Farmanews.com

Notas de Prensa  

Asma infantil. 04 de mayo de 2015
en el día mundial del asma y de acuerdo con la evidencia científica,

El tipo de asma desarrollada tras una infección por virus respiratorio sincitial supone hasta el 31% de los casos de asma infantil[i], [ii]

·         Predisposición genética, contaminación atmosférica, exposición al humo del tabaco o infecciones respiratorias, entre las principales causas de aparición del asma infantil

·         En interacción con los virus respiratorios, los factores ambientales, como la exposición al humo del tabaco, aumentan el riesgo de sufrir asma

·         La inmunoprofilaxis contra el virus respiratorio sincitial consigue reducir hasta el 50% de las sibilancias recurrentes en el primer año de vida[iii]

Madrid, 4 de mayo de 2015.- El asma, cuyo Día Mundial se celebra mañana, afecta a personas de todas las edades; sin embargo, en la infancia se trata de una de las enfermedades crónicas con mayor prevalencia. Se calcula que en España está presente en uno de cada 10 niños y que, además, hasta cinco de cada diez sufren al menos un episodio de sibilancias (silbidos que se oyen cuando el niño respira y debidos a que el aire atraviesa unos bronquios que tienen menor calibre del adecuado) antes de cumplir los tres años[iv],[v]

Atendiendo a sus características y rasgos morfológicos, se pueden identificar tres tipos de asma: el asma transitoria, el asma persistente precoz (atópica o no atópica) y el asma tardía, que puede representar el 20-30% de los casos de esta enfermedad. Los niños asmáticos, por su parte, pueden clasificarse en diferentes modelos: sibilantes, transitorios (el asma remite entre 4 y los 6 años), sibilantes no atópicos (el asma remite entre los 9 y los 11 años) y sibilantes atópicos (son alérgicos y requieren un tratamiento específico para no sufrir asma de adultos). 

Entre las principales causas que explican la aparición del asma en los niños se pueden citar tanto la predisposición genética como la exposición al humo del tabaco, las infecciones respiratorias en los primeros meses de vida o la contaminación atmosférica. Precisamente la polución está detrás del incremento de la incidencia del asma en la infancia en nuestro país en los últimos años. Así lo revela el Barómetro del Estudio Isaac (International Study of Asthma and Allergy in Childhood), que expone un empeoramiento de la frecuencia y la intensidad del asma en los niños de 6 a 7 años, debido a la contaminación, entre otras razones. 

Si bien estos factores ambientales, como la exposición al humo del tabaco, pueden actuar de manera independiente, existe una alta probabilidad de que interactúen con los virus respiratorios y aumenten su gravedad, así como el riesgo de sufrir asma más adelante.

 

Virus respiratorios, antesala del asma infantil

Diversos estudios han puesto de manifiesto que las infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) o el rhinovirus suelen anticipar el posterior desarrollo del asma[vi],[vii]. El VRS, conocido como el “virus de los bebés”, es el causante de aproximadamente el 80% de los casos de bronquiolitis, y afecta especialmente a determinados grupos de población de riesgo, como son niños prematuros, niños con neumopatías crónicas (enfermedad pulmonar crónica o displasia broncopulmonar, fibrosis quística), niños con cardiopatías congénitas, niños con síndrome de Down, inmunodeprimidos y trasplantados. 

Aunque la mayoría de los estudios demuestran que la probabilidad de desarrollar asma es mayor entre los niños que han sufrido infección respiratoria por rhinovirus que entre aquellos que lo han hecho por virus respiratorio sincitial, en el primer año de vida las infecciones respiratorias por VRS son más comunes que el rhinovirus y, por tanto, responsables de un mayor porcentaje de los casos de asma infantil7, [viii], 2. De hecho, el modelo de asma desarrollada tras una infección respiratoria por VRS supone hasta el 31% de los casos de asma infantil1, 2

De acuerdo con datos de un reciente ensayo clínico, en los niños prematuros tardíos –nacidos entre las semanas 33 y 35 de gestación– la inmunoprofilaxis contra el virus respiratorio sincitial consigue reducir cerca de un 50% las sibilancias recurrentes en el primer año de vida3. Asimismo, otros estudios demuestran que en los niños prematuros que han recibido este tratamiento inmunoprofiláctico el riesgo de sufrir sibilancias recurrentes disminuye durante los primeros tres años y medio de vida3, [ix], [x], [xi]

