Destacadas

El 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer

Más del 40% de los pacientes con cáncer han perdido más de 10 kilos a consecuencia de su enfermedad

· La prevalencia de la desnutrición está presente en numerosos tipos de tumores, con una mayor incidencia en el digestivo (50%), de cabeza y cuello (46%), pulmón (40%), hematológico (34%), ginecológico (32%) y colorrectal (31%). Estos y otros datos se extraen de la encuesta “Nutrition in cancer care” realizada por Nutricia, la división de nutrición especializada de Danone, con 700 pacientes de siete países europeos, incluido España.

· La pérdida de peso ha hecho que el 22% de estos pacientes hayan considerado abandonar su tratamiento oncológico, un porcentaje que asciende al 29% entre los pacientes que han perdido peso y a 35% en aquellos que han perdido más de 10 kg.

· Cada tipo de cáncer requiere de un apoyo nutricional específico para evitar la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE), que puede surgir en casos de sarcopenia, de malabsorción y tolerancia, de problemas digestivos, disfagia o cuando se presentan necesidades energéticas aumentadas. Los facultativos señalan que en cada uno de estos casos la recomendación de suplementos nutricionales específicos pueden ser clave para sobrellevar la enfermedad.

Madrid, 30 de enero de 2024.- El 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer, enfermedad de la que se han diagnosticado en nuestro país en el último año aproximadamente 280.000 nuevos casos[i]. El cáncer trae consigo algunas consecuencias que pueden afectar directamente a la recuperación del paciente. En este sentido, cabe destacar que 1 de cada 3 pacientes oncológicos presenta Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE), pero solo un tercio recibe el soporte nutricional que necesita. Asimismo, más del 40% de los pacientes con cáncer han perdido más de 10 kg como consecuencia de su tumor y más de la mitad han perdido un 10% de su peso. Estos son algunos de los datos que se recogen en la encuesta “Nutrition in cancer care” realizada por Nutricia, la división de nutrición especializada de Danone e IPSOS, con 700 pacientes de siete países de Europa, entre ellos España. 

“La desnutrición en el paciente con cáncer se asocia al tratamiento oncológico dado que, dentro de la historia natural de la enfermedad, el paciente oncológico puede requerir un abordaje multidisciplinar en el que se incluye la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Desde el punto de vista pronóstico, el estado nutricional puede condicionar la evolución posquirúrgica de los pacientes porque puede verse alterado el proceso de cicatrización y, las complicaciones postquirúrgicas, pueden alterar los mecanismos de absorción intestinal y los mecanismos de deglución”, explica la Dra. Vilma Pacheco del Servicio de Oncología del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz (Madrid).

 

La desnutrición, síntoma colateral en el transcurso de un cáncer que puede afectar a la continuidad del tratamiento oncológico

Tal y como refleja la citada encuesta “Nutrition in cancer care”, la prevalencia de la desnutrición está presente en numerosos tipos de tumores, con una mayor incidencia en el digestivo (50%), seguido del de cabeza y cuello (46%), pulmón (40%), hematológico (34%), ginecológico (32%), y colorrectal (31%). La prevalencia de la desnutrición es mayor y más grave en los pacientes de edad avanzada y en aquellos con cáncer de la vía digestiva superior, cabeza y cuello, y pulmón[ii]. Según los expertos, abordar la desnutrición es clave en los pacientes, ya que se asocia con un exceso de morbilidad y mortalidad, mayor riesgo de complicaciones, prolongación de la estancia en el hospital y peores respuestas al tratamiento oncológico.

 

La especialista apunta a que “dentro de la desnutrición se encuadra la caquexia tumoral, que representa el mayor grado de desnutrición y hasta en un tercio de los pacientes puede incrementar su morbimortalidad y conducir al fallecimiento. La caquexia por cáncer es un cuadro multifactorial en el que ocurre una pérdida involuntaria de peso y masa muscular esquelética, asociada (o no) a la pérdida de grasa corporal. La respuesta inflamatoria provocada por el tumor, la estadificación tumoral, el tipo de tumor, la ingesta y el tratamiento sistémico pueden influir en la evolución hacia caquexia tumoral”.

