Farmanews.com

Notas de Prensa  

Cáncer. 03 de marzo de 2020
Rubraca (rucaparib) de clovis oncology para cáncer de ovario recurrente

Clovis Oncology anuncia la disponibilidad y el reembolso en España de Rubraca® (rucaparib), tratamiento oral para mujeres con cáncer de ovario recurrente

  • Rubraca® (rucaparib) ofrece una nueva opción de tratamiento de mantenimiento en monoterapia para mujeres con cáncer de ovario recurrente sensible a platino, que tienen una mutación BRCA1/2 o BRCA wt 
  • Rucaparib proporcionó una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia libre de progresión (SLP) frente a placebo en todas las pacientes con cáncer de ovario estudiadas1 
  • Algunas pacientes que presentaban enfermedad residual al inicio de su participación en el estudio ARIEL3 y que fueron tratadas con rucaparib mostraron una reducción adicional en la carga tumoral, incluidas respuestas completas1 
  • La reacción adversa de grado ?3 más común fue anemia; mientras que la única reacción adversa grave registrada en >2% de las pacientes fue también la anemia2 
  • Rucaparib está ya disponible en varios países de Europa

BOULDER, Colo., 2 de Marzo, 2020 – Clovis Oncology, Inc. (NASDAQ: CLVS) ha anunciado que Rubraca® (rucaparib) está ya disponible bajo reembolso en España tras la aprobación de la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y Productos Sanitarios. Rucaparib ahora está disponible como opción de tratamiento de mantenimiento en monoterapia en mujeres adultas con cáncer de ovario epitelial, de trompa de Falopio o peritoneal primario, de alto grado, en recidiva que han respondido a la quimioterapia basada en platino3. Rucaparib está indicado para las pacientes candidatas independientemente de la presencia de mutaciones en los genes BRCA, lo que significa que se puede prescribir tanto a mujeres que tienen una mutación en cualquiera de estos genes como a las que no la tienen3.

"Aunque la cirugía y el tratamiento para el cáncer de ovario han avanzado mucho en los últimos años, las pacientes se enfrentan a una enfermedad de la que aún se desconocen muchos aspectos", ha declarado Charo Hierro, presidenta de ASACO, la asociación para las afectadas por cáncer de ovario y ginecológico. "El lanzamiento de nuevos medicamentos como rucaparib siempre ofrece esperanza a las pacientes candidatas con cáncer de ovario", ha añadido.

Unas 3.500 mujeres son diagnosticadas con cáncer de ovario en España cada año, lo que equivale a aproximadamente 10 mujeres cada día4. El cáncer de ovario representa alrededor del 29 por ciento de todos los tumores malignos del sistema reproductor femenino5. Además, aproximadamente el 25 por ciento de las pacientes tienen una mutación BRCA1/2 que se correlaciona con la capacidad de respuesta a la terapia6,7. Sin embargo, la mayoría de las mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario no tienen mutaciones en los genes BRCA y estas pacientes suelen tener un peor pronóstico6,7. De las tratadas con cirugía y quimioterapia en primera línea, aproximadamente el 70 por ciento de las pacientes recaerá en los primeros tres años8.

"La aprobación de rucaparib como tratamiento de mantenimiento es un avance importante en el tratamiento global de pacientes con cáncer de ovario epitelial, de trompa de Falopio o peritoneal primario afectadas por una recaída platino-sensible”, ha señalado la Dra. Ana Oaknin, Responsable del Programa de Tumores Ginecológicos del Hospital Universitario Vall d´Hebrón, Instituto de Oncología Vall d’Hebrón de Barcelona. “Rucaparib constituye una opción de tratamiento importante para nuestras pacientes en el contexto de su enfermedad, ya que la mayoría de los casos de cáncer de ovario están asociados con múltiples recaídas. Para las pacientes candidatas, rucaparib puede ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad con un perfil de tolerabilidad manejable”, apunta la especialista.

