Farmanews.com

Notas de Prensa  

Empresa. 02 de diciembre de 2014

Bayer refuerza su apuesta por la investigación y el desarrollo como empresa de biociencias

  • Con un presupuesto de 3.200 millones de euros en 2014, el peso de la I+D seguirá aumentando en el futuro
  • Actualmente, la línea de desarrollo farmacéutica cuenta con más de 50 proyectos
  • En 2013, Bayer registró casi 500 patentes en biociencias

Leverkusen, 2 de diciembre de 2014. En el futuro, el grupo Bayer apostará aún más por las innovaciones en sus negocios de biociencias, Bayer HealthCare y Bayer CropScience. «Esperamos que en los próximos años siga incrementándose el porcentaje de la facturación invertido en investigación y desarrollo», afirmó hoy el Dr. Marijn Dekkers, presidente del Consejo de Dirección, ante los aproximadamente 140 periodistas que asistieron en Leverkusen al foro de prensa «Perspectiva de innovación 2014 en Bayer». En el año en curso, el presupuesto de investigación y desarrollo en los negocios de biociencias asciende a 3.200 millones de euros, de los que aproximadamente el 70% corresponde al negocio de salud (Bayer HealthCare) y el 30% al negocio agrícola (Bayer CropScience). Dekkers aseguró que, como empresa biocientífica de nivel mundial, Bayer seguirá apostando por mercados atractivos con elevadas tasas de crecimiento, por lo que sus perspectivas de futuro son muy positivas. 

En total, Bayer cuenta con más de 13.000 empleados en las áreas de investigación y desarrollo, un 61% de ellos en Bayer HealthCare y un 39% en Bayer CropScience. Dekkers explicó que Bayer ha logrado grandes avances en ambos negocios. Así, en el área farmacéutica, la empresa ha culminado con éxito 25 estudios clínicos de fase III desde 2010, mientras que Bayer CropScience lanzó al mercado 30 nuevos principios activos entre 2000 y 2013. Tan solo el pasado año, Bayer registró casi 500 patentes en el terreno de las biociencias. 

Dekkers destacó que el desarrollo de nuevos productos resulta decisivo para el éxito en los negocios de biociencias. Pero igual de importante es la capacidad de comercializar esos productos y ganar cuota de mercado. Aseguró que, en el negocio farmacéutico, Bayer es una de las empresas internacionales que más rápido está creciendo, con posiciones destacadas en indicaciones clave. En el segmento de los medicamentos de venta libre, la compañía se sitúa en el segundo puesto mundial, y también tiene una fuerte presencia en el sector agrícola. «Somos una de las empresas de fitosanitarios de mayor crecimiento», apuntó Dekkers. Bayer CropScience ocupa el segundo puesto del mundo en el sector fitosanitario y el séptimo en el negocio de semillas, que se pretende seguir reforzando en el futuro. 

«Los modelos de negocio de Bayer HealthCare y Bayer CropScience presentan muchos puntos en común», subrayó Dekkers. Entre ellos figuran una investigación excelente, un desarrollo potente y un marketing innovador. El presidente del Consejo de Dirección aseguró que Bayer marca tendencias en las áreas basadas en la investigación: «Nuestros procesos comienzan en el laboratorio y terminan redundando en beneficio del cliente. Con nuestros productos, los médicos pueden ayudar a los pacientes, los agricultores pueden proporcionar alimentos a la población y los veterinarios pueden tratar a los animales. Todo ello se ajusta perfectamente a nuestra declaración de principios Bayer: Science For A Better Life».

 

Bayer HealthCare ofrece nuevas posibilidades terapéuticas 

Dekkers puso como ejemplo varios productos destacados de la división Farma. Así, se estima que el anticoagulante Xarelto® puede evitar dos de cada tres ictus que sufrirían los pacientes si no se les administrase ningún anticoagulante. «Esto no solo tiene consecuencias para la vida de los pacientes, sino también para la de sus familiares», señaló Dekkers. También se refirió a otras nuevas terapias que son posibles gracias a productos de Bayer como Eylea®, para mejorar la pérdida de visión derivada de ciertas enfermedades oculares, Stivarga® y Xofigo® para inhibir el crecimiento de determinados tumores cancerosos, o Adempas® para aumentar la calidad de vida de los pacientes con ciertas enfermedades pulmonares. Estos cinco productos tienen un potencial máximo de facturación anual de al menos 7.500 millones de euros. 

«El éxito de nuestros últimos lanzamientos de producto ha generado un crecimiento dinámico en Bayer», recalcó Dekkers. Y explicó que, además, la línea de desarrollo farmacéutica está muy bien nutrida en este momento con 57 proyectos, de los que 20 están en la fase I de estudios clínicos, 19 en la fase II y 18 en la fase III. Entre estos proyectos se encuentran cinco nuevas prometedoras moléculas en las que previsiblemente pueda tomarse ya en 2015 la decisión sobre su paso a la fase III. Tres de ellas corresponden a las áreas terapéuticas de cardiología y hematología y mejorarían las opciones de tratamiento de la anemia renal y de ciertas enfermedades cardiacas. Por su parte, una sustancia del ámbito oncológico muestra datos de eficacia prometedores en pacientes con linfoma no hodgkiniano. Finalmente, en el área ginecológica Bayer confía en lograr una nueva opción terapéutica para los miomas uterinos sintomáticos. «Todas estas sustancias candidatas tienen algo en común: se han desarrollado a partir de nuevas moléculas con un perfil de eficacia novedoso», explicó el máximo responsable del grupo Bayer. 

