Farmanews.com

Destacados  

Salud. 08 de septiembre de 2020

La administración de calcifediol oral en pacientes COVID-19 hospitalizados redujo significativamente su riesgo de ingreso en UCI

Los datos preliminares del estudio de intervención más importante sobre sistema endocrino de la vitamina D y COVID-19 desarrollado hasta la fecha. Lo ha puesto en marcha la Fundación para la Investigación Biomédica de Córdoba (FIBICO), a través del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), y el Hospital Reina Sofía, ubicado en esta misma ciudad.

Los posibles beneficios de unos niveles séricos óptimos de 25 (OH) D sobre la progresión de la COVID-19 han sido descritos en los últimos meses y publicados en diferentes artículos, apuntando a un posible efecto beneficioso de la suplementación con vitamina D frente a la COVID-19. Estas investigaciones encuentran su origen en inicio de la pandemia, allá por el mes de marzo, cuando se detectó que muchos pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por COVID-19 tenían déficit de vitamina D, y que estas concentraciones bajas de 25 (OH) D se asociaban a mayor susceptibilidad ante la infección por SARS-CoV-2 y a una peor evolución de la enfermedad.

Estas hipótesis han sido confirmadas en el primer estudio piloto de intervención desarrollado en todo el mundo sobre sistema endocrino de la vitamina D y COVID-19, en el que se suplementó a los pacientes con calcifediol (25- OH-vitamina D). Dicha investigación fue desarrollada hace unos meses por la Fundación para la Investigación Biomédica de Córdoba (FIBICO), a través del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) y el Hospital Reina Sofía de esta misma localidad andaluza. En él han participado 76 pacientes hospitalizados por COVID-19 confirmada mediante PCR y afectación pulmonar, que recibieron el tratamiento estándar establecido por los protocolos clínicos del momento como el mejor posible. Además, los 76 pacientes fueron aleatorizados a recibir suplementación con calcifediol oral cápsulas blandas (n=50) o no (n=26).

Según la información ahora publicada, de los 50 pacientes tratados con calcifediol oral en cápsulas blandas, sólo uno requirió ingreso en UCI (2%), frente a los 13 del grupo que no fue suplementado (50%). Estos datos parecen avalar la hipótesis antes expresada de que la activación del sistema hormonal D podría reducir el riesgo de aparición del Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo (SDRA) en pacientes afectados por la COVID-19.

Los autores de la publicación concluyen que su estudio piloto demuestra que la administración de dosis altas de calcifediol reduce el riesgo de ingreso en UCI en pacientes con COVID-19 confirmada, pudiendo este tratamiento ser capaz de reducir la severidad de la enfermedad.

“Nuestro estudio piloto demuestra que una dosis elevada de cacifediol o 25(OH)D reduce significativamente la necesidad de tratamiento en UCI y ventilación asistida en aquellos pacientes hospitalizados con un diagnóstico de COVID-19. La administración de calcifediol parece ser capaz de reducir la severidad de la patología, aunque ya estamos profundizando en esta línea de investigación en un ensayo clínico con un grupo más amplio de pacientes para confirmar esta hipótesis de manera definitiva y consistente”, explica el Dr. José Manuel Quesada, profesor honorífico de la Universidad de Córdoba e investigador del IMIBIC coordinador e investigador participante en este estudio.

 

El Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo (SDRA), presente en un 20% de los pacientes COVID-19 hospitalizados

Es bien conocido el efecto beneficioso del sistema endocrino de la vitamina D sobre la salud ósea; además, en los últimos años, se han desarrollado multitud de estudios que orientan también a un potencial beneficio extraesquelético de este. Así, un estudio realizado en Chicago y recientemente publicado en JAMA, establece cómo un grupo de pacientes que presentaban niveles de 25 (OH) vitamina D menores de 20 ng/ml, presentaba casi el doble de prevalencia de positividad para la infección por SARS-COV-2 que quienes los tenían por encima.