La autorización de la Unión Europea (UE) se basa en datos del ensayo clínico de registro de fase 3 ARIEL3, que mostró que rucaparib mejora significativamente la supervivencia libre de progresión (SLP) en todas las poblaciones de pacientes con cáncer de ovario estudiadas1. El ensayo ARIEL3 alcanzó su objetivo principal de alargar la SLP evaluada por el investigador frente a placebo en todas las pacientes tratadas (análisis por intención de tratar), independientemente de la presencia de mutaciones en los genes BRCA (mediana 10.8 meses vs 5.4 meses)1,2. Además, alcanzó el objetivo secundario de alargar la SLP mediante revisión radiológica independiente frente a placebo en todas las pacientes tratadas, independientemente de la presencia de mutaciones en los genes BRCA (mediana de 13,7 meses frente a 5,4 meses)2. El perfil de seguridad general de rucaparib se basa en datos de 937 pacientes con cáncer de ovario tratadas con rucaparib en monoterapia en ensayos clínicos2.

"El reembolso de Rubraca en España es un paso importante en el tratamiento del cáncer de ovario, ya que ha demostrado ser efectivo en una amplia población de mujeres con cáncer de ovario recurrente", ha expresado Patrick J. Mahaffy, presidente y CEO de Clovis Oncology. "Estamos trabajando para hacer que Rubraca esté disponible para tantas pacientes candidatas como sea posible y estamos muy contentos de que ahora sea una opción de tratamiento en varios países europeos", ha concluido.

 

 

Sobre Rubraca® (rucaparib)

Rubraca es una molécula pequeña, oral, inhibidora de PARP-1, PARP-2 y PARP-3 que se está desarrollando para múltiples tipos de tumores, incluyendo cáncer de ovario y cáncer de próstata metastásico resistente a castración (mCRPC), como monoterapia y en combinación con otros fármacos antitumorales. También se están realizando estudios exploratorios en otros tipos de tumores.

Uso autorizado de Rubraca® (rucaparib) en la Unión Europea (UE) e información importante sobre seguridad

Rubraca está indicado como monoterapia para el tratamiento de mantenimiento de pacientes adultas con cáncer de ovario epitelial, de trompa de Falopio o peritoneal primario, de alto grado, en recidiva, sensible al platino, que responde completa o parcialmente a la quimioterapia con platino.

Rubraca está indicado como monoterapia para el tratamiento de pacientes adultas con cáncer de ovario epitelial, de trompa de Falopio o peritoneal primario, de alto grado, con mutación BRCA (germinal y/o somática), sensible al platino, en recaída o progresión, que hayan sido tratadas con dos o más líneas previas de quimioterapia con platino y que no son capaces de tolerar más quimioterapia a base de platino.

No se ha investigado la eficacia de Rubraca como tratamiento para cáncer de ovario recurrente, cáncer de trompa de falopio o cáncer peritoneal primario en recaída o progresión en pacientes que han recibido tratamiento previo con un inhibidor de PARP. Por lo tanto, no se recomienda su uso en esta población de pacientes.

Resumen de las advertencias y precauciones:

Toxicidad hematológica

Durante el tratamiento con rucaparib pueden aparecer acontecimientos de mielosupresión (anemia, neutropenia, trombocitopenia), y normalmente se observan por primera vez después de 8-10 semanas de tratamiento con rucaparib. Estas reacciones son controlables con tratamiento médico de rutina y/o ajuste de la dosis para los casos más graves. Se recomienda realizar un hemograma completo antes de comenzar el tratamiento con Rubraca, y cada mes a partir de entonces; las pacientes no deben iniciar el tratamiento con Rubraca hasta que se hayan recuperado de las toxicidades hematológicas causadas por la quimioterapia previa (CTCAE de grado ?1).

Debe instaurarse el tratamiento de soporte según el protocolo del centro para el control de los hemogramas bajos, y para el tratamiento de la anemia y la neutropenia. Se debe interrumpir o reducir la dosis de Rubraca de acuerdo con la Tabla 1 (ver sección 4.2 de la Ficha Técnica), y los hemogramas se deben vigilar semanalmente hasta la recuperación. Si los niveles no se han recuperado hasta llegar a CTCAE de grado 1 o mejor tras 4 semanas, se debe remitir a la paciente a un hematólogo para someterla a otras exploraciones complementarias.