Recientemente ha pasado a la fase III un principio activo para el tratamiento del cáncer de próstata: Bayer ha firmado un acuerdo con la compañía farmacéutica Orion Corporation situada en Espoo (Finlandia) para desarrollar y comercializar en todo el mundo el fármaco ODM-201, un novedoso modulador del receptor de andrógenos que se administra en forma de comprimido y se encuentra actualmente en desarrollo. Desde septiembre de 2014 está siendo objeto de un estudio de fase III en varones con carcinoma de próstata de alto riesgo resistente a la castración y no metastásico, que experimentan un rápido aumento de los valores del antígeno prostatoespecífico (PSA), pero aún no presentan metástasis detectables. 

Bayer también está registrando avances satisfactorios en sus productos en desarrollo contra la hemofilia basados en el factor VIII recombinante (FVIIr). La empresa prevé invertir más de 500 millones de euros en nuevas capacidades de producción para esos medicamentos en sus sedes alemanas de Wuppertal y Leverkusen. En el caso del nuevo fármaco BAY 81-8973 está previsto solicitar la autorización antes de que acabe 2014. Además, el FVIIIr de efecto prolongado BAY 94-9027 se encuentra actualmente en la fase III de estudios clínicos. 

En el ámbito de los medicamentos de venta libre, recientemente reforzado con las adquisiciones del negocio de productos sin receta de Merck & Co., Inc. (EE. UU.) y de la empresa china Dihon Pharmaceuticals, Bayer aspira a una posición de liderazgo. Dekkers afirmó que este segmento viene creciendo por encima de la media del mercado desde hace años y que la estrategia de marca a largo plazo de Bayer está teniendo un gran éxito. Como objetivo para los dos próximos años señaló la comercialización de innovaciones, la expansión del negocio en los mercados de mayor crecimiento y el aprovechamiento pleno de las sinergias potenciales derivadas de las adquisiciones.

 

Nuevos métodos para incrementar el rendimiento agrícola 

Dekkers explicó que los productos de Bayer CropScience también contribuyen a mejorar la vida de las personas. «Todos sabemos que la población mundial continúa creciendo. Si queremos garantizar un suministro suficiente de alimentos en el futuro, necesitamos nuevos y mejores métodos para incrementar el rendimiento agrícola». Así, el fungicida Luna® permite combatir de forma segura infecciones por hongos —como el mildiú y la podredumbre de almacenamiento— en distintas variedades de frutas y hortalizas. Adengo®, un herbicida para el maíz, combate numerosas gramíneas y malas hierbas. El maíz no solo resulta imprescindible para la elaboración de piensos, sino que también constituye la base de numerosos alimentos cotidianos. Por eso, herbicidas innovadores como Adengo® son importantes para alimentar a una población mundial cada vez mayor. 

«Al igual que en el negocio farmacéutico, en el ámbito agrícola también resultan esenciales los nuevos productos», afirmó Dekkers. En los próximos años se espera que la línea de investigación y desarrollo en protección de cultivos y en semillas y rasgos vegetales dé lugar a nuevas innovaciones comerciales. Los productos lanzados al mercado entre 2011 y 2016 poseen en total, según Dekkers, un potencial de facturación máximo anual de al menos 4.000 millones de euros, siempre que se obtengan las autorizaciones necesarias.

 

Importantes aspectos en común de la investigación en los ámbitos humano, animal y vegetal 

Kemal Malik, responsable de innovación en el Consejo de Dirección de Bayer AG, destacó la intención de Bayer de aprovechar ampliamente en el futuro los aspectos en común que existen en el terreno de la salud humana, animal y vegetal. En el transcurso de la evolución, los procesos que tienen lugar en los seres vivos han mantenido una similitud asombrosa. Todos los organismos tienen en común el almacenamiento de la información genética mediante el ADN, y aunque externamente hay diferencias llamativas entre los seres humanos, los animales y las plantas, estas diferencias no son tan grandes en lo que se refiere a las estructuras básicas. En el caso de los seres humanos, los distintos individuos compartimos entre un 99,5% y un 100% de todos los genes: solo existen diferencias mínimas en las secuencias, que son las que hacen única a cada persona. 

Incluso con un gato, las personas aún compartimos más del 90% del genoma, y con una mosca de la fruta aproximadamente el 50%. Hasta el escaso 20% de genes que compartimos con las plantas ofrece nuevos puntos de partida para proyectos de investigación, que son impulsados en el grupo Bayer mediante una colaboración interdepartamental en el ámbito de los mecanismos de acción comunes y las tecnologías de plataforma. 