 

Para los especialistas, el abordaje nutricional es clave porque 7 de cada 10 pacientes con cáncer en España han perdido peso durante el transcurso de su enfermedad y más de la mitad ha experimentado pérdida de masa muscular. Esta pérdida de peso ha impactado directamente en el cumplimiento del tratamiento: el 22% de los pacientes han considerado abandonar su tratamiento oncológico, un porcentaje que asciende al 29% entre los pacientes que han perdido peso y a un 35% en aquellos que han perdido más de 10 kg.

 

Los síntomas gastrointestinales son muy habituales en el paciente oncológico y su prevalencia es muy elevada, esto puede conllevar una interrupción del tratamiento, y por lo tanto comprometer la supervivencia[iii],[iv]. Concretamente, la diarrea y los síntomas gastrointestinales se presentan en el 75% de pacientes tras una radioterapia pélvica o abdominali, el 40% tras una dosis estándar de quimioterapiaii y en la totalidad de los pacientes con dosis altas de quimioterapiaii.

 

No hay ningún cáncer igual: ante la necesidad de un tratamiento nutricional oncoespecífico

Cuando hablamos de cáncer, cada paciente es único por el tipo de tumor o tratamiento oncológico. Del mismo modo, los síntomas que impactan en su estado nutricional pueden ser múltiples y variados dependiendo del tipo de tumor y del tratamiento al que se sometan: sarcopenia (pérdida de masa muscular) y síntesis muscular, problemas de tolerancia y malabsorción, digestibilidad, necesidades energéticas aumentadas o disfagia. La sarcopenia, por ejemplo, está presente en el 39% de los pacientes oncológicos[v] y está considerada como el predictor de peor supervivencia y toxicidad aumentada en oncología[vi],[vii],[viii].

 

Según la encuesta de Nutricia, el 74% de los pacientes manifestó experimentar al menos un problema relacionado con la posibilidad de seguir una dieta adecuada, impactando este hecho directamente a su estado nutricional. Los cambios en su nutrición se han visto alterados por síntomas muy habituales como: boca seca (73%), falta de apetito (70%), estreñimiento (69%), náuseas (65%), pérdida del gusto (65%), diarrea (60%), vómitos (57%), llagas en la boca (57%) o dificultades al tragar (48%).

 

Casi la mitad de los pacientes reciben la información nutricional de la mano del oncólogo. Sin embargo, solo un 33% ha tenido consulta con un dietista o nutricionista mientras tenía cáncer. A pesar de la relevancia que tiene la nutrición médica especializada en el abordaje un cáncer, no siempre se incluye como parte del tratamiento que reciben estos pacientes.

 

Se hace necesario un apoyo nutricional específico para evitar la DRE, que puede surgir en casos de sarcopenia, de malabsorción y tolerancia, de problemas digestivos, disfagia o cuando se presentan necesidades energéticas aumentadas. Los facultativos señalan que en cada uno de estos casos la recomendación de suplementos nutricionales específicos pueden ser clave para sobrellevar la enfermedad.

 

“La intervención nutricional de mantenimiento se realiza una vez se objetiva deterioro del estado funcional y se intenta mejorar el aporte por vía oral mediante consejos nutricionales y valorar la indicación de suplementos. El objetivo en este caso es evitar la malnutrición y que las necesidades nutricionales queden cubiertas. En pacientes oncológicos está indicado valorar soporte nutricional si presentan desnutrición o riesgo de desnutrición, si la ingesta es <60% durante más de dos semanas y/o si es posible que el paciente no pueda ingerir alimentos durante una semana o más. La valoración de los pacientes debe ser individualizada porque pueden tener variabilidad en los requerimientos de lípidos/carbohidratos o de agua y sodio por lo que la indicación de tratamiento y seguimiento puede ser diferente. Los beneficios pueden ser a nivel del estado nutricional facilitando la ganancia ponderal, mejorando la calidad muscular y reduciendo la inflamación”, asegura la experta.

