Farmanews.com

Notas de Prensa  

Reumatología. 22 de abril de 2014
Adelantar el diagnóstico y frenar el daño articular es fundamental para evitar la discapacidad

Más de 150 reumatólogos se reúnen para mejorar el cuidado de las espondiloartritis

Las espondiloartritis pueden ser de predominio axial (afectan principalmente a la columna) o periférica

El diagnóstico precoz es fundamental en estas patologías para evitar el deterioro de las articulaciones y las lesiones irreversibles, pero se retrasa en ocasiones entre 5 y 10 años, con la consiguiente incertidumbre que esto genera en el paciente y el daño que se va acumulando.

Casi la mitad de los afectados con espondiloartritis sufre algún tipo de incapacidad laboral (bajas, incapacidades parciales e invalidez permanente)

Madrid, 22 de abril de 2014. Más de 150 reumatólogos de toda España se reunirán el próximo sábado 26 de abril en Madrid en un encuentro sobre las espondiloartritis organizado por AbbVie bajo el lema “Moviéndonos juntos para seguir marcando la diferencia”. Durante esta jornada se compartirán los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento de estas patologías que afectan a cerca de 900.000 españoles1 y representan el  13% de los pacientes en los servicios de reumatología españoles2

Las espondiloartritis pueden ser de predominio axial (afectan principalmente a la columna), como la espondilitis anquilosante y la espondiloartritis axial no radiográfica, o periférica como la artritis psoriásica. Son patologías con un alto impacto físico y emocional, que afectan de manera significativa a la calidad de vida del paciente. Casi la mitad de los afectados con espondiloartritis sufre algún tipo de incapacidad laboral (bajas, incapacidades parciales e invalidez permanente)3

“El diagnóstico de las espondiloartritis, tanto de la espondiloartritis axial como de la artritis psoriásica,  puede retrasarse varios años, causando una progresión y acumulación del daño articular que es irreversible. Es fundamental que los pacientes sean derivados al reumatólogo lo antes posible para diagnosticar la enfermedad en las fases iniciales, evitar el deterioro de las articulaciones y la discapacidad. El pronóstico de la enfermedad  está claramente ligado al tiempo de evolución en el momento del diagnóstico”, afirma el Dr. Eduardo Collantes, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Reina Sofía de Córdoba. 

Según los especialistas, entre las diferentes causas que llevan a un retraso del diagnóstico de la espondiloartritis axial se encuentra la problemática de que a veces se confunde con algo tan frecuente como la lumbalgia y que las lesiones típicas que se observan en las radiografías suelen tardar años en aparecer. Por este motivo, recientemente se ha creado el primer protocolo en España para optimizar el uso de la resonancia magnética (RM) en el diagnóstico de la espondiloartritis axial con el fin de detectar tempranamente la enfermedad y poder aplicar un tratamiento adecuado. 

En cuanto a la artritis psoriásica, los pacientes suelen también sufrir un retraso diagnóstico, ya que aproximadamente en el 70% de los casos la afectación cutánea precede a la aparición de síntomas4. La pronta derivación al reumatólogo resulta clave en el manejo de estos pacientes para frenar la progresión del daño articular y el número de articulaciones afectadas. 

El Dr. Arturo López-Gil, director médico de AbbVie España afirma: “AbbVie tiene un compromiso claro con mejorar la vida de las personas con espondiloartritis. Desde septiembre de 2013 adalimumab es el primer y único biológico indicado para la espondiloartritis axial, lo que supone un avance importante para pacientes que previamente tenían poca o nula opción de tratamiento. Los numerosos foros de discusión científica que organizamos a lo largo del año para ayudar a profesionales sanitarios en el cuidado de los pacientes complementan este hito y forman parte de nuestro compromiso.” 

El encuentro contará con la participación del Pr. Joachim Sieper, reumatólogo del prestigioso Hospital  Charité en Berlín y miembro del comité ASAS (Assessment of SpondyloArthritis international Society). Los nuevos criterios ASAS para el diagnóstico de las espondiloartritis facilitan tanto el diagnóstico y el tratamiento precoz como un seguimiento de los pacientes de forma integral. También participará en el acto el Dr Xenofon Baraliakos del Centro Reumático de la Universidad Ruhr en Alemania que ha estado trabajando en generar evidencia sobre los beneficios del tratamiento temprano en espondiloartritis axial para detener la progresión de la enfermedad. 

Además, el Pr. Dennis McGonagle del Instituto de Medicina Reumática y Musculoesquelética de Leeds en Inglaterra compartirá su trabajo sobre el carácter multisistémico de la artritis psoriásica. 

 

Sobre la enfermedad

La espondiloartritis axial, que incluye la espondilitis anquilosante (EA) y la espondiloartritis axial no radiográfica, puede ser una enfermedad debilitante que se manifiesta principalmente con dolor lumbar y rigidez, y también puede acompañarse de artritis, inflamación ocular y/o del tubo digestivo. Las personas con EsAax no radiográfica pueden tener signos y síntomas similares a la EA, aunque sin signos radiográficos de daño estructural. La EsAax se observa con mayor frecuencia en individuos más jóvenes y puede pasar desapercibida durante años. 

