Farmanews.com

Notas de Prensa  

26 de mayo de 2015

¿Los videojuegos aumentan el riesgo de padecer alzhéimer en el futuro?

Un estudio de la Universidad de Montreal (Canadá) afirma que los jugadores de videojuegos emplean un área del cerebro cuyo uso preferente reduciría el volumen de materia gris en el hipocampo. La pérdida de materia gris en el hipocampo se asociaría a un mayor riesgo de trastornos neuronales como el alzhéimer.

¿Videojuegos de acción=menos materia gris?

Según un nuevo estudio, los jugadores de ciertos tipos de videojuegos de acción (shooters) podrían tener un riesgo más elevado de padecer alzhéimer y otros trastornos mentales. Los jugadores emplean un área clave del cerebro denominada núcleo caudado, lo cual podría provocar pérdida de materia gris en el hipocampo. Estudios anteriores han demostrado que una reducción del volumen del hipocampo, que realiza funciones de control de memoria, aprendizaje y emociones, estaría asociada a trastornos neurológicos y psicológicos entre los que se incluyen demencia y depresión.

Según los científicos canadienses, si las personas que juegan regularmente a juegos de acción tienen menos materia gris (lo cual suele ser lo habitual en personas que emplean el núcleo caudado), podrían ser más propensos a enfermedades mentales como el alzhéimer. El estudio consistió en examinar a 26 jugadores habituales y 33 no jugadores a los que se colocó un dispositivo que registraba sus ondas cerebrales y movimientos oculares al recorrer un laberinto virtual en el que tenían que encontrar ciertos objetos. El estudio determinó que los jugadores empleaban con mucha más frecuencia el núcleo caudado (80,76%) durante la navegación de la pantalla que los no-jugadores (42,42%) los cuales tendían a emplear más el sistema de memoria espacial del cerebro, el hipocampo.

El núcleo caudado es el sistema de recompensas del cerebro; también se ha asociado con adicción a drogas y alcohol. Estudios anteriores habrían demostrado que el cerebro de las personas que juegan regularmente a juegos de ordenador es diferente al de los jugadores no habituales. Un estudio de adolescentes descubrió que el núcleo de recompensas asociado a la adicción es más grande en jugadores regulares.

Diez mil horas de juego a los 21 años

Según los autores, su estudio corrobora los resultados de otras investigaciones anteriores: que los jugadores de videojuegos de acción tienen mayor capacidad de atención visual, tienen tiempos de respuesta más rápida detectando blancos visuales y un campo de visión más amplio, útil para la detección de objetivos en la periferia del campo visual. Pero, por otra parte, también se ha descubierto que los jugadores de videojuegos de acción o shooters emplean estrategias de navegación que se basan más en el núcleo caudado que los no jugadores. Investigaciones anteriores habrían demostrado que las personas que emplean más el núcleo caudado tienen menor nivel de materia gris y de actividad cerebral funcional en el hipocampo. Esto significaría que las personas que pasan muchas horas jugando podrían experimentar una reducción de su hipocampo, lo cual está asociado a un mayor riesgo de trastornos neurológicos como el alzhéimer.

Los efectos sobre el cerebro de jugar de forma compulsiva apenas están comenzando a vislumbrarse: se estima que un joven medio habrá acumulado casi 10.000 horas de juego al cumplir los 21 años. Según los autores del estudio, serán necesarias investigadores adicionales empleando resonancias cerebrales para definir mejor estos resultados e investigar los efectos directos de cada videojuego específico sobre el núcleo caudal y sobre el hipocampo.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   


Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.