En relación con la celebración del Día Mundial del Asma, Concepción Gómez Esteban, presidenta de Alianza Aire, señala que “como parte de nuestro compromiso con aquellos niños más vulnerables ante las infecciones respiratorias agudas, queremos sumarnos a este Día Mundial del Asma, una enfermedad que incide, en un elevado porcentaje, en los niños que representamos, como son los prematuros”. De cara a la prevención frente al virus respiratorio sincitial, la presidenta de Alianza Aire recuerda el papel fundamental de la inmunoprofilaxis, especialmente entre los grupos de riesgo, así como otras medidas de prevención generales como el frecuente lavado de manos con agua y jabón, evitar el tabaco y ambientes donde se fume y promover la lactancia materna.

 

Sobre Alianza Aire

Alianza Aire está formada por diversas entidades no lucrativas que defienden la salud de los niños más vulnerables ante las infecciones respiratorias agudas como bronquiolitis y neumonías. Para la Alianza Aire, más allá de la necesaria atención médica y prevención a través de los tratamientos adecuados que la Sanidad Pública debe garantizar a todos los niños, y especialmente a los más vulnerables ante dichas infecciones, todos podemos contribuir a una menor extensión de las citadas infecciones mediante medidas preventivas como el lavado de manos con jabón y agua, el lavado de juguetes, evitar ambientes de aglomeraciones y cerrados, ventilar adecuadamente, etc.

 

Referencias

[i]  Sigurs N, Bjarnason R, Sigurbergsson F, Kjellman B. Respiratory syncytial virus bronchiolitis in infancy is an important risk factor for asthma and allergy at age 7. Am J Respir Crit Care Med 2000;161:1501–1507.

[ii]  James KM, Gebretsadik T, Escobar GJ, Wu P, Carroll KN, Li SX, Walsh EM, Mitchel EF, Sloan C, Hartert TV. Risk of childhood asthma following infant bronchiolitis during the respiratory syncytial virus season. J Allergy Clin Immunol 2013;132:227–229.

[iii]  Blanken MO, Rovers MM, Molenaar JM, Winkler-Seinstra PL, Meijer, A, Kimpen JL, Bont L; Dutch RSV Neonatal Network. Respiratory syncytial virus and recurrent wheeze in healthy preterm infants. N Engl J Med 2013;368:1791–1799

[iv]  Variaciones geográficas en la prevalencia de síntomas de asma en los niños y adolescentes españoles. Estudio ISAAC (International Study of Asthma and Allergy in Childhood) Fase III España. Arch Bronconeumol. 2005; 41(12):659-66: http://isaac.auckland.ac.nz/

[v]  Bacharier L.B. et al. Diagnosis and treatment for asthma in childhood: a PRACTALL consensus report. Allergy 2008 Jan, 63(1) 5-34

[vi]  Taussig LM, Wright AL, Holberg CJ, Halonen M, Morgan WJ, Martinez FD. Tucson Children’s Respiratory Study: 1980 to present. J Allergy Clin Immunol 2003;111:661–675, quiz 676.

[vii]  Lemanske RF Jr, Jackson DJ, Gangnon RE, Evans MD, Li Z, Shult PA, Kirk CJ, Reisdorf E, Roberg KA, Anderson EL, et al. Rhinovirus illnesses during infancy predict subsequent childhood wheezing. J Allergy Clin Immunol 2005;116:571–577.

[viii]  Carroll KN, Wu P, Gebretsadik T, Griffin MR, Dupont WD, Mitchel EF, Hartert TV. The severity dependent relationship of infant bronchiolitis on the risk and morbidity of early childhood asthma. J Allergy Clin Immunol 2009;123:1055–1061.e1.

[ix] Simoes EA, Groothuis JR, Carbonell-Estrany X, Rieger CH, Mitchell I, Fredrick LM, Kimpen JL. Palivizumab prophylaxis, respiratory syncytial virus, and subsequent recurrent wheezing. J Pediatr 2007; 151:34–42.e1

[x]  Wenzel SE, Gibbs RL, Lehr MV, Simoes EA. Respiratory outcomes in high-risk children 7 to 10 years after prophylaxis with respiratory syncytial virus immune globulin. Am J Med 2002;112:627–633.

[xi]  Yoshihara S, Kusuda S, Mochizuki H, Okada K, Nishima S, Simões EA; C-CREW Investigators. Effect of palivizumab prophylaxis on subsequent recurrent wheezing in preterm infants. Pediatrics 2013; 132:811–818.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.