La artritis psoriásica (APs) es una enfermedad musculoesquelética inflamatoria crónica que se asocia a la psoriasis. Aproximadamente en el 70% de los casos de APs la afectación cutánea precede a la aparición de síntomas. Debido a su asociación con la psoriasis, y a que ésta precede a la aparición de la APs, en la mayoría de los casos la consulta de dermatología es clave para su detección precoz. Por ello, el diagnóstico precoz de la APs y su pronta derivación al servicio de reumatología es un reto importante en el manejo de estos pacientes, ya que hay evidencia de que el manejo precoz puede frenar la progresión del daño articular y el número de articulaciones afectadas. De ahí la importancia de un manejo multidisciplinar entre ambas especialidades. 

 

Referencias

1Según datos de la Sociedad Española de Reumatología (SER)

2 http://www.ser.es/ArchivosDESCARGABLES/Proyectos/Espoguia/EspoguiaESP.pdf

3 Estudio del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña (CHUAC) realizado en 2011 http://www.infosalus.com/actualidad/noticia-casi-mitad-afectados-espondiloartritis-sufren-algun-tipo-incapacidad-laboral-20110929130540.html

4 J.L. Fernández Sueiro et al / Reumatol Clin. 2011;7(3):179–188

 

AbbVie

AbbVie es una compañía biofarmacéutica global, basada en la investigación, que nace en 2013 tras la separación de Abbott. La razón de ser de la compañía es el desarrollo y comercialización de tratamientos avanzados para dar solución a algunas de las enfermedades más complejas y graves del mundo, utilizando su experiencia, el compromiso de sus empleados y un enfoque innovador único. AbbVie cuenta con alrededor de 25.000 empleados en todo el mundo y sus medicamentos están presentes en más de 170 países. Para más información sobre la compañía y sus empleados, su cartera de productos y sus compromisos visite www.abbvie.com. Síguenos en Twitter en @abbvie o visita nuestras ofertas de trabajo en Facebook o Linkedin.

  

Acerca de adalimumab 

Para ampliar información acerca de adalimumab, se recomienda consultar la Ficha Técnica del producto en la página web de la Agencia Europea de Medicamentos:

http://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/000481/WC500050870.pdf

 

Información de seguridad importante

Adalimumab es un anticuerpo monoclonal humano que se une al factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α). No deberán usar adalimumab las personas que sean alérgicas a su principio activo o a cualquier otro de sus excipientes; padezcan una infección grave incluyendo tuberculosis (TB) activa; o tengan insuficiencia cardiaca de moderada a grave. 

Los pacientes que están en tratamiento con adalimumab son más susceptibles de padecer infecciones. La función pulmonar alterada puede incrementar el riesgo de desarrollar infecciones. Se han notificado infecciones graves, incluyendo tuberculosis, de origen viral, fúngicas, parasitarias, bacterianas u otras infecciones oportunistas, y sepsis que pueden, en casos aislados, constituir un riesgo para la vida. Se han notificado casos de tuberculosis en personas tratadas con adalimumab. Antes de iniciar el tratamiento con adalimumab, se debe evaluar en todos los pacientes la existencia de tuberculosis  activa o inactiva y también una infección por VHB así como controlar los signos y síntomas durante y después del tratamiento. Los pacientes deberán comunicar al médico si viven o han viajado a una región en la que las infecciones fúngicas son frecuentes; tienen antecedentes de infecciones recurrentes, o tienen un mayor riesgo de padecer infecciones. Los pacientes de más de 65 años pueden ser más susceptibles a las infecciones durante el tratamiento con adalimumab. 

Existen casos de ciertos tipos de cáncer en personas que toman adalimumab u otros tipos de bloqueador del TNF. El riesgo de padecer linfoma, leucemia u otros tipos de cáncer puede aumentar. En casos raros, se han observado casos de un tipo de cáncer grave llamado linfoma hepatoesplénico de células T y que normalmente ocasiona la muerte. Además, se han observado casos de cáncer de piel de tipo no-melanoma en pacientes en tratamiento con adalimumab. 

Otras posibles reacciones adversas graves del tratamiento con adalimumab incluyen la reactivación de la hepatitis B en los portadores crónicos de este virus, trastornos del sistema nervioso central y reacciones alérgicas incluyendo anafilaxis, problemas hematológicos, empeoramiento de la insuficiencia cardiaca congestiva o aparición de ésta, y ciertas reacciones inmunitarias como un síndrome tipo lupus. 

Algunas vacunas pueden causar infecciones y no deberían administrarse durante el tratamiento con adalimumab. Adalimumab puede tener una influencia leve en la capacidad de conducir y usar maquinaria. No está recomendado el uso de adalimumab con anakinra o abatacept. 

Las reacciones adversas notificadas con mayor frecuencia incluyen las reacciones en el lugar de la inyección (incluyendo dolor, hinchazón, enrojecimiento o picor), infecciones de las vías respiratorias (incluyendo resfriados, secreción nasal, infección sinusal, o neumonía), cefalea, dolor abdominal, náuseas, vómitos, erupciones y dolor musculoesquelético. 

Adalimumab se administra a través de una inyección subcutánea. Antes de comenzar el tratamiento, se deberán valorar cuidadosamente los beneficios y los riesgos de adalimumab.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   



Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.