaco en más de diez años que aporta una mejoría sobre la supervivencia en un tipo de cáncer cuyo tratamiento se limitaba a la cirugía en primer término y a la quimioterapia en fase avanzada. 
  • Los expertos subrayan que una cirugía realizada por especialistas en el tumor condiciona de forma muy favorable la supervivencia.

Madrid, 19 de marzo de 2014.- Ya está disponible en España la primera terapia biológica para el cáncer de ovario avanzado. Tras la autorización por parte de la Agencia Europa del Medicamento (EMA) en diciembre de 2011, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha autorizado el uso de Avastin® (Bevacizumab) en el Sistema Nacional de Salud (SNS) para tratar un tumor del que se diagnostican cada año unos 3.000 nuevos casos en nuestro país. En el 75% de los casos el diagnóstico se produce cuando la enfermedad ya se encuentra en fase avanzada. Precisamente son estas pacientes las que podrán beneficiarse de añadir este medicamento a la quimioterapia (carboplatino más paclitaxel) como tratamiento de primera línea tras la cirugía. El visto bueno de las autoridades incluye una segunda indicación al poder utilizarse también en mujeres que han recaído y cuyo tumor es sensible a quimioterapia con platinos

Las innovadoras terapias basadas en el conocimiento de la biología molecular y diseñadas para actuar sobre nuevas dianas se han ido incorporando al tratamiento de un número creciente de tumores. Sin embargo, no se disponía aún de ninguna de ellas para el cáncer de ovario, precisamente uno de los más necesitados de opciones eficaces, limitadas a la cirugía y la quimioterapia. Como indica el doctor Antonio González Martín, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), había una “verdadera necesidad médica no cubierta” porque el tratamiento del cáncer de ovario prácticamente no ha cambiado en los últimos años. “La pieza clave continúa siendo la cirugía, cuya realización por parte de especialistas en el tumor resulta esencial y, en segundo término, la quimioterapia cuando la enfermedad está avanzada. Pero es que íbamos camino de cumplir dos décadas disponiendo casi únicamente de una combinación de quimioterapias (paclitaxel y platino). Con Bevacizumab damos un salto cualitativo que necesitábamos: llega el primer fármaco en más de diez años capaz de aumentar la supervivencia libre de progresión y, en algunos casos, la supervivencia global. Profesionales y pacientes podemos felicitarnos por poder acceder a un medicamento que puede cambiar en parte la historia natural de la enfermedad”, asegura el doctor González Martín, que es también el jefe del Servicio de Oncología Médica del Centro Oncológico MD Anderson de Madrid. 

El doctor Andrés Poveda, director del Área Clínica de Oncología Ginecológica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO), califica igualmente de “gran noticia” la aprobación española de Bevacizumab. “Supone poder utilizar una terapia bien tolerada, que actúa de forma diferente a la quimioterapia y que aporta más supervivencia pero también mejor calidad de vida. Porque el medicamento proporciona más tiempo sin que la paciente recaiga y eso, no recaer, vivir sin síntomas y sin necesidad de un nuevo tratamiento, es lo que más preocupa a estas pacientes con la enfermedad avanzada. Un beneficio muy significativo a un coste de toxicidad bajo”, resume este experto, que es además uno de los Directores del grupo mundial GCIG. 

El visto bueno, primero europeo y ahora español, de las autoridades viene avalado por los resultados de dos ensayos fase III (GOG0218 e ICON7, americano y europeo respectivamente). Los resultados de estos trabajos mostraron  que utilizar el antiangiogénico Bevacizumab y quimioterapia en primera línea y después mantener el tratamiento sólo con el antiangiogénico consigue aumentar la supervivencia libre de progresión (SLP) frente al uso en solitario de la quimioterapia. Concretamente el beneficio en las pacientes en fases más avanzadas se cifró en un incremento de la SLP de 6 meses. GEICO tuvo una participación activa en el ICON7, realizado por una red de investigadores del Grupo Internacional de Cáncer Ginecológico (GCIG) del que el grupo español forma parte y que incluyó a más de 1.500 pacientes con cáncer de ovario epitelial que no habían recibido tratamiento previo.

 

Beneficios de actuar sobre la angiogénesis

La angiogénesis es el proceso a través del cual un tumor induce la creación de nuevos vasos sanguíneos que le permitan seguir creciendo. Cuando su tamaño supera el milímetro necesita desarrollar su propia red de vasos que le aporten los nutrientes necesarios. Bevacizumab actúa bloqueando un elemento esencial en este fenómeno: el receptor del factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF, por sus siglas en inglés). El VEGF juega un papel clave en la progresión de diferentes tumores; de hecho Avastin® tiene indicaciones aprobadas en cáncer colorrectal, mama, pulmón y riñón. El de ovario se asocia con altas concentraciones del factor VEGF, una proteína ligada al aumento de tamaño y diseminación del tumor. Como indica el doctor Poveda, “estamos ante uno de los tumores con mayor expresión de VEGF, es decir con mayor crecimiento angiogénico”. Los estudios realizados han identificado una correlación entre la presencia elevada de VEGF y un peor pronóstico de estas pacientes. 