Uno de los procesos más graves y determinantes del pronóstico de la COVID-19 es el Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo (SDRA), el cual se presenta en aproximadamente un 20% del total de pacientes ingresados por la enfermedad, llegando a fallecer hasta en un 65% de los casos. La evidencia científica ha demostrado que este grave SDRA aparece debido, entre otros factores, a una hiperactivación de mediadores inflamatorios (la llamada “tormenta de citoquinas/chemoquinas” asociada a la COVID-19) y del sistema Renina-Angiotensina (sistema hormonal que regula la presión sanguínea, el volumen extracelular corporal y el balance de sodio y potasio), con participación de la bradiquinina. Por otro lado, el sistema endocrino de la vitamina D produce una activación de nuestro sistema de inmunidad innata y modula la inmunidad adquirida, reduciendo el riesgo de aparición de la “tormenta de citoquinas”. En esta línea, varios estudios recientesiv sugieren cómo la activación del receptor de la vitamina D puede producir un beneficio en el tratamiento del SDRA a través de esa modulación del sistema inmune, reduciendo la hiperactivación del sistema Renina-Angiotensina-bradiquinina, modulando la actividad de los neutrófilos, así como estimulando el mantenimiento de la integridad del epitelio pulmonar y su reparación en caso de daño.

“Ante la llegada de una segunda ola, se torna fundamental aprender de la experiencia clínica que nos ha aportado la primera. Como consecuencia de la ausencia de una sólida evidencia clínica de tratamientos eficaces, existe un fuerte interés en identificar una estrategia que reduzca la severidad de la COVID-19. Con este estudio hemos demostrado que calcifediol disminuye significativamente la necesidad de ingreso en UCI de los pacientes COVID-19, de una manera no vista hasta el momento. Existen razones poderosas para pensar que el sistema endocrino de la vitamina D modula favorablemente las respuestas del receptor ante el SDRA generado por este nuevo coronavirus, tanto en la fase vírica inicial como en las fases hiperinflamatorias posteriores, disminuyendo la afectación pulmonar y el riesgo de tromboembolismo que aparece en COVID”, detalla el Dr. Quesada.

 

Metodología del estudio más importante sobre COVID-19 y vitamina D desarrollado en nuestro país

El estudio “Efecto del tratamiento con calcifediol y la mejor terapia disponible versus la mejor terapia disponible en ingreso en UCI y mortalidad entre pacientes hospitalizados por COVID-19: un ensayo clínico aleatorizado piloto” es un estudio clínico paralelo, aleatorizado, abierto, doble ciego. Este estudio se ha llevado a cabo en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, con 76 pacientes hospitalizados con infección COVID-19 confirmada por PCR, neumonía vírica confirmada por rx de tórax y una situación clínica severa (confirmada por la presencia de un CURB65 >1, que recomienda ingreso hospitalario).

Todos los pacientes recibieron el mejor tratamiento estándar disponible en ese momento para la COVID-19: una combinación de hidroxicloroquina (400 mg cada 12 horas durante el primer día, y 200 mg cada 12 horas durante los siguientes 5 días) y azitromicina (500 mg de manera oral durante 5 días). Además, se les asignó el mismo día del ingreso, a través de un sistema electrónico de aleatorización, a recibir calcifediol oral en cápsulas blandas (0,532 mg), o no. Los pacientes en el grupo de tratamiento con calcifediol continuaron con calcifediol oral en cápsulas blandas (0,266 mg) en los días 3 y 7, y después semanalmente.

De los 50 pacientes tratados con calcifediol, solo uno necesitó ingreso en UCI (2%), mientras que de los 26 pacientes no tratados, 13 necesitaron ingreso en esta unidad (50%), p value<0,001. En el grupo de pacientes tratados con calcifediol ninguno falleció, y todos fueron dados de alta sin complicaciones. Los 13 pacientes no tratados con calcifediol y que no fueron ingresados en UCI fueron dados de alta. De Los otros 13 en UCI, dos fallecieron y el resto fueron dados de alta. El análisis multivariante establece un Odds Ratio de 0,03 para el ingreso en UCI de los tratados con calcifediol frente a los no tratados; es decir, en los tratados con calcifediol, el riesgo de ingreso en UCI fue un 97% inferior que en los no tratados.

Sin duda, los resultados preliminares de este estudio vislumbran un atisbo de esperanza en el tratamiento del paciente COVID-19 con una situación respiratoria comprometida. Esperamos que los próximos meses sirvan para profundizar en el conocimiento y lograr un abordaje terapéutico innovador que pueda ayudar a los miles de sanitarios que están luchando contra esta enfermedad”, comenta el Dr. Quesada.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2020, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.