Farmanews.com

Notas de Prensa  

VIH/SIDA. 26 de noviembre de 2014

La persona con VIH necesita conocer las posibles complicaciones derivadas del virus y la medicación, y hablar de ellas con el médico

  • El daño renal y óseo asociado al VIH han sido los principales temas abordados en este taller, enmarcado dentro del proyecto Implícate
  • Doctora Gijón: “La afectación renal en el paciente con infección por VIH es frecuente, haciendo necesaria su detección precoz para evitar la progresión renal”
  • El gerente de Apoyo Positivo ha recalcado que “los avances médicos han conseguido frenar los efectos adversos y mejorar la calidad de vida de los pacientes con VIH”

Madrid, 26 de noviembre de 2014.- La asociación de infectados y afectados por el VIH/SIDA en Madrid, Apoyo Positivo, con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie, ha celebrado en Madrid una jornada formativa para concienciar  sobre la importancia que tienen los hábitos de vida, el tratamiento y las comorbilidades en la calidad de vida a largo plazo de las personas que viven con VIH. Además se han destacado los aspectos positivos del tratamiento antirretroviral frente a los posibles efectos adversos. 

Se trata de una acción más del proyecto Implícate para mejorar el conocimiento acerca de la infección y la calidad de vida a largo plazo. Durante la jornada, a la que han asistido más de 20 asociados, la doctora Paloma Gijón, Médico Especialista en Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas en el Hospital Gregorio Marañón, y Jorge Garrido, gerente de la asociación, han trasladado la importancia de prevenir, diagnosticar y tratar precozmente comorbilidades relacionadas con la propia infección por VIH así como con posibles efectos adversos del  tratamiento antirretroviral. 

Con Implícate empoderamos a las personas con VIH, les permitimos vivir su vida con mayor tranquilidad y esperanza, y les acompañamos con información. Hoy en día los avances médicos han conseguido frenar los efectos adversos y mejorar la calidad de vida, pero existen procesos derivados del virus y de su medicación que pueden presentarse a lo largo de los años. La persona afectada por el VIH necesita conocer estas posibles complicaciones, identificarlas y poder hablar de ellas con los médicos responsables de su cuidado”, ha explicado Garrido.

 

Comorbilidades renales asociadas al VIH

Existen una serie de complicaciones asociadas al envejecimiento que, en personas con VIH, tienen lugar de forma prematura, como son las alteraciones neurocognitivas, alteraciones renales, cáncer, menopausia, osteoporosis y riesgo cardiovascular. En este sentido, cada vez es más importante realizar un abordaje específico las de estas alternaciones y tener en cuenta también la elección del tratamiento en función de los efectos secundarios. 

Respecto al daño renal, se estima que el 30% de las personas que viven con VIH presenta alteraciones renales en algún momento de su evolución y estos problemas son más frecuentes a medida que aumenta la edad y el tiempo de convivencia con la infección. “Es imprescindible realizar una evaluación periódica y hacer un seguimiento,” ha explicado la doctora Gijón. "La afectación renal en el paciente con infección por VIH es frecuente, tiene una implicación pronóstica, y también en el ajuste de dosis de algunos fármacos antirretrovirales. Es necesario detectarla precozmente para evitar la progresión renal”.

 

Afectación ósea

Además de las comorbilidades renales, los pacientes con infección por VIH pueden sufrir una serie de complicaciones óseas asociadas al envejecimiento. En concreto, se estima que la prevalencia de baja densidad mineral ósea en pacientes seropositivos es un 50% más elevada que en personas no infectadas de la misma edad y sexo. 

La osteoporosis es frecuente en la población general por encima de los 50 años (en las mujeres) y de los 65 (en los hombres). El riego de sufrir osteoporosis se multiplica por 4 entre los pacientes con infección por VIH. Y entre los pacientes que toman antirretrovirales con toxicidad ósea el riesgo es muy superior al de los pacientes que no los toman. “La terapia antirretroviral y el propio virus deterioran el metabolismo del hueso, por lo que la osteoporosis en el paciente con infección por VIH es otra de las comorbilidades que aparecen con relativa frecuencia y se debe tener en cuenta en el seguimiento y tratamiento de  los pacientes”, ha explicado la especialista. 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.