Síndromes mielodisplásicos / leucemia mieloide aguda

Se ha informado de casos de síndrome mielodisplásico/leucemia mieloide aguda (SMD/LMA), incluyendo casos mortales, en pacientes tratadas con rucaparib. La duración del tratamiento con rucaparib en las pacientes que desarrollaron SMD/LMA osciló entre menos de 1 mes y aproximadamente 28 meses.

Si se sospecha SMD/LMA, debe remitirse a la paciente a un hematólogo para realizarle exploraciones complementarias, incluidos análisis de médula ósea y muestras de sangre para análisis citogenético. Si tras las exploraciones complementarias por toxicidad hematológica prolongada se confirma el SMD/LMA, debe interrumpirse el tratamiento con Rubraca.

Fotosensibilidad

Se ha observado fotosensibilidad en pacientes tratadas con rucaparib. Las pacientes deben evitar exponerse a la luz solar directa, ya que pueden quemarse más fácilmente durante el tratamiento con rucaparib; mientras estén al aire libre, las pacientes deben llevar sombrero y prendas protectoras, y usar protector solar y bálsamo de labios con factor de protección solar de 50 o superior.

Toxicidades gastrointestinales

Se han descrito con frecuencia toxicidades gastrointestinales (náuseas y vómitos) con rucaparib, generalmente de grado bajo (CTCAE de grados 1 o 2), y pueden tratarse reduciendo la dosis (ver la Tabla 1) o interrumpiendo el tratamiento; se pueden utilizar antieméticos, como antagonistas de 5-HT3, dexametasona, aprepitant y fosaprepitant como tratamiento para las náuseas/vómitos, y también se pueden contemplar con fines profilácticos (es decir, preventivos) antes de iniciar Rubraca. Es importante el manejo proactivo de estas reacciones con el fin de evitar episodios prolongados o más graves de náuseas/vómitos, que pueden provocar complicaciones tales como deshidratación u hospitalización.

Toxicidad embriofetal

Rubraca puede provocar daño fetal cuando se administra a embarazadas de acuerdo a su mecanismo de acción y de los resultados de los estudios con animales. En un estudio de reproducción con animales, la administración de rucaparib a ratas embarazadas durante el período de organogénesis dio lugar a toxicidad embriofetal a exposiciones inferiores a las de las pacientes que reciben la dosis recomendada en humanos de 600 mg dos veces al día (ver sección 5.3 de la Ficha Técnica).

 

Embarazo/contracepción

Se debe informar a las pacientes embarazadas del posible riesgo para el feto. Se debe aconsejar a las mujeres en edad fértil que utilicen métodos anticonceptivos eficaces durante el tratamiento y durante los 6 meses siguientes a la última dosis de Rubraca (ver sección 4.6). Se recomienda realizar una prueba de embarazo antes de iniciar el tratamiento en mujeres en edad fértil.

Haz click aquí para acceder a la Ficha Técnica actual. Los profesionales de la salud deben informar de cualquier sospecha de reacciones adversas a través de sus sistemas nacionales de notificación.

Sobre Clovis Oncology

Clovis Oncology, Inc. es una compañía biofarmacéutica dedicada a la adquisición, el desarrollo y la comercialización de fármacos antitumorales innovadores en Estados Unidos, Europa y otros mercados internacionales. Clovis Oncology dirige sus programas de desarrollo a subpoblaciones específicas de pacientes con cáncer y desarrolla simultáneamente, con colaboradores, herramientas de diagnóstico destinadas a dirigir un compuesto en desarrollo a la población que tiene más probabilidades de beneficiarse de su uso en aquellas indicaciones que lo requieran. Clovis Oncology tiene su sede en Boulder, Colorado, con oficinas adicionales en Estados Unidos y Europa. Por favor, visite http://www.clovisoncology.com/ para obtener más información.

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2020, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.