 

Relevancia de la suplementación nutricional

El estudio expone que tan solo el 27% de los pacientes encuestados ha recibido suplementación nutricional. De ellos, el 78% afirma que le ha ayudado a mantener o mejorar su peso y el 85% declara que le ha servido como apoyo a lo largo del tratamiento.

 

Para los pacientes que padecen sarcopenia existen suplementos nutricionales que pueden aumentar o preservar la masa y fuerza muscular, promoviendo la síntesis proteica. En los casos en los que se manifiesten síntomas gastrointestinales, los especialistas pueden incluir un suplemento nutricional que mejore el estado nutricional y la tolerancia gastrointestinal para poder enfrentarse mejor al tratamiento oncológicoi,ii,[ix],[x]. Hay opciones de alimentos de uso médico 100% lactoproteína sérica extensamente hidrolizada que pueden facilitar el vaciamiento gástrico y ayudan a mejorar la tolerancia y la absorción intestinal[xi],[xii],[xiii], reducen la incidencia e intensidad de la diarrea, mejoran el estreñimiento y otros síntomas GI y mejoran de forma significativa la intensidad de las náuseas y el dolor abdominalx.

 

Por otra parte, el 54% de los pacientes oncológicos puede presentar problemas para tragar (disfagia)[xiv]. Esta puede aparecer en el paciente oncológico por síntomas comunes como la xerostomía, mucositis, fatiga o la edad (el 61% de los pacientes oncológicos es mayor) o el propio tratamiento oncológico[xv]. En radioterapia, de la parte superior gastrointestinal, el paciente puede sufrir disfagia y mucositis, que pueden limitar la ingesta de alimentos[xvi],[xvii],[xviii],[xix],[xx],[xxi]. Adicionalmente, los tratamientos oncológicos pueden afectar a la microbiota intestinal, lo que puede afectar a la digestión y provocar dispepsia[xxii],[xxiii],[xxiv],[xxv].

 

Para estos últimos síntomas, los suplementos nutricionales plant based (basado en proteínas vegetales) pueden facilitar la ausencia de síntomas GI, así como ayudar a un incremento significativo del peso y del índice de masa corporal[xxvi].

 

“Desde Nutricia, como primera compañía B Corp en el sector de la nutrición especializada, buscamos que cada paciente oncológico cuente con soluciones nutricionales adaptadas a sus necesidades específicas, las cuales van a depender del tipo de tumor y de tratamiento que estén recibiendo y los efectos que este conlleve (síntomas gastrointestinales, tales como diarrea, vómitos, boca seca; disfagia; sarcopenia, entre otros). Es fundamental tener en cuenta que cada paciente oncológico es único. Estamos en el momento de la oncología de precisión y los suplementos nutricionales destinados a paliar la desnutrición deben ir en esa línea, de manera que puedan responder a sus necesidades y permitan facilitar y complementar su recuperación”, comenta Gonzalo Zárate, director médico de Nutricia.

 

ACERCA DE NUTRICIA

Desde 1896, Nutricia ha sido pionera en ofrecer soluciones nutricionales que ayuden a las personas a vivir más tiempo, con una mejor calidad de vida. Basándose en más de un siglo de investigación e innovación, Nutricia ha aprovechado el poder de la nutrición que salva y cambia vidas, para crear un portfolio pionero en nutrición especializada que puede cambiar la trayectoria de la salud a lo largo de la vida. Con sus soluciones nutricionales, Nutricia apoya el crecimiento y desarrollo saludable durante los primeros 1.000 días, y ayuda a abordar algunos de los mayores desafíos de salud del mundo: nacimiento prematuro; fallo de medro (crecimiento insuficiente); alergia alimentaria; enfermedades metabólicas raras; enfermedades crónicas y relacionadas con la edad, como fragilidad, cáncer, ictus y enfermedad de Alzheimer leve. Como parte de Danone, Nutricia incluye la visión de la compañía “One Planet. One Health”. Una visión que refleja la conexión entre la salud de las personas y la salud del planeta y que, por tanto, busca proteger y nutrir a ambas. Para obtener más información, visite www.nutricia.com


[ii] Marshall KM, Loeliger J, Nolte L, Kelaart A, Kiss NK. Prevalence of malnutrition and impact on clinical outcomes in cancer services: A comparison of two time points. Clin Nutr [Internet]. [consultado 18 de junio 2022] 2019;38(2):644–51.

