Farmanews.com

Notas de Prensa  

Oncología. 14 de junio de 2016
.

Nuevos datos sobre Opdivo® (Nivolumab) de Bristol-Myers Squibb indican beneficio en pacientes con linfoma de Hodgkin clásico tratado previamente en un ensayo de fase 2 pivotal

Nivolumab demostró una tasa de respuestas objetiva del 66,3% evaluada por un comité de revisión radiológica independiente en pacientes con linfoma de Hodgkin clásico que habían recidivado o progresado después de auto-TPH y posterior brentuximab vedotin 

(PRINCETON, NJ, 14 de junio de 2016)Bristol-Myers Squibb Company (NYSE: BMY) anunció los resultados del ensayo CheckMate -205, un ensayo de registro de fase 2 de múltiples cohortes, no comparativo, de brazo único, para evaluar nivolumab en pacientes con linfoma de Hodgkin clásico (LHc). Estos resultados, de la cohorte B del ensayo, incluyeron a pacientes que habían tenido recidiva o progresión después de trasplante autólogo de células progenitoras hematopoéticas (auto-TPH) y brentuximab vedotin posterior al trasplante (n=80). El objetivo principal, la tasa de respuestas objetivas (TRO) según un comité de revisión radiológica independiente (CRRI), fue del 66,3% (IC del 95%: 54,8-76,4). La mediana de tiempo hasta la respuesta fue de 2,1 meses y la mediana estimada de duración de la remisión fue de 7,8 meses (IC del 95%: 6,6-NE). La mayoría de las respuestas (62,3%) se mantenían en el momento del análisis. En un análisis exploratorio, los autores observaron que más de dos tercios (72,1%) de los pacientes que no respondieron al tratamiento más reciente previo con brentuximab vedotin respondieron a nivolumab. El perfil de seguridad de nivolumab en el ensayo CheckMate -205 fue coherente con los datos notificados previamente en este tipo tumoral.

Estos datos se presentaron en el 21o Congreso de la Asociación Europea de Hematología (EHA) en Copenhague, Dinamarca, el domingo 12 de junio desde las 8:00 a las 8:15 a.m. CEST (Resumen n.º S793) y se publicarán en The Lancet Oncology.

Actualmente no hay ninguna opción de tratamiento estándar para los pacientes con linfoma de Hodgkin clásico que han recidivado o cuya enfermedad ha progresado después de auto-TPH y brentuximab vedotin posterior al trasplante,” dijo el doctor Andreas Engert, investigador principal y catedrático de Medicina Interna, Hematología y Oncología del Hospital Universitario de Colonia en Colonia (Alemania). “Nos animan las tasas de respuestas objetivas y que la mayoría de las respuestas se mantenien en el momento del análisis en el ensayo CheckMate -205, que evaluaba nivolumab en estos pacientes con muchos tratamientos previos.

El linfoma de Hodgkin clásico es una enfermedad que afecta a personas jóvenes y hay una necesidad significativa no cubierta para pacientes que no se curan con los tratamientos de referencia actuales y que tienen mal pronóstico y opciones muy limitadas,” dijo Jean Viallet, M.D., Director de Investigación Clínica Global, Oncología, Bristol-Myers Squibb. “Los datos presentados en la EHA demuestran que nivolumab es una opción de tratamiento importante en pacientes cuya enfermedad ha progresado después de auto-TPH y brentuximab vedotin posterior al trasplante.”

Nivolumab recibió recientemente su primera aprobación en hematología por la Food and Drug Administration de EE.UU. el 17 de mayo de 2016, lo que supone también la primera aprobación de un inhibidor de PD-1 en una neoplasia maligna hematológica. Esta autorización se emitió en base a un procedimiento acelerado, y se basa en la tasa de respuesta global para el tratamiento de pacientes con LHc que han tenido recidiva o han progresado después de auto-TPH y brentuximab vedotin después del trasplante, de acuerdo con un análisis combinado de los datos del ensayo de fase 2 CheckMate -205, , y el ensayo de fase 1 CheckMate -039. La ampliación de la autorización de esta indicación podría depender de la verificación y descripción del beneficio clínico en los ensayos de confirmación. Nivolumab está también actualmente en revisión para la aprobación  regulatoria para el LHc en la Unión Europea y en Japón.

