Notas de prensa

  • 18 de marzo de 2010
  • 142

Más de 2.000 pediatras ya utilizan medicina bioreguladora en niños

Se trata de un tipo de medicamentos naturales sin efectos secundarios

Los medicamentos biorreguladores utilizan microdosis de principios vegetales y minerales y activan el sistema inmune frente a virus y bacterias

Los antipiréticos, al no permitir la fiebre como mecanismo de defensa pueden prologar los síntomas

Más de 2.000 pediatras en toda España, cerca de 400 en Cataluña, utilizan ya un nuevo tipo de medicamentos naturales que favorecen la respuesta inmunológica sin causar efectos secundarios, los biorreguladores, de venta en farmacias, por lo que están especialmente indicados para tratar infecciones e inflamaciones en niños. Son datos de la Asociación para el Estudio de la Medicina Biorreguladora (Asembior), que reúne este sábado en Barcelona a más de 150 pediatras, traumatólogos e internistas, entre otras especialidades médicas.

Los medicamentos biorreguladores, también llamados de homeopatía de segunda generación, contienen principios activos de origen vegetal y mineral, en microdosis, equivalentes a las de los mediadores de la inflamación. De ese modo, “favorecen los mecanismos de recuperación naturales del organismo, sin suprimirlos, como ocurre con fármacos como los AINEs (antiinflamatorios y analgésicos convencionales), por lo que en la práctica carecen de efectos secundarios e interacciones”, explica el doctor Jesús Agudo, presidente Asembior y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. Así se comprobó en un reciente estudio de la doctora Laura Ots, del Hospital 9 de octubre de Valencia, que demostraba la superior eficacia de un medicamento biorregulador, Traumeel, frente al tratatamiento convencional sólo (frío y vendaje). “Su seguridad y eficacia son la razón de que los deportistas de élite los utilicen”, añade el doctor Andreu Arquer, médico de la Federación Española de Atletismo en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, que participa en el simposio.

En niños, por su parte, “el resultado es más evidente, ya que tienen menos toxinas en su organismo y recuperan más rápidamente su estado de salud”, explica otra ponente de simposio, la doctora Mª Teresa Guarín, pediatra de la clínica Teknon, de Barcelona, quien recuerda que uno de estos medicamentos biorregulares, Engystol, “ha demostrado en diversos estudios que aumenta la respuesta inmunitaria del organismo a partir de la producción de interferón y la activación de los fagocitos”.

A su juicio, los estudios clínicos realizados con este tipo de medicamentos “muestran una eficacia y tolerabilidad excelentes en todo tipo de pacientes, por lo que son totalmente aptos para proteger a los más pequeños de infecciones víricas de vías respiratorias, como la gripe o los resfriados”. Además, no tienen efectos secundarios, ni contraindicaciones o interacciones, por lo que pueden ser combinados con otros fármacos.

Se ha multiplicado el uso indebido se AINEs y antibióticos
Las infecciones víricas son el principal motivo de consulta en Pediatría, destaca la doctora Guarín, “y en este invierno tan frío y prolongado se han multiplicado, así como el consumo de antibióticos y de AINEs en otitis y resfriados”. Sin embargo, asegura, “es un error administrar antibióticos frente a virus, ya que sólo actúan frente a bacterias. Por otro lado, hay que hacer un uso responsable de los AINEs, ya que pueden causar efectos secundarios”. Un reciente estudio del Servicio de Urgencias del Hospital de Sabadell en el que ha participado el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Barcelona recoge que “los efectos adversos de los AINEs son frecuentes y, entre estos, destacan, por su frecuencia y grave­dad, las complicaciones digestivas, específicamente las relacionadas con la aparición de lesiones en la mucosa gastroduodenal”. Un 30% de los pacientes que to­man AINEs, “presentarán síntomas dispépticos y de éstos un 30% tendrán una úlcera”.

Como advierte la doctora Guarín, “no siempre hay que intentar bajar la fiebre a toda costa. Los antipiréticos, al no permitir la fiebre como mecanismo de defensa normal usado por el cuerpo para combatir las infecciones, pueden incluso prologar los días de síntomas de la enfermedad”. En cambio, los medicamentos biorreguladores “ayudan a modular la respuesta inflamatoria frente al virus, permitiendo el drenaje de toxinas para el recuperar el equilibrio y el estado de salud”.

Asembior es una asociación sin ánimo de lucro destinada a la divulgación y el estudio de la medicina biorreguladora, abierta a la participación de los profesionales de la salud. Cuenta en su junta directiva con especialistas en pediatría, toxicología, medicina interna y otorrinolaringología. Más información en www.asembior.org.

Destacadas

  • Alfasigma y ASENBAR se unen para mejorar la calidad de vida de pacientes con esófago de Barrett

    Vanesa Vicente

    Alfasigma y ASENBAR se unen para mejorar la calidad de vida de pacientes con esófago de Barrett

    Leer más
  • Entre el 11% y el 27% de los adolescentes en España presentan conductas de riesgo para desarrollar un TCA

    Ariana del Río García

    Entre el 11% y el 27% de los adolescentes en España presentan conductas de riesgo para desarrollar un TCA

    Leer más
  • El encuentro internacional CTCL Forum conecta a especialistas en linfomas cutáneos para compartir las últimas novedades en su abordaje

    Alba Martín

    El encuentro internacional CTCL Forum conecta a especialistas en linfomas cutáneos para compartir las últimas novedades en su abordaje

    Leer más

Newsletter

Suscríbete para conocer las novedades del mundo farmacéutico y sanitario.

¿Qué es?

FarmaNews pone a disposición de los medios y departamentos de comunicación, un canal para publicar notas de prensa y convocatorias del mundo sanitario y farmacéutico.

Contacto

C/ Pau Clarís, 21, local 2
08780, Pallejà, Barcelona