El resultado de la acción antiangiogénica no solo se traduce en más supervivencia. Lo más importante, en palabras del doctor González Martín, “es que la paciente va a vivir más tiempo sin recaer. Eso tiene un impacto favorable sobre su vida cotidiana. Con una terapia, como Bevacizumab, con pocos efectos secundarios, podemos retrasar el momento en que desafortunadamente tendrá que volver a recibir una quimioterapia y, por tanto, estamos demorando todo lo nocivo que ello conlleva. La ampliación del tiempo sin recaída es el principal beneficio. Además en algunos subgrupos se consigue aumentar la supervivencia global y ese es un objetivo clínico de primera magnitud”. 

La calidad de vida es una prioridad en el manejo de al enfermedad. Como recuerda el doctor Poveda, en el último consenso mundial sobre este tumor se estableció el tiempo sin síntomas como una de las variables más significativas a la hora de valorar el estado de una paciente. “Las investigaciones con el antiangiogénico muestran un incremento en el número de respuestas, con la consiguiente disminución del tamaño del tumor. Así remite la sintomatología y eso es traduce en mayor bienestar para la paciente. Hay además subestudios con Bevacizumab que han puesto de relieve que su uso favorece la disminución de la ascitis, que es una acumulación de líquido en el abdomen que puede aparecer en enfermedad avanzada, reduciéndose e incluso desapareciendo la necesidad de hacer punciones”, explica el doctor Poveda. 

Ambos especialistas coinciden en destacar que el perfil de paciente más beneficiada por la incorporación de Bevacizumab al arsenal terapéutico es el de aquellas denominadas de alto riesgo que no han recibido tratamiento previo y con la enfermedad en fase III (el cáncer se ha extendido fuera de los ovarios) o IV (afecta a otros órganos). “Son pacientes”, precisa el doctor Poveda, “que no tuvieron una cirugía adecuada (cirugía subóptima) bien por imposibilidad técnica, bien porque por la extensión  no son susceptibles de cirugía óptima”. El doctor González Martín explica que el tratamiento con el antiangiogénico debe aplicarse durante la fase de quimioterapia y tras dicha fase mantenerse en solitario durante un periodo de entre 12 y 15 meses.

 

Cáncer de ovario

Se trata del octavo tumor más común y la séptima causa de muerte por cáncer en mujeres en todo el mundo. Cada año, se diagnostica la enfermedad a unas 220.000 y cerca de 140.000 fallecerán por este motivo.

 

Programa de Investigación con Avastin en cáncer de ovario

Roche tiene en marcha un ambicioso programa de ensayos clínicos y otras investigaciones con Avastin® como tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer de ovario o recurrentes (cuando el cáncer reaparece después del tratamiento inicial). Avastin® ha mostrado hasta ahora una mejora significativa en la SLP en las mujeres con cáncer de ovario en tres grandes estudios fase III: GOG 0218 e ICON7 (en 1ª línea: mujeres no tratadas previamente) y OCEANS (en 2ª línea: pacientes tratadas previamente y sensibles al tratamiento con quimioterapia basada en platinos). Roche mantiene un firme compromiso con la investigación del antiangiogénico en cáncer de ovario a través de la realización de estudios de eficacia y seguridad en combinación con otros fármacos.

 

Acerca de Roche

Roche, cuya sede central se halla en Basilea (Suiza), es una compañía líder del sector de la salud, centrada en la investigación y con la potencia combinada de la integración farmacéutica-diagnóstica. Roche es la mayor empresa biotecnológica del mundo y tiene medicamentos auténticamente diferenciados en las áreas de oncología, inmunología, enfermedades infecciosas, oftalmología y neurociencias. El Grupo también es líder mundial en diagnóstico in vitro y diagnóstico histológico del cáncer, y se sitúa a la vanguardia en el control de la diabetes. La estrategia de Roche en medicina personalizada tiene como fin proporcionar medicamentos y pruebas diagnósticas que hagan posible mejoras tangibles de la salud, la calidad de vida y la esperanza de vida de los pacientes. Fundada en 1896, Roche lleva más de un siglo contribuyendo de manera importante a mejorar la salud en todo el mundo. La Lista de Medicamentos Esenciales de la OMS contiene 24 medicamentos desarrollados por Roche, entre ellos antibióticos, antipalúdicos y quimioterápicos que salvan vidas. En el año 2013, el Grupo Roche tenía más de 85.000 empleados, invirtió 8.700 millones de francos suizos en I+D y sus ventas alcanzaron la cifra de 46.800 millones de francos suizos. En Estados Unidos, Genentech es miembro de plena propiedad del Grupo Roche, que es también accionista mayoritario de Chugai Pharmaceutical (Japón). Más información en www.roche.com.

 

Todas las marcas comerciales mencionadas en este comunicado de prensa están protegidas por la ley.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.