 

Acerca del ensayo CheckMate -205

El ensayo CheckMate -205 es un estudio de fase 2, de grupo único, abierto, internacional, multicéntrico, de múltiples cohortes, que incluyó la evaluación de nivolumab en pacientes adultos con LHc. En todos los pacientes de la cohorte B habían fracasado tanto un auto-TPH como el tratamiento posterior con brentuximab vedotin. La mediana del número de líneas de tratamiento previas fue de cuatro y el 49% habían recibido al menos cinco líneas de tratamiento previas. Los pacientes incluidos en este ensayo fueron tratados con nivolumab 3 mg/kg por vía intravenosa cada dos semanas hasta la progresión de la enfermedad o toxicidad inaceptable.

El objetivo  principal fue la TRO según la evaluación por el CRRI. Los objetivos secundarios basados en la evaluación por el CRRI incluyeron la duración de la respuesta objetiva, las tasas de remisión completa y parcial, la duración de la remisión completa y parcial y, de acuerdo con la evaluación por el investigador, la respuesta objetiva y la duración de la respuesta objetiva. Los objetivos  exploratorios incluyeron la supervivencia libre de progresión (SLP) evaluada por el CRRI, la supervivencia global (SG), la seguridad y la tolerabilidad y la calidad de vida. La TRO evaluada por el investigador fue del 72,5% (IC del 95%: 61,4–81,9). La mejor respuesta global fue la remisión completa y parcial en el 27,5% y el 45,0%. A los seis meses, la tasa de SLP evaluada por el CRRI fue del 76,9% (IC del 95%: 65-85) y la tasa de SG fue del 98,7% (IC del 95%: 91,0-99,8), mientras que la mediana de SLP fue de 10 meses (IC del 95%: 8,41–NA). El perfil de seguridad de nivolumab en el ensayo  CheckMate -205 siguió siendo coherente con los datos notificados previamente en este tipo tumoral.

El linfoma de Hodgkin clásico se caracteriza por células de Reed-Sternberg, que muestran 9p24.1, conducen a sobreexpresión de los ligandos PD-1, que son PD-L1 y PD-L2 en la superficie de las células tumorales. La expresión elevada de PD-L1 y PD-L2 por las células de Reed-Sternberg podría permitir a estas células evitar la detección por el sistema inmunitario. En un análisis exploratorio se evaluó la asociación entre la alteración genética 9p24.1, la expresión del ligando muerte programada 1 (PD-1) y la TRO evaluada por el CRRI. Se notificaron respuestas en pacientes con cualquier tipo de alteración de 9p24.1.

Los acontecimientos adversos más frecuentes relacionados con el medicamento fueron fatiga (25%; 20/80), reacción relacionada con la perfusión (20%; 16/80), erupción cutánea (16%; 13/80), artralgia (14%; 11/80), pirexia (14%; 11/80), náuseas (13%; 10/80), diarrea (10%; 8/80) y prurito (10%; 8/80). Se produjeron acontecimientos adversos de grado 3/4 en 32 pacientes (40%) y se produjo un acontecimiento de grado 5 (1%; fallo multiorgánico por linfoma T VEB+). Se notificaron acontecimientos adversos graves de cualquier causa en 20 pacientes (25%; 20/80), siendo el más frecuente pirexia (4%; 3/8) y acontecimientos adversos graves relacionados con el medicamento en cinco pacientes (6%), siendo el más frecuente la reacción relacionada con la perfusión (3%). El seguimiento de seguridad ampliado de pacientes con LHc tratados en el programa de ensayos clínicos de nivolumab tratados con TPH alogénico (N=17) identificó complicaciones, incluidos acontecimientos mortales.

