Farmanews.com

Notas de Prensa  

Medicina de Urgencias y Emergencias. 03 de abril de 2014
Una sesión, que debatirá ventajas y limitaciones de los diferentes métodos de diagnóstico de la apendicitis, abordará el estudio clínico del test appy1, que rubió comercializa en españa para descartar apendicitis aguda

Laboratorios Rubió participa en la Reunión anual de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, que se celebra en Barcelona del 3 al 5 de abril

La apendicitis es la urgencia quirúrgica más frecuente en pediatría y, 125 años después de la primera apendicectomía exitosa, persisten las dificultades en el diagnóstico. Laboratorios Rubió participa en la 19ª Reunión anual de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, que este año se celebra del 3 al 5 de abril en el campus de la Universitat Autònoma de Bellaterra. Con el lema "Sumando Fuerzas" se reúnen profesionales de la pediatría que tratarán cuestiones como las reacciones alérgicas, el abordaje de los trastornos funcionales digestivos, la comunicación con la familia o la coordinación entre profesionales, entre otros.Rubió ha presentado recientemente en España un test, APPY1, que permite descartar la apendicitis aguda en pacientes de 2 a 20 años. Precisamente, la apendicitis sigue siendo hoy día –tras 125 años de la primera apendicectomía exitosa –no sólo la urgencia quirúrgica más frecuente en la edad pediátrica, sino también una de las que genera dificultades para llevar a cabo un correcto diagnóstico.

Laboratorios Rubió participa en la 19ª Reunión anual de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, que este año se celebra del 3 al 5 de abril en el campus de la Universitat Autònoma de Bellaterra. Con el lema “Sumando Fuerzas” se reúnen profesionales de la pediatría que tratarán cuestiones como las reacciones alérgicas, el abordaje de los trastornos funcionales digestivos, la comunicación con la familia o la coordinación entre profesionales, entre otros. Todos desde el enfoque del trabajo en las Urgencias de Pediatría.

Rubió ha presentado recientemente en España un test, APPY1, que permite descartar la apendicitis aguda en pacientes de 2 a 20 años. Precisamente, la apendicitis sigue siendo hoy día –tras 125 años de la primera apendicectomía exitosa –no sólo la urgencia quirúrgica más frecuente en la edad pediátrica, sino también una de las que genera dificultades para llevar a cabo un correcto diagnóstico.

 

El abordaje de la apendicitis en la Reunión de la SEUP

Una de las sesiones de debate (que se celebrará el día 5 a las 15:45 horas), Scores clínicos versus pruebas complementarias en la apendicitis”, establecerá una comparación entre el diagnóstico de la apendicitis pediátrica en Urgencias a partir de puntuaciones diagnósticas o de pruebas complementarias (o bien de una combinación de ambos métodos). Esta presentación (que correrá a cargo de las doctoras Eva Pedrero, del Hospital Regional Universitario Carlos Haya, de Málaga, y Marina García, del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid) también hablará del estudio que ha sustentado el lanzamiento del test APPY1 (se realizó en Estados Unidos, durante siete meses entre 507 pacientes de 2 hasta 20 años). 

Este test que Rubió comercializa en España utiliza la combinación de múltiples biomarcadores, dando un resultado que permite descartar que el dolor abdominal tenga como causa una apendicitis aguda. APPY1 mide la concentración de MRP 8/14 (calprotectina) y de la proteína C-Reactiva a partir de una muestra de plasma. La prueba se completa con la introducción en el reader, de forma manual, del valor del recuento leucocitario. Mediante un algoritmo interno, APPY1 nos devuelve dos posibles resultados: “Negativo”, si la apendicitis está totalmente descartada, o “No concluyente”. El valor predictivo negativo (VPN) de APPY1 es de un 97%.

 

El uso del test APPY1

La importancia de contar con un test fiable, rápido y de fácil acceso que permita descartar la apendicitis aguda reside en que ahorra un tiempo que puede ser vital, reduce la duración de la estancia en observación de los pacientes y evita realizar algunas pruebas de imagen, costosas y potencialmente perjudiciales. 

Los casos en que el uso del APPY1 es más útil son aquellos en los que la exploración física no resulta concluyente, por lo que el médico procedería a realizar una ecografía abdominal y, si aún no puede descartar con certeza el diagnóstico de apendicitis aguda, un TAC. El uso de APPY1, en caso de dar un resultado negativo, evitaría la realización de las pruebas de imagen, reduciendo además la estancia hospitalaria del paciente. 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.