[iii] Sanz-Paris A, et al. Nutrients. 2019;11(8):1888.

[iv] Moschen AR, et al. Curr Oncol Rep. 2022;24(7):861-874.

[v] Xia L, et al. Cancer Med. 2020;9(21):7964-7978

[vi] Surov A, et al. Clin Nutr. 2021;40(10):5298-5310.

[vii] Prado CM, et al. Proc Nutr Soc. 2016;75(2):188-98.

[viii] Rier HN, et al. Oncologist. 2022;27(11):e878-e888.

[ix] Green B, et al. Clinical Nutrition Open Science. 2023;50:1-6.

[x] Encuesta Pepinut realizada en España, 2022.

[xi] Makola D. Practical Gastroenterology. 2005;29(12):59-72.

[xii] Stanstrup J, et al. J Proteome Res. 2014;13(5):2396-2408.

[xiii] Savage K, et al. J Parenter Enter Nutr. 2012;36(1S):118S-23S

[xiv] Frowen J, et al. Support Care Cancer. 2020;28(3):1141-1150

[xv] REDECAN. Las cifras del cáncer en España. SEOM. 2021. Último acceso junio 2023. Disponible en: https://seom.org/

images/Cifras_del_ cancer_en_Espnaha_2021.pdf.

[xvi] Arends J, et al. Clin Nutr. 2017;6(1):11-48.

[xvii] Sachdev S, et al. Radiat Oncol. 2015;10:93.

[xviii] Clavel S, et al. Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2011;79(3):763-769.

[xix] Nugent B, et al. J Hum Nutr Diet. 2010 23(3):277-284.

[xx] Dalton BGA, et al. J Laparoendosc Adv Surg Tech A. 2017;27(12):1279-1283.

[xxi] Cox S, et al. Br J Cancer. 2016;115(2):172-177.

[xxii] Sakkas H, et al. Medicina (Kaunas). 2020;56(2):88.

[xxiii] Szczyrek M, et al. Nutrients. 2021;13(7):2217.

[xxiv] Prokopidis K, et al. Nutrients. 2020;12(8):2285.

[xxv] Hekmatshoar Y, et al. Life Sci. 2019;233:116680

[xxvi] Delsoglio M, et al. Front Nutr. 2023;10:1297624.

Destacadas

  • Nutricia impulsa la formación a médicos de familia sobre el deterioro cognitivo leve

    Ariana del Río García

    Nutricia impulsa la formación a médicos de familia sobre el deterioro cognitivo leve

    Leer más
  • Se presenta el primer análisis provisional del estudio PROSPER con mogamulizumab en pacientes con LCCT

    Ariana del Río García

    Se presenta el primer análisis provisional del estudio PROSPER con mogamulizumab en pacientes con LCCT

    Leer más
  • Roche revela su última innovación para la monitorización continua de glucosa (MCG) con capacidades predictivas en el 35º Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED)

    Verónica SF

    Roche revela su última innovación para la monitorización continua de glucosa (MCG) con capacidades predictivas en el 35º Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED)

    Leer más

Newsletter

Suscríbete para conocer las novedades del mundo farmacéutico y sanitario.

¿Qué es?

FarmaNews pone a disposición de los medios y departamentos de comunicación, un canal para publicar notas de prensa y convocatorias del mundo sanitario y farmacéutico.

Contacto

C/ Pau Clarís, 21, local 2
08780, Pallejà, Barcelona