 

Bristol-Myers Squibb y la inmunooncología: hacer avanzar la investigación en oncología

En Bristol-Myers Squibb, tenemos una visión para el futuro del cáncer que se centra en la inmunooncología, considerada ahora una opción de tratamiento importante junto con la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y los tratamientos dirigidos para determinados tipos de cáncer.

Tenemos una amplia cartera clínica de agentes inmunooncológicos experimentales y aprobados, muchos de los cuales fueron descubiertos y desarrollados por nuestros investigadores. Nuestro actual programa clínico de inmunooncología está contemplando poblaciones de pacientes amplias, en múltiples tumores sólidos y neoplasias malignas hematológicas y líneas de tratamiento e histologías, con la intención de dar potencia a nuestros ensayos en cuanto a supervivencia global y otras medidas importantes como la durabilidad de la respuesta. Hemos sido pioneros en la investigación que condujo a la primera aprobación regulatoria para la combinación de dos agentes inmunooncológicos y seguimos estudiando el papel de las combinaciones en el cáncer.

Estamos investigando también otras vías del sistema inmunitario en el tratamiento del cáncer, como CTLA-4, CD-137, KIR, SLAMF7, PD-1, GITR, CSF1R, IDO y LAG-3. Estas vías pueden conducir a posibles nuevas opciones de tratamiento – en combinación o en monoterapia – para ayudar a los pacientes a combatir diferentes tipos de cáncer.

Nuestra colaboración con el mundo académico, así como con compañías biotecnológicas grandes y pequeñas, es responsable de la investigación de posibles combinaciones de agentes inmunooncológicos y no inmunooncológicos, con el objetivo de aportar nuevas opciones de tratamiento en la práctica clínica.

En Bristol-Myers Squibb, estamos comprometidos a cambiar las expectativas de supervivencia en cánceres difíciles de tratar y las formas en las que los pacientes viven con cáncer.

 

Acerca de nivolumab

            Las células cancerosas pueden aprovechar las vías “reguladoras”, como las vías del punto de control, para esconderse del sistema inmunitario y proteger al tumor del ataque inmunitario. Nivolumab es un inhibidor del punto de control inmunitario PD-1 que se une al receptor del punto de control PD-1 expresado en los linfocitos T activados. Bloquea la unión de PD-L1 y PD-L2, impidiendo la señalización supresora de la vía PD-1 en el sistema inmunitario, incluyendo la interferencia con una respuesta inmunitaria antitumoral.

El amplio programa de desarrollo internacional de nivolumab se basa en los conocimientos de Bristol-Myers Squibb de la biología que hay detrás de la inmunooncología. Nuestra compañía está en la vanguardia de la investigación del potencial de la inmuno-oncología en cánceres difíciles de tratar. Esta experiencia científica sirve como base para el programa de desarrollo de nivolumab, que incluye una amplia variedad de ensayos clínicos de fase 3 en los que se evalúa la SG como objetivo principal en diversos tipos tumorales. Los ensayos de nivolumab han contribuido también a la comprensión clínica y científica del papel de los biomarcadores y cómo pueden beneficiarse los pacientes de nivolumab en todo el espectro de expresión de PD-L1. Hasta la fecha, el programa de desarrollo clínico de nivolumab ha incluido a más de 18.000 pacientes.

Nivolumab fue el primer inhibidor del punto de control inmunitario PD-1 autorizado en cualquier parte del mundo, en julio de 2014 y actualmente está autorizado  en 51 países, incluidos Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

 

Sobre Bristol-Myers Squibb

Bristol-Myers Squibb es una compañía biofarmacéutica global cuya misión es descubrir, desarrollar y distribuir medicamentos innovadores que ayuden a los pacientes a superar enfermedades graves.

Para obtener más información, por favor, visite nuestra página web www.bms.es.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2017, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.