Farmanews.com

Notas de Prensa  

Obesidad. 06 de mayo de 2020
La seedo aconseja a las personas con sobrepeso u obesidad que reduzcan su peso post-confinamiento para afrontar mejor el posible rebrote de la infección

Para hacer frente la pandemia de coronavirus, controla tu peso

Afrontar el esperable repunte de las infecciones por coronavirus (SARS-Cov-2) y las nuevas posibles oleadas que llegarán en los próximos meses de esta pandemia con unos kilos de menos debería ser una prioridad para las personas con sobrepeso u obesidad, ya que esto les permitirá afrontar mejor esta posible infección. Así lo manifiesta la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), quien recuerda que el peso excesivo es uno de los principales factores identificados de mal pronósticoen personas que desarrollan la COVID-19, indicando también que el tejido adiposo podría desempeñar un papel importante en la transmisión de la COVID-19.

Atendiendo a la experiencia acumulada de otras pandemias y a las previsiones más realistas, existe en la comunidad científica la convicción de que habrá un rebrote en España de la infección por SARS-Cov-2, lo que invita a implementar medidas adecuadas para prevenir sus efectos nocivos sobre la salud, y en el caso de las personas con obesidad “el hecho de reducir, aunque sea mínimamente, su peso supondrá un gran beneficio”, recalca el Dr. Tinahones, que demanda“atención y precauciones adicionales para pacientes con obesidad durante esta pandemia”.

Partiendo de esta situación, laSEEDO ha elaborado un decálogo de medidas y consejosencaminado a situar la pérdida de peso como una medida preventiva esencial frente a la COVID-19, junto con a las 5 medidas básicas y bien conocidas: lavarse las manos, evitar contacto social, usar mascarillas, toser o estornudar en un papel, limpieza de superficies. Como detalla el Dr. Diego Bellido, vicepresidente de SEEDO, “consideramos indispensable incluir entre las medidas esenciales dirigidas a población general para contener la pandemia el cuidado del peso y evitar la obesidad, en base a la idea de que, si somos menos susceptibles a infectarnos por estar delgados, ayudaremos a contener pandemia”

 

Los 10 ‘mandamientos’ de una rutina saludable post-confinamiento 

1)    Controla tu peso. Si lo has aumentado, ponte manos a la obra para perderlo de forma inmediata: no esperes

2)    Busca ayuda profesionalcontrastada: no vale cualquier opción, hay mucha desinformación y mucho riesgo en las dietas o productos milagro

3)    Haz actividad física de intensidad moderada al menos 30 minutos al día. Debes conseguir sudar al hacerlo. Mejor incluso si puedes hacer ejercicios isométricos y de fuerza (por ejemplo, con pesas) 

4)    Menos coche y más bicicleta o caminar. Planea trayectos al trabajo andando. Ponte como objetivo 10.000 pasos día

5)    Deshazte de todos los alimentos hipercalóricos y procesadosque tengas almacenados 

6)    Vuelve a los alimentos frescos. Siempre 1 plato de verdura y fruta de postre en cada comida. Utiliza formas de cocinado sencillas, como plancha, vapor, asados, evitando fritos y salsas.

7)    Sorprende a tus familiares y amigos con nuevas recetas saludables

8)    Recupera tu ritmo de vida. Actívate por las mañanas y duerme por las noches 

9)   Reduce el consumo de alcohol 

10)Las personas con sobrepeso u obesidad presentan una peor evolución si padecen COVID-19. Por eso, si tienes exceso de peso, perderlo es la opción más rentable para tu salud#controlatupeso  

 

Infección y obesidad, ‘malas influencias’

Actualmente existen muchas evidencias que indican que la obesidad es un factor de riesgo para hospitalización y de empleo de ventilación mecánica en personas que han sufrido una infección por el virus de la gripe H1N1. Y en estos momentos se están empezando a generar datos que relacionan también la obesidad con la severidad de la infección por COVID-19 y un peor pronóstico.   

El IMC y el peso es significativamente mayor en pacientes con una forma grave de infección por COVID-19. Entre los fallecidos con el virus, el 88.2% de los pacientes tenían un IMC> 25 kg / m2, que es una proporción significativamente mayor que en los supervivientes (18.9%). También se ha observado en algunos estudios que la necesidad de ventilación mecánica se incrementa a medida que se eleva la severidad de la obesidad, siendo los obesos extremos los que presentan más riesgo.De hecho, como destaca el Dr. Francisco Tinahones, “los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU han reconocido que tener un IMC mayor de 40esun factor que aumenta la vulnerabilidad en esta infección”.

Existe una explicación fisiopatológica que justifica esta estrecha y perniciosa vinculación entre obesidad y COVID-19. La obesidad se asocia con una disminución del volumen de reserva espiratoria y la capacidad funcional del sistema respiratorio. En personas con obesidad abdominal, la función pulmonar se ve aún más comprometida si se encuentran en decúbito supino (por una disminución de los movimientos del diafragma, lo que dificulta la ventilación). Además, el aumento de las citocinas inflamatoriasasociadas con la obesidad puede contribuir al incremento de la morbilidad asociada con la obesidad en las infecciones por COVID-19; según detalla el Dr. Tinahones, “las personas con obesidad tienen un entorno proinflamatorio y se cree que COVID-19 puede exacerbar aún más la inflamación, exponiéndolos a niveles más altos de moléculas inflamatorias circulantes en comparación con los sujetos delgados”.  

Pero, además, por analogía con otras infecciones respiratorias, se considera que la obesidad puede desempeñar un papel importante en la transmisión de la COVID-19. Por ejemplo, en el caso de la gripe A, la obesidad aumenta la duración de la eliminación del virus (el tejido adiposo puede servir como reservorio). En el caso del SARS-Cov-2, se ha comprobado que también puede infectar el tejido adiposo y luego diseminarse a otros órganos; además, como explica el presidente de SEEDO, “la expresión de ACE2 (receptor que podría estar implicado en la entrada de COVID-19 en las células humanas) en el tejido adiposo es más elevada que en el tejido pulmonar y, por tanto, podría acumularse el virus en muy alta proporción en este tejido, retardando su eliminación”.  

 

Subir  

Subir notas de prensa y convocatorias

Próximas convocatorias   

No hay próximas convocatorias
Ver todas

Especialidades  

Busca notas de prensa por especialidad médica o enfermedad.



Ver todas

Archivo  

Busca notas de prensa por su fecha de edición.

  Selecciona el año


Copyright © 2020, Farmavet, S.L. Todos los derechos reservados.