Ya se han obtenido los primeros éxitos en un proyecto de investigación que aborda la obtención de energía en las células. El punto de partida fueron tres nuevas familias de productos para el tratamiento de infecciones por hongos en plantas (fungicidas). A partir de esa base, un equipo de investigadores desarrolló el nuevo nematicida Velum® / Verango®, que comenzó a comercializarse en 2014 y protege a las plantas frente a los nematodos (un tipo de gusanos) presentes en el suelo. Como la infestación por distintos gusanos también constituye un problema para los animales de producción y de compañía, los científicos del área veterinaria están intentando ahora identificar posibles principios activos con el mismo mecanismo de acción. Entretanto se ha averiguado además que esta forma de producción de energía en las células también podría ser relevante para el crecimiento de las células cancerosas: un grupo de investigadores de Bayer ha podido demostrar que determinados tipos de melanomas son sensibles in vitro a la inhibición de la generación de energía mitocondrial. «Es un ejemplo perfecto de sinergia entre las distintas áreas de biociencias», afirmó Malik. 

Otro elemento de las actividades de innovación de Bayer son las colaboraciones externas. «En los últimos años, muchos proyectos de investigación innovadores han surgido en colaboración con institutos y universidades o con jóvenes empresas pioneras —explicó Malik—. En la actualidad, las empresas ya no pueden cubrir por sí mismas todos los campos de la innovación, por lo que las cooperaciones y alianzas estratégicas ocupan un lugar imprescindible en la cadena de generación de novedades de todas las empresas que investigan con éxito». 

Malik destacó como premisa básica para ello el que las colaboraciones se estructuren con inteligencia desde el principio para que cada socio pueda aportar de forma óptima sus conocimientos y experiencia específicos a fin de alcanzar el objetivo común con mayor rapidez y eficiencia. Señaló que actualmente existen unas 850 asociaciones de este tipo en Bayer HealthCare y Bayer CropScience, a las que en 2014 se han añadido dos más, centradas en mejorar la gestión de grandes volúmenes de datos en el ámbito de las biociencias. Una de ellas es la cooperación de Bayer HealthCare con el Instituto Broad, un centro de investigación conjunto de la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) situado en Boston (Massachusetts, EE. UU.). Ambos socios persiguen aquí la meta común de mejorar la vida de los pacientes con cáncer. El Instituto Broad es líder en el terreno del análisis genómico, la oncogenómica y la bioinformática masiva. Por su parte, la colaboración de Bayer CropScience con Targenomix aspira a encontrar nuevos planteamientos para combatir las malas hierbas y mejorar la calidad de las plantas de cultivo. Targenomix es una empresa surgida del Instituto Max Planck de Fisiología Vegetal Molecular de Golm (Alemania), uno de los líderes mundiales en biología de sistemas vegetales. 

Las innovaciones se basan en una cultura y una mentalidad abiertas. Algunos ejemplos de la llamada «innovación abierta» en Bayer son las exitosas iniciativas Grants4Targets, Grants4leads y Grants4apps de Bayer HealthCare o las incubadoras de empresas CoLaborator en San Francisco y Berlín. Por otra parte, las nuevas inversiones estratégicas de capital-riesgo permiten el acceso a jóvenes empresas pioneras y a tecnologías de futuro, además de fomentar la cultura innovadora y el espíritu emprendedor de Bayer. A través de una inversión en el fondo sanitario Versant Ventures, Bayer HealthCare participa en nuevas empresas de vanguardia en el ámbito de los biofármacos, los productos sanitarios y otros campos de las biociencias. Además, Bayer HealthCare participa en el fondo tecnológico alemán Hightech Gründerfonds II junto con el Ministerio de Economía y Energía de ese país, el grupo bancario KfW y otras compañías para financiar nuevas empresas prometedoras en el campo de las biociencias y la salud.

 

Bayer: Science For A Better Life 

Bayer es una empresa multinacional con competencias clave en los ámbitos de la salud, el sector agrario y los polímeros de altas prestaciones. Como empresa innovadora, Bayer marca hitos en campos fuertemente basados en la investigación. Con sus productos y servicios, Bayer quiere ser útil a la humanidad y contribuir a mejorar la calidad de vida. Al mismo tiempo, el Grupo aspira a crear valor a través de la innovación, el crecimiento y una gran rentabilidad. Bayer se adhiere a los principios de la sostenibilidad y, como empresa cívica, actúa de manera social y éticamente responsable. En el ejercicio 2013, el Grupo logró con 113.200 empleados una facturación de 40.200 millones de euros. Las inversiones ascendieron a 2.200 millones de euros y los gastos en investigación y desarrollo a 3.200 millones de euros. Más información en la dirección de Internet: www.bayer.com. 

 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


  • Día Mundial del Ictus
  • Fecha: 27 de noviembre de 2017
  • Lugar: Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades C/ Condesa de Venadito, 34